9/7/07

Hugo Chávez Frías, entregará los primeros 300 vehículos ensamblados por Venirauto, empresa de capital venezolano-iraní,

Dijo el viceministro de Industrias Ligeras del Ministerio del Poder Popular para las Industrias Ligeras y Comercio (Milco), Elio Colmenares, que el acto tendrá lugar este lunes en la Escuela de Infantería en Fuerte Tiuna.
Durante un encuentro con representantes de diversos sectores de la nación ibérica, Nicolás Maduro indicó que la nación venezolana tiene su mano extendida para construir en términos de espacio práctico de cooperación y desarrollo unas culturas que tienen tantos elementos comunes.
-
El logro fue destacado por el presidente de Bolivia, Evo Morales, en la inauguración del quinto centro de diagnóstico integral, en la localidad de Aiquile, departamento de Cochabamba.
-
Ministro Ramírez:
«La producción venezolana de petróleo, hasta la fecha, es de 3 millones 70 mil barriles», dijo el ministro del Poder Popular para la Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, como aclaratoria a una información publicada en el diario vespertino El Mundo. También manifestó que es falso el despido de más de 700 trabajadores. Por el contrario, indicó Ramírez, la industria ha incorporado a más de 3 mil empleados.
La semifinal de la Copa América Venezuela 2007 tendrá como protagonistas a los equipos con mayor trayectoria del fútbol continental: Brasil, Uruguay, Argentina y México. Los próximos encuentros serán disputados el martes 10 y miércoles 11 de julio.
-
Internacional
-
Farc aceptan mediación de la Cruz Roja para entregar restos de diputados
-
Prelados latinoamericanos celebrarán XXXI reunión del Celam en Cuba
-
Farc advierte al Gobierno sobre riesgos de rescate militar de rehenes
-
Comisiones de consituyente boliviana entregarán informes este viernes
-
Diputados del Eurolat demandaron nuevo modelo económico, social y ambiental
-
Argentina celebra aniversario de su independencia
-
Comunistas de Brasil exhortan a aprobar ingreso de Venezuela a Mercosur
-
Secretario del Consejo de Seguridad ruso presentará su renuncia
-
Uribe viajará nuevamente a Estados Unidos para buscar ratificación del TLC
-
Presidente boliviano encabezará diálogo con mineros de Huanuni
-
Misión Milagro benefició a 100 mil bolivianos
-
Plan piloto de alfabetización concluirá esta semana en Uruguay
-
Comisión de concertación optimiza labor en Constituyente boliviana
-
Fidel Castro denuncia hipocresía en acciones de Estados Unidos
-
Asamblea entre América Latina y UE se compromete con la integración
-
Incertidumbre en Paquistán en torno a situación en Mezquita Roja
-
Hostilidad contra Alba critica destacado periodista peruano
-
Atentados dinamiteros marcan jornada en Bagdad
-
Inversión extranjera en Bolivia gana confianza, asegura ministro
-
Ecuador acusará a Colombia por fumigaciones que afectan salud humana
-
ABN-Venezuela/09/07/2007

Departamento de Comercio decidió nombrar con carácter interino a Ed Rappaport, un veterano meteorólogo quien era el segundo al mando

Retiran a Proenza como director del Centro Nacional de Huracanes
-
Ultimas noticias
-
"Simón Trinidad" es hallado culpable en juicio en EEUU
Cuatro hombres culpables por complot londinense del 2005
Delegación intenta resolver crisis de mezquita paquistaní
Olmert y Abbas se reunirán la semana entrante
Televisora denuncia presiones de gobierno venezolano
Siete lesionados en tercer encierro de San Fermín
Al-Qaida en Irak amenaza con guerra a Irán
» Más

Miami Broward
Pesimismo sobre futuro de escuelas en Miami
Perecen dos hombres en accidente aéreo cerca de Lakeland
Familias de militares sufren robos de identidad
Los venezolanos celebran su fiesta de independencia
Policía mata a tiros a atacante armado
Avión de US Airways hace aterrizaje forzoso
Preocupante nivel de arsénico en el Lago Okeechobee
Estudian suavizar restricción del agua
» Más

América Latina
Nicaragua: Panamá debe utilizar vías correctas en caso Alemán
Ecuador: indígenas llegan tras caminar cinco días
Cae nieve en Buenos Aires después de 89 años
México: Iglesia católica busca libertad de expresión plena
Clausuran cuatro emisoras radiales en Uruguay
Lula considera acto de justicia elección de Cristo Redentor
Gobierno boliviano declara ilegal a huelga minera
General retirado venezolano fustiga a Congreso brasileño
» Más

ESTADOS UNIDOS
"Simón Trinidad" es hallado culpable en juicio en EEUU
Shannon: Es posible diálogo con Venezuela durante mandato de Bush
Cierre parcial del gobierno de Pensilvania por lío presupuestal
Huelga de autobuses afecta a miles de usuarios en condado Orange
Piden a Bush que explique por qué conmutó la pena a Libby
Casa Blanca niega que esté debatiendo retirada de Irak
Mejora el tiempo en Texas tras semanas de inundaciones
Wall Street avanza a la espera de las ganancias de Alcoa
» Más

INMIGRACION
3 muertos tras persecución policial de inmigrantes en Texas
Conecticut: Regresan a casa 26 detenidos en redadas
Oficina de Arkansas produce noticieros para 6 mercados hispanos
Canciller mexicana critica fracaso de ley de inmigración
Informe: Teléfonos funcionan mal para extranjeros detenidos
Universidades de Iowa tratan de captar estudiantes hispanos
Oregon: Ilegales para trabajar, pero no para pagar impuestos
Alcalde de Hazleton sufre revés en guerra a indocumentados
» Más

EL MUNDO
Hotel alemán oriental recrea época comunista para nostálgicos
Canciller iraquí prevé guerra civil si EEUU se retira
Delegación intenta resolver crisis de mezquita paquistaní
India: 177 muertos por lluvias del monzón
La ONU suspende proyectos de construcción en Gaza
Denuncian ataque y detención de estudiantes en Irán
Hoy en la Historia para el 9 de julio
Cuatro hombres culpables por complot londinense del 2005
» Más

Entretenimiento
Saramago: la democracia se redujo al acto de votar
Juez: guardia podrá declarar contra Phil Spector
Helena Bonham Carter es hechicera en "Harry Potter"
Lance Bass a musical de Broadway "Hairspray"
Miss Nueva Jersey: nada ilegal en fotos de chantajista
Arranca XVI Congreso de Asociación de Hispanistas en París
Alemania rinde tributo a los Beatles
Katie Couric insegura sobre paso a CBS
» Más

DEPORTES
América: Brasil y Uruguay se reencuentran en semifinal
Sub20: Sudamérica y Africa plenos en octavos
Rivalidad de Federer y Nadal alcanza nuevo nivel
Schuster, el nuevo técnico de Real Madrid
Atlético de Madrid presenta al brasileño Cleber
América: Conmebol conmemora su 91mo aniversario
América: Júbilo en México por goleada a Paraguay
Tevez, cerca de firmar con Manchester United, dice Ferguson
» Más

NEGOCIOS

Paraguay no aprobará aún ingreso de Venezuela a Mercosur
Elevarán importaciones para combatir inflación en Venezuela
Dólar a la baja y oro en ascenso en Europa
Lula: Brasil no aceptará calumnias contra biocombustibles
Bush pide al Congreso aprobar TLCs
Cuatro empresas interesadas en refinería centroamericana
Cierra en alza bolsa de Londres
Huelga en minera chilena Collahuasi
» Más

TECNOLOGIA

Lula: Brasil no aceptará calumnias contra biocombustibles
NASA compra sanitario espacial ruso por 19 millones de dólares
Biocombustibles causan aumento en costo de cerveza en Alemania
Transbordador espacial regresa a la Florida sobre avión de carga
Avión de carga traslada a casa al transbordador espacial Atlantis
Amazon.com venderá películas independientes en alta definición
Disección del iPhone eleva títulos de fabricantes de componentes
Usuarios de AT&T se quejan por problemas de activación de iPhone
» Más

SALUD

Wall Street sube a la espera de las ganancias de Alcoa
Liga Arabe envía misión histórica a Israel
Wall Street se recupera tras informe positivo de empleos
Wall Street cerró semana en alza tras informe positivo de empleos
Rice viajará a Oriente Medio para alentar la paz
Detectan que caso de tuberculosis no es tan grave como se pensaba
Corte de un nervio podría provocar pérdida de peso
Estudio: 30% de adultos reportan problemas de alcoholismo en EEUU
» Más
-
elnuevoherald.com-USA/09/07/2007

HOY ARGENTINA

El País
-
La CGT reclamará en el Consejo del Salario que el mínimo quede por encima de la línea de pobreza
Telerman calificó de "ejemplar" el proceso de transición con Macri
El jefe de Gabinete volvió a respaldar a Miceli: "No es merecedora de la imagen que se le está planteando"
En el acto central por el Día de la Independencia, Kirchner aseguró que Cristina "va a hacer historia"
El arzobispo de Tucumán dijo que en la Argentina existe una "deuda social" que "debe ser saldada"
Alberto Fernández aseguró que Picolotti "es una funcionaria de bien"
Solá entrega a Tucumán la puerta del salón en el que se declaró la Independencia
Desde la oposición siguen los reclamos para que Miceli brinde explicaciones
Presentarán una denuncia penal contra la secretaria de Medio Ambiente
Felisa Miceli: "Alguien quiere sacar rédito político y quedarse con mi cargo"
siguientes
anteriores
1
2 3 4 5 6 7 8
-
El Mundo
-
Deportes
-
Clarin.com-Argentina/09/07/2007

La Alhambra no fue elegida


La Unesco recordó ayer que tiene una "visión" de la restauración y protección del patrimonio mundial diferente a la de los organizadores del concurso que el sábado eligió a las "Siete Nuevas Maravillas del mundo" mediante una votación popular a través de Internet. "Esa campaña respondió a criterios y objetivos diferentes a los de la Unesco en el sector del patrimonio", ha declarado Sue Williams, portavoz de la Organización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura, con sede en París. (En la fotografía, una de las nuevas maravillas: La Gran Muralla de China)
Hagan clic en el titular para ampliar la información y acceder a la galería fotográfica
inSurGente/Iñaki Errazkin/09/07/2007

Justicia para Couso

Familiares y amigos de José Couso reclaman justicia ante la Embajada de EEUU en Madrid

Familiares y amigos del cámara de Tele 5 José Couso, asesinado por el disparo de un tanque estadounidense en el hotel Palestina de Bagdad (Iraq), volvieron a concentrarse ayer ante la Embajada de Estados Unidos en Madrid para exigir que se haga justicia. El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha procesado a los tres militares de EEUU que participaron y tomaron la decisión de disparar contra la planta 15ª del hotel, desde la que Couso tomaba imágenes con su cámara. (En la fotografía de Ricardo Gutiérrez, un momento del acto.)Leer más...
inSurGente/09/07/2007

Un reto amistoso

César Antonio Molina, nuevo ministro español de cultura; por Carlos Tena

“El Jefe del Ejecutivo de su nada graciosa majestad Juan Carlos I de España, José Luís Rodríguez Zapatero, acaba de remodelar su tambaleante gobierno, nombrando para algunas de las carteras más delicadas (en lo que se refiere al desarrollo de la inteligencia y el cultivo del espíritu) a personas de talante mesurado, como César Antonio Molina (A Coruña, 1952), periodista, poeta y escritor gallego, con el que tuve el placer de coincidir en la década de los noventa, cuando el que firma ejercía sin emolumento alguno como miembro de la Junta Directiva del Círculo de Bellas Artes de Madrid, y el mentado intelectual era director de la citada entidad…”Leer más...
inSurGente/09/07/2007

Incluyan la URL en favoritos

Interesantes novedades en Cubainformación Televisión

Hagan clic en "Leer más"
inSurGente/09/07/2007

El aliado de EEUU se tambalea

El ex primer ministro paquistaní Nawaz Sharif recomienda a Musharraf que dimita ante el descontento general

El ex primer ministro paquistaní Nawaz Sharif pidió el sábado la dimisión del presidente de Pakistán, el general Pervez Musharraf, ante la creciente inestabilidad que se vive en el país y ante la posibilidad de que se intenten asesinarle para expulsarle del poder. "Debe dimitir; de otro modo, la nación de Pakistán, compuesta por 160 millones de personas, le obligará" a hacerlo, advirtió Sharif durante una conferencia de la oposición en Londres. Sharif realizó estas declaraciones un día después de que se produjesen varios disparos en una base militar cuando el avión en el que iba a viajar el presidente despegó. Leer más...
WebIslam/Prensa Latina/inSurGente/09/07/2007

Evitar el sufrimiento de unos y de otros

Alec Reid: "El Gobierno y ETA quieren el diálogo"

El sacerdote irlandés Alec Reid (en la fotografía), hombre clave en el proceso de paz en Irlanda del Norte, asegura que la clandestina organización independentista ETA dejará las armas si se crea una mesa por la paz con la participación de todos los partidos políticos, y cree que hay que fijar una fecha concreta por lo que ha puesto como ejemplo el 1 de octubre de este año. Hagan clic para ampliar la información. Leer más...
inSurGente/09/07/2007

La barbarie absoluta

¿Donde estaban "Reporteros sin Fronteras"?: la barbarie de los soldados israelíes filmada en directoVídeo de Reuters con el asesinato de un cámara palestino tendido en el suelo y el tiroteo de los que acuden a auxiliarlo. Leer más...

Ver impresionante video inSurGente/09/07/2007

Jubilaciones inoportunas

Desechos de tienta, por el magistrado en excedencia voluntaria Javier Gómez de Liaño

"(...) Dedicado a un magistrado definitivamente ido hace ahora dos meses. Quiso a su profesión lo mismo que a la mujer que amaba. Profundamente. Por eso, jamás se arrepintió de haber elegido el oficio de juez. Se fue de este mundo creyendo que no lo había hecho tan mal como, en principio, temía. Pero murió sin creer en la Justicia. La Justicia para él era como el pobre que pide lo justo para no morirse de hambre. El magistrado Joaquín Navarro ha causado baja para siempre. De la vejez no se libra más que quien muere joven. Finis miseriae mors est. El dolor de la muerte es la muerte del dolor. Se lleva mal su huida del escalafón." Hagan clic en "Leer más" para acceder al artículo completo. Leer más...
inSurGente/09/07/2007

Otra reflexión del Comandante

La tiranía mudial, un artículo de Fidel Castro Ruz

En la atractiva Declaración de Independencia de 1776, que el pasado miércoles cumplió 231 años, se afirmaba algo que de una forma u otra nos cautivó a muchos: “Sostenemos como verdades evidentes que todos los hombres nacen iguales; que a todos les confiere su Creador ciertos derechos inalienables entre los cuales se cuentan la vida, la libertad y la consecución de la felicidad; que para asegurar estos derechos se instituyen entre los hombres gobiernos cuyos justos poderes derivan del consentimiento de los gobernados; que siempre que una forma de gobierno tienda a destruir esos fines, el pueblo tiene derecho a reformarla o abolirla, e instituir un nuevo gobierno que se funde en dichos principios y organice sus poderes en la forma que a su juicio garantice mejor su seguridad y felicidad.” Era el fruto de la influencia de los mejores pensadores y filósofos de una Europa agobiada por el feudalismo, los privilegios de la aristocracia y las monarquías absolutas. Hagan clic en "Leer más" para acceder al artículo completo. (En la imagen, la firma de Fidel.)Leer más...
inSurGente/09/07/2007

Occidente mata sin piedad

Fuerzas de la OTAN asesinan a más de 100 civiles afganos. Mujeres y niños, entre las víctimas del bombardeo en Farah

Más de un centenar de personas fallecieron a causa de los ataques aéreos de las fuerzas militares afganas y de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en la provincia de Farah, en el oeste de Afganistán, según testimonios de varios civiles y de las autoridades locales. Haji Judairam, responsable de un consejo de distrito en esa región, resumió la situación diciendo que "han muerto mujeres y niños, y 13 viviendas han quedado destruidas". Según él, el total de "víctimas no beligerantes de los bombardeos de la OTAN en Farah asciende a 108". Aumentan hasta cifras espantosas los “asesinatos colaterales que rompen la estrategia de manipulación de la opinión pública”, según nos explicaría –muy convincentemente- Zapatero.Leer más...
Aporrea/inSurGente/(07/07)Agencias-Kabul/09/07/2007

La partitocracia se protege

De la libertad de expresión, un artículo de Lidia Falcón

Después de la publicación de mi artículo Treinta años de paciencia he recibido multitud de críticas por no haber hablado de las grandes ventajas que la democracia ha comportado para nuestro país. Voy a hacerlo, por tanto. Para empezar, veamos cómo se cumple la libertad de expresión. Porque aunque opinar no comporta habitualmente riesgos, lo que no resulta tan fácil es difundir esas opiniones en el feudo cerrado de los medios de comunicación dominantes. Hoy puedo constatar que escritores de valía ven rechazados sistemáticamente sus artículos en los periódicos de gran difusión sin explicación alguna y sé, porque al final en esta aldea española todo se sabe, que las listas de indeseables por su ideología demasiado izquierdista, y su irreductible coherencia, se imponen por los directores de medios, incluyendo los de titularidad pública. Más de uno ha recibido la llamada del director recomendándole que corrigiera el artículo. Si se ha negado, el artículo no se ha publicado. Leer más...
inSurGente/09/07/2007

Iraq, beneficios escandalosos

Finalmente; un artículo de Juan Gelman

“La máscara de la llamada guerra antiterrorista y en pro de la democracia y la libertad ha caído por completo como hoja seca en otoño. El rostro es negro: la Casa Blanca y Downing Street imponen a Irak contratos leoninos en materia de petróleo. Presionan al gobierno títere para que imponga la Ley Iraquí de Hidrocarburos. (…)John Negroponte, el segundo del Departamento de Estado, acaba de visitar Bagdad para apurar la promulgación de la LIH: lo respaldaban 160.000 efectivos militares estadounidenses y un ejército de civiles contratados aún mayor. ¿Alguien suponía que esta guerra es por petróleo? ¿Eh?”. Leer más...
Koeyu Latinoamericano/inSurGente/09/07/2007

Contra la manipulación e intoxicación

Garzón, libertad de expresión y propaganda de guerra, un artículo de la historiadora Alizia Stürtze

Se trata, entre otras cosas, de difundir a gran velocidad y con mucha repercusión e insistente repetición noticias falsas o deformadas, de generar «ruido informativo», para lo cual parten de cinco reglas básicas: 1) bloquear una noticia molesta hasta que ésta pierda interés (casos claros de tortura; masacres de poblaciones civiles...); 2) distraer la atención con noticias que ocultan los objetivos reales (el supuesto enjuiciamiento de Ibarretxe o de Patxi López en vascongadas mientras Otegi está encarcelado de verdad; la captura de dos soldados israelíes en la frontera libanesa para justificar la invasión del país...); 3) denigrar las fuentes de información no controladas o simplemente estrangularlas (Gara acerca de los contactos ETA-Gobierno español/PNV; Al-Jazeera o Al-Manar sobre la ocupación de Irak o del sur libanés); 4) concentrar el «debate» en detalles irrelevantes con respecto a sus propósitos reales (la «violencia» de echar pintura roja y gualda en ciertas sedes partidistas vascas; el uso del burka como excusa para invadir Afganistán); 5) proyectar todas las responsabilidades sobre un chivo expiatorio, que lo es por encima de lo ladrón o tirano que haya sido (el Roldán del PSOE de Felipe González; la maldad de Milosevic o de Sadam Husein).Leer más...
inSurGente/09/07/2007

Las manos limpias del Tío Sam

La naturaleza de la guerra: Guerra de destrucción masiva unilateral, y guerras sucias y encubiertas de gran intensidad. Mercenarios superan a soldados estadounidenses en Iraq

EEUU ha ensayado todo tipo de estrategias en Iraq. En tiempos de Paul Bremer -el primer virrey colonial-Washington liquidó toda la administración pública iraquí; y destruyó o se apropió de todo el patrimonio colectivo, que no había arrasado durante los diez años de embargo armado con continuas acciones aéreas y operaciones de bombardeo de gran envergadura. Después vino el intento de construir un gobierno títere -apoyado por la ONU y los aliados fieles-; y de aislar y destruir a la guerrilla, creando la imagen de un Iraq atacado desde el exterior por Al Qaeda. Fracasado esa estrategia “político militar”, los cerebros del Pentágono y del Consejo de Seguridad Nacional de los EEUU han jugado a todas las cartas posibles, desde la guerra sectaria hasta la partición del país. Finalmente, han recurrido a la guerra sucia realizada por el “nuevo ejército iraqui de Maliki” y por los escuadrones de la muerte transformados en un enorme ejército mercenario. Ahora están combinado y superponiendo todas las maquinarias de matar: el ejército profesional reclutado por las fuerzas armadas estadounidenses, y los dos ejércitos paralelos: el de los “contratistas civiles”, y el de los matarifes que ha organizado y que supervisa Negroponte bajo el control operativo de los aliados locales de los EEUU. Así ha nacido el caos sangriento que intenta gobernar el presidente Bush. Según ha informado el diario Los Ángeles Times el Ejército de los EEUU paga los servicios de unos 180.000 mercenarios, cifra superior a la de los 160.000 soldados del pentágono desplegados en la zona.EEUU ha ensayado todo tipo de estrategias en Iraq. En tiempos de Paul Bremer –el primer virrey colonial- Washington liquidó toda la administración pública iraquí; y destruyó o se apropió de todo el patrimonio colectivo, que no había arrasado durante los diez años de embargo armado con continuas acciones aéreas y operaciones de bombardeo de gran envergadura. Después vino el intento de construir un gobierno títere -apoyado por la ONU y los aliados fieles-; y de aislar y destruir a la guerrilla, creando la imagen de un Iraq atacado desde el exterior por Al Qaeda. Fracasado esa estrategia “político militar”, los cerebros del Pentágono y del Consejo de Seguridad Nacional de los EEUU han jugado a todas las cartas posibles, desde la guerra sectaria hasta la partición del país. Finalmente, han recurrido a la guerra sucia realizada por el “nuevo ejército iraqui de Maliki” y por los escuadrones de la muerte transformados en un enorme ejército mercenario. Ahora están combinado y superponiendo todas las maquinarias de matar: el ejército profesional reclutado por las fuerzas armadas estadounidenses, y los dos ejércitos paralelos: el de los “contratistas civiles”, y el de los matarifes que ha organizado y que supervisa Negroponte bajo el control operativo de los aliados locales de los EEUU. Así ha nacido el caos sangriento que intenta gobernar el presidente Bush. Según ha informado el diario Los Ángeles Times el Ejército de los EEUU paga los servicios de unos 180.000 mercenarios, cifra superior a la de los 160.000 soldados del pentágono desplegados en la zona.
-
En “Leer más”, ampliación de la noticia y dos vídeos: uno de un bombardeo nocturno guiado por observación aérea; el otro de ataques de varias organizaciones de la resistencia
inSurGente/A.M./09/07/2007

Tropas de paz

Polis buenos y malos en la agresión imperial contra el Líbano, un artículo de Manuel Muñoz Navarrete

"En estos tiempos extraños, parece que la clase política intenta poner a prueba los límites de nuestra capacidad para sentir vergüenza ajena. Por eso, y soy el primero en lamentarlo, cada vez resulta más fácil contestar a esa eterna y machacona pregunta del acostumbrado coro: por-qué-no-votaste-a-Izquierda-Unida-Algo-es-algo. Abre uno la revista Tiempo por no encontrar nada mejor en la peluquería y se encuentra con una entrevista a Gaspar Llamazares. A ver qué dice este hombre… "Tras la sorpresa y el estupor, no se esperaba un atentado como éste porque no es el lugar más peligroso en el que estamos, creo que hay que estar preparados para cualquier cosa con nuestras tropas en el exterior. Pero, si hay una presencia legítima, ésa es la del Líbano, donde no sólo hay una resolución de Naciones Unidas, sino que estamos formando parte de los Cascos Azules. Es decir, somos tropas de paz." Hagan clic en "Leer más" para acceder al artículo completo. (En la fotografía, tropas españolas parten hacia el Libano.)Leer más...
inSurGente/09/07/2007

El poker de jotas debe responder

Apuntes sobre derecho policial detrás de un desalojo; un artículo de Antón Corpas

“Ha pasado exactamente una semana. Tres golpes fortísimos, ruido de cristales, salto corriendo de la cama, al balcón: «la policía, están en La Breva» —le digo a alguien entre un grito y un susurro—, «están aquí dentro» —me responde—, y los veo, parados, desde el hueco donde estuvo una escalera. Después la puerta del pasillo se deshace a patadas, nos conducen a una habitación de la planta baja, a duras penas puedo llamar al abogado mientras un mastuerzo me grita a la cara y trata de impedirlo. Hasta aquí nada especial, hay quién las ha vivido peores, mucho peores. (…)Al comenzar el proceso de «La Breva», el abogado designado por turno de justicia gratuita se vio en la obligación de hacernos saber que él, al contrarío que nosotros, sí creía en la justicia. No se si llegados a este punto del proceso mantiene la misma fe en la institución judicial. Pero, en cualquier caso, me pregunto como se define en las facultades de derecho la capacidad del estamento policial para determinar o influir en quien se defiende y quién no, o en como y cuando finaliza un proceso judicial. ¿Qué pasa cuando son las necesidades del aparato policial las que marcan los ritmos y los tiempos del aparato judicial? Es una pregunta que debería responder el poker de jotas de la Conselleria de Interior, Joan Delort, Joan Saura y Joan Boada (*), por riguroso orden jerárquico. (Joan Saura, en la fotografía).Leer más...
inSurGente/09/07/2007

Dos políticas y una ética

09/07/2007
Conferencia en el auditorio Che Guevara, UNAM
-
Queremos agradecer a los compañeros y compañeras de los grupos y colectivos que se agrupan en el “OkupaChe”, el apoyo que nos han brindado para la realización de esta mesa redonda.
Allá arriba nos ofrecieron otros lugares, “mejor acondicionados”, dijeron, “más cómodos”. Como si la ética y la política fueran una cuestión de comodidad, y como si para los zapatistas fuera lo primordial el espacio y no el oído que, generoso, nos dan ahora ustedes.
Y esto lo escribo antes de decirlo, suponiendo que alguien acudió a esta mesa redonda que, para estar a la moda, ocupa ya el primer lugar de deslindes. Ya sólo faltaba que la propia mesa se deslindara.
Ética y Política. Fue a nosotros que se nos ocurrió este tema. En el vaivén mediático que ofrece píldoras somníferas a quien no quiera velar, desvelar y develar la realidad, hay varias cosas que están quedando como ausentes. El Poder parafrasea a Pablo Neruda y nos canta, con estridencia, “Me gusta cuando callas porque estás como pendiente”… de lo que digo, y estás como distante… esperando la próxima venta de temporada, es decir, las próximas elecciones”.
Fue entonces nuestra idea de que hay que nombrar lo ausente, lo que ahora aparece no sólo como que se excluye mutuamente, la ética y la política en este caso, sino que también se presenta como si fuera lógico, razonable, comprensible, justificable, aplaudible… y los “ibles” que se les ocurran.
Nombrar lo ausente, es uno de los modos de avivar la memoria que se dirige también hacia delante. Y elegimos precisamente el tema de la ética, no sólo para señalar su destierro y ausencia de la política de arriba, a más de su acorralamiento en el espacio de la academia; también para señalar o apuntar algunas pistas para que, en el abajo que estamos levantando, se abracen al fin la ética y la política en la única forma que pueden hacerlo, es decir, siendo “otras”.
Cuando sólo de palabras se trata, no pareciera haber ningún problema en hablar de ética y política. Se pueden escribir libros, dar clases, hacer investigaciones y, a veces, hasta participar en mesas redondas. Claro, siempre y cuando no sean en el Ché Guevara de Filosofía y Letras de la UNAM.
Pero ¿llevarla a un lugar rector del quehacer político propio? Vamos, eso es de ingenuos, puristas o de candorosos idealistas enfermos por el calendario de la juventud. Ya vendrá la realidad a cantar los versos que dicen: “Juventud, divino tesoro, ya te vas para no volver, cuando quiero un puesto (o una beca) lloro, y a veces lloro sin querer”
Pero, si vamos a nombrar lo ausente, entonces preguntemos que se fizo de ello:
¿Cuándo y cómo fue que la ética y la política tomaron esos caminos?
La ética, el camino aséptico y mediocre de la academia.
La política, el camino del cinismo y la desvergüenza “realistas”.
¿Cuándo fue que la intelectualidad progresista renunció al análisis crítico y se convirtió en triste plañidera de las derrotas y fracasos de una parte de la clase política que ya lleva varios años muerta?
¿Cuándo se operó esa mágica alquimia que hizo de los intelectuales progresistas los justificadores, y no pocas veces los aduladores, del quehacer de una “izquierda” tan entre comillas y tan a la derecha, que tienen que hacer malabares para sacarla de su ubicación real en el espectro político?
¿Cuándo fue que la ética dejó de ser un referente y fue sustituida por las encuestas, el rating, las aglomeraciones de masas o de votos, y llegar a comparar, así, el plantón contra el fraude electoral del 2006 con el reciente concierto de Shakira en el zócalo?
“Hay que estar donde está la gente”, dijeron entonces. Así que seguramente estuvieron ahí, cuando la Shakira demostraba lo que yo, humildemente y con mis modestas habilidades, le enseñé. Sí, eso fue hace mucho tiempo. Ahora, ya con trabajos muevo las caderas cada tanto que me acomodo en el asiento, en los largos viajes de nuestro recorrido por el Otro México, el de abajo, el de la izquierda sin comillas, sin presupuestos y sin corresponsales asignados.
Pero ya me estoy yendo por otro lado, cuando lo mejor sería estarse viniendo. Bueno, ya, basta de albures. Estamos hablando de cosas serias y debemos ponernos serios, formales, aburridos.
Volvamos pues a las preguntas:
¿Cuándo fue que la corte parásita de la clase política mexicana, y analistas y locutores que la acompañan, se convirtió en un desordenado equipo de bufones sin público y sin comedia?
¿Cuándo fue que las noticias sobre los avatares de la clase política desplazaron, a la baja en el rating por supuesto, a la barra cómica en los medios electrónicos?
¿Cuándo fue que el reiterado proceso de suplantación de identidades empezó a ser aclamado, si era (o es), como en esta universidad, la Nacional Autónoma de México, una imposición en donde cada quien busca no quedarse fuera, y a cambio le ofrece el aliño a una “izquierda” tan bien portada que no sólo “luce” en las fotos, también contrasta con esta generación de jóvenes (es decir, nosotros, nosotras, la banda, la raza, los fachosos, los otros, los sucios, los feos, los malos, y, bueno, ya que estamos en lo de la equidad de género, pues también las sucias, las feas, las malas –y que lo digas-); nosotras, nosotros, las jirafas y jirafos que encontramos, no el análisis crítico, sino el desprecio, la burla y la persecución de quienes se autodenominan “la clase pensante”?
Mire joven, la diferencia fundamental entre la Torre de Rectoría y el auditorio Che Guevara es el presupuesto. A mí qué me importa lo que se haga ahí abajo si no puedo anunciarlo en la gaceta universitaria y cobrarlo en facturas “all included”. Por favor, joven, sea usted realista: la comunidad universitaria está aquí arriba. Allá afuera están los clientes, sí, los clientes a la hora de los laboratorios, las becas, los cursos, las inscripciones, los puestos y… los cambios en las direcciones y la rectoría. ¿La ética? Mmh… me suena. ¿En cuánto se cotiza?
¿Y qué se fizo de la “izquierda” (ya llevo tantas comillas para “izquierda” que temo que se le acaben al teclado) que caminó lo electoral (algo comprensible y valedero) y a su paso fue dejando los principios, es decir, la identidad, como si fuerab no sólo un montón de escombros, sino también un lastre?
En un extraño razonamiento, los fracasos evidentes no llevaron a replantear el lugar de los principios de un quehacer político que se reclamaba, y reclama, como una lucha por la justicia, ésa eterna ausente en el México de Abajo –y del mundo, dicho sea de paso-.
No, si perdieron o les robaron (la diferencia está en la cantidad de publicidad pagada por cada bando) es porque les faltó “estrategia de medios”, que es como ahora se dice a la claudicación en los principios, al sometimiento al Rey Midas del poder que todo lo que toca lo convierte en mierda.
Y falló la “política de alianzas”, que es como ahora se llama al servil cortejo a una clase dominante que, es cierto, es coqueta, pero siempre fiel a sus intereses.
Y fallaron los acuerdos y la “unidad” a todo precio, a cualquier costo, por cualquier puesto. “Unámonos”, dijeron, pero en realidad pensaban: “subordínense”, “olviden”, “ríndanse”.
Y quien dijo y dice “¡NO!” es “sectario”, “infantil”, “juguete de la derecha”. Y arrancaron de sus paredes las fotos de los zapatistas, y en su lugar pusieron las de los calumniadores, perseguidores y asesinos de indígenas zapatistas: Gustavo Iruegas, Arturo Nuñez, Ricardo Monreal, y el autodenominado rector de la UNAM, el señorito Juan Ramón De La Fuente, entre otros.
Y prendieron sus veladoras… mientras los del otro bando prendían los reflectores mediáticos.
En México, allá arriba pueden decir, sin sonrojarse siquiera, que está bien que se golpee y encarcele a gente de abajo, gente que se la raja cada día para sacar honestamente algo qué llevar a su familia, que se le despoje de su casa, su pequeño comercio, su mercancía, su medio de vida pues, que se aplauda (o se calle, que es una forma más ruin de aplaudir) que, como en una guerra de conquista, se despoje –allá arriba dicen “se expropie”- de territorios enteros a una ciudad, para entregarlos luego a los grandes inversionistas que, basta un poco de memoria, son los héroes y aliados de hoy… y los traidores de mañana.
El caso de Carlos Slim, el aliado anteayer, el traidor ayer, el amigo hoy, el aliado mañana, el traidor pasado mañana, es el botón de lujo de la muestra oculta del Poder. Y estoy hablando de la Ciudad de México, del barrio de Tepito y de su gente, de Iztapalapa y de su gente, de Santa María La Rivera y de su gente.
Sin ningún proceso judicial de por medio, se ataca y se despoja. Y los medios suplen las órdenes de cateo, y se convierten en jueces y verdugos: “se dedicaban al narco menudeo”, señalan. Y ninguno de quienes hacen del pensamiento su trabajo, dice nada. Ni siquiera para preguntar lo elemental, es decir, “si eran narcotraficantes, ¿por qué vivían donde vivían?” En lugar de preguntas, evidencias: “Por algo será”, “se lo merecen”, “algo habrán hecho”, y entonces voltear a ver a otro lado, a un concierto en el zócalo, a una plaza llena para unas fotos donde las personas son sólo piezas en una ordenada exposición de pieles desnudas, a todo lo que no reclame compromiso, cuestionamiento, ética.
Parece que, con el embate neoliberal, no sólo se derrumbaron las reglas no escritas de la política en México y los referentes al político como “hombre de Estado”. También yacen, entre los restos del naufragio de la clase política mexicana toda: la dignidad, la decencia… y la vergüenza.
Pareciera ser que los márgenes de la honestidad y la vergüenza se han ampliado bastante, hasta tal punto que no parece haber ninguna limitante. Un extraño razonamiento que reza: “según las encuestas electorales, mis enemigos pueden ser mis amigos”, al rato Elba Esther Gordillo dejará de ser una bruja cuando se “moche” con el Frente Amplio Opositor, y será entonces una gran luchadora social y un ejemplo para el magisterio… a quien ha explotado, perseguido, traicionado y asesinado. Y los políticos son basura reciclable: ahora los nuevos “héroes” y “progresistas” son Manuel Barttlet, Javier Corral y Sauri Riancho. Seguramente el Diálogo Nacional los invitará a su próxima reunión, aunque no sé cuáles son “las bases obreras y campesinas” que tengan este trío de sinvergüenzas, ni los malabares que hagan sus dirigentes para justificarlo.
Yo sé que más de uno sacará citas de Lenin para justificar lo que se hace y deshace. Después de todo, Lenin es útil para todo… hasta para contradecirlo.
Pero estamos algo lejos de la Rusia Zarista, del Palacio de Invierno y de la Duma.
Allá arriba, el siglo XXI en México arrancó sumando, a la falta de ingenio, inteligencia y coraje, la falta de vergüenza.
Si con Miguel De la Madrid se repitió el ciclo de un presidente mediocre, seguido de un presidente cobarde (Carlos Salinas de Gortari) y luego un presidente imbécil (Ernesto Zedillo Ponce de León), con Fox y Calderón parece que se trabó el disco duro de la cibernética política porque no aparecen ni los mediocres ni los cobardes, y los imbéciles reinan, o creen hacerlo, o fingen, o no les importa siquiera no simularlo.
Felipe Calderón Hinojosa, corto no sólo de estatura, se pierde en las fotos donde abundan los verdes olivo y los grises. “¡Vamos ganando!”, dice, pero todos sabemos quiénes están incluidos en ese plural y quienes no.
Cada día que pasa hay más sangre en las calles y en los campos de México, y él oferta en el extranjero el mismo México ficticio que heredó de Fox.
Y con descaro explica a los posibles compradores: “Los muchachos (refiriéndose a soldados y policías) están limpiando el sitio. Hacen un poco de ruido, es cierto, pero pronto quedará todo limpio. Sobre todo de mexicanos, que son el principal estorbo. Verá usted cómo, pronto, donde antes había un país, habrá un terreno baldío y podrá invertir en lo que le plazca”
¡Ah! Y los medios: ahora a ponernos a elegir entre Espino y Calderón. ¿Quién será ahora el menos malo?
Lo reiteramos: allá arriba no hay nada qué hacer, ni siquiera chistes.
Por eso estamos hoy aquí, con ustedes. Porque creemos, y en nosotros “creer” es un sinónimo de “hacer”, y “hacer” un sinónimo de “luchar”, y “luchar” un sinónimo de “soñar”, que es posible construir otra forma de hacer política, y que su andamiaje principal es la ética, otra ética.
Antes he tratado de explicar que los zapatistas somos guerreros y guerreras. Y esto no sólo quiere decir que nos asumimos como luchadores, en veces a la defensiva y en veces a la ofensiva. También que tenemos una ética que poco o nada tiene qué ver con lo que se enseña o pretende enseñar en aulas, libros o mesas redondas con deslindes incluidos, sino con un compromiso.
Nuestra posición ha merecido el desprecio y la crítica de los neo apologistas de lo indefendible, es decir, del quehacer de una clase política que al lodo y la sangre que le manchan las manos, suma ahora el cinismo de presentar su claudicación como “madurez”, “modernidad” y “realismo”.
Y, qué paradójico, recuerdo ahora que nos ofrecieron comodidades para esta mesa cuadrada (tal vez por eso es despechada) a nosotros, que desde que salimos hemos sido los incómodos constantes y sonantes para ese sector del pensamiento.
José Martí dijo alguna vez que el hombre verdadero no mira de qué lado se vive mejor, sino de qué lado está el deber.
Ahora se podría decir que el hombre y la mujer de abajo y a la izquierda no miran de qué lado van las encuestas, sino de qué lado está el deber.
Y el deber, para nosotros los zapatistas, es nuestra ética, la ética del guerrero.
Ya antes hablé de su origen, de las fuentes en que abrevamos para ser lo que somos y seremos.
Ahora sólo quiero recordar lo siguiente:
La ética del guerrero se podría resumir en los siguientes puntos:
1.- Estar siempre en disposición de aprender y hacerlo. Dos son las palabras fundamentales en el andar del guerrero: “no sé”. Mientras las “cabezas grandes”, como dijera alguna vez el Comandante Tacho, opinan sobre todo y pretenden que todo lo saben, el guerrero se asoma a lo desconocido con la misma capacidad de admiración que se tiene ante algo nuevo. Cuando salimos al camino que nos marcamos con la Sexta Declaración, no repartimos juicios y recetas. Escuchamos y miramos para aprender. No para suplantar o dirigir, sino para respetar. El respeto al otro, a la otra, es como nosotros decimos “compañero”, “compañera”.
2.- Estar al servicio de una causa materializada. No se trata de luchar por quimeras, ni de engañarse sobre el enemigo, la batalla, las derrotas, la victoria. Sabemos que hay y habrá dolores, algunos sin ningún alivio posible, como el dolor de la muerte de Alexis Benhumea, nuestro compañero y estudiante de esta universidad, terminado de asesinar por el gobierno hace un año. Y hay otros que requieren un paciente cultivo de la rabia, como el de saber a nuestras compañeras y compañeros presos de Atenco: Nacho, Magdalena, Mariana, por mencionar sólo a tres de ellas y ellos.
Pero sabemos también que esos y estos dolores que no cicatrizan tienen rumbo, destino, final. Y que esa gran causa que nos motiva no inhibe o subordina las causas de todos los tamaños, sino que precisamente en ellas se materializa.
3.- Respetar a los antecesores. La memoria es el alimento vital del guerrero. El agua donde abrevamos es nuestra historia. No sólo como zapatistas, no sólo como indígenas, no sólo como mexicanos. Donde otros leen y repiten derrotas, para así justificar rendiciones, nosotros leemos enseñanzas. Donde otros ven personajes, líderes y héroes, nosotros vemos pueblos enteros cumpliendo la función de maestros a la distancia, en tiempo, geografía y modo. La historia de abajo no es sino una inmensa memoria colectiva.
4.- Existir para el bien de la humanidad, es decir, la justicia. Ojo: no dije “para tomar al poder”, ni “para llegar a un cargo público”, ni para “pasar a la historia”, ni “para desde arriba solucionar lo de abajo”. Digo, en cambio, nombrar y traer acá a esa otra gran ausente en el camino del de abajo: la justicia. Y no porque esté en algún lado, escondida, esperando que alguien que se cree iluminado la encuentre y venga y nos la obsequie, y nuestros calendarios se llenen de monumentos, bustos y estatuas, sino porque es algo que se construye como se construye todo lo que nos hace seres humanos, es decir, en colectivo.
5.- Para esta batalla que sabemos difícil, e interminable agregaría yo, debemos dotarnos de armas y herramientas que nada tienen qué ver con lo que ahora se encuentra en las páginas de cualquier periódico o en los noticieros televisivos. Armas y herramientos que no son sino las ciencias, las técnicas y las artes. Y de entre todas ellas, la de la palabra.
Por algunas circunstancias de las que ahora no voy a hablar, los zapatistas tendemos a ver y mirar mundos para los que no hay todavía palabras en los diccionarios.
Pero así como vemos las cosas lejanas como si estuvieran a la vuelta de la esquina, vemos las cosas cercanas e inmediatas con el reposo de la distancia y el tiempo que creamos con nuestra propia geografía y nuestro propio calendario.
Lo más importante (y lo más olvidado) es que el guerrero debe cultivar la capacidad de ver hacia delante, imaginar el todo compuesto y terminado, prever los subes y bajas del camino, los contratiempos y su solución. Debe ser sabio en la lucha, esto es: en determinar cuáles son los puntos esenciales de una situación, dónde deben aplicarse qué esfuerzos y cuáles combates deben ganarse o perderse.
El guerrero debe poner atención y dedicación a las cosas pequeñas y a las grandes, las superficiales y las profundas, y trazar así una especie de mapa tridimensional donde cada parte adquiere un sentido preciso según lo dicta el todo, y el todo sólo adquiere razón y legitimidad en cada una de sus partes.
Así, el guerrero debe buscar el ritmo, es decir, el acompañamiento entre las partes del todo. Y no la velocidad que termina por dejar lo importante por atender lo urgente.
En nuestra ética, entonces, se trata de no pensar indignamente, para no actuar deshonestamente. Aprender siempre, siempre prepararse, conocer todos los caminos posibles, sus pasos, sus velocidades, sus ritmos. No para todos andar, sino para saber de todos, con todos caminar y llegar con todos.
No es al hoy, a lo inmediato, a lo efímero, que vemos. Nuestra mirada llega más lejos. Hasta allá, donde se ven a un hombre o a una mujer cualquiera, despertarse con la nueva y tierna angustia de saber que deben decidir sobre su destino, que caminan por el día con la incertidumbre que da la responsabilidad de llenar de contenido la palabra “libertad”.
Hasta allá miramos, hasta el tiempo y el lugar donde alguien le regala a alguien algo. Y es tan lejos que no se alcanza distinguir si es una flor roja o una estrella o un sol lo que de una a otra mano se tiende.
Nuestra ética tiene ese destino.
No sólo por eso, pero también por eso, es que sabemos que vamos a ganar…
Muchas gracias.
-
Desde el auditorio Che Guevara, en la otra Ciudad Universitaria de la UNAM.
-
Subcomandante Insurgente Marcos.México, Junio del 2007.

Afganistán: 108 civiles muertos por bombas OTAN en la provincia de Farah

09/07/2007
Matanza de civiles en la zona italiana
Enrico Piovesana
Peace Reporter
-
Traducido para Rebelión por Gorka Larrabeiti
-
Las protestas recientes del gobierno italiano contra las repetidas masacres de civiles causadas por los bombardeos aéreos indiscriminados de la OTAN en Afganistán –“o aprendemos a apuntar bien o dejamos de disparar”, había dicho sólo pocos días antes nuestro ministro de Defensa, Arturo Parisi- no han impedido a los bombarderos de la Alianza Atlántica llevar a cabo la enésima carnicería, justo en la región occidental, de competencia militar italiana.
“Al menos ciento ocho civiles han muerto, entre ellos muchas mujeres y niños. Las bombas han destruido completamente trece casas. El gobierno debe enviar una delegación para constatar lo ocurrido”. Ayer por la mañana Hayi Jadairam, jefe del Consejo de Distrito de Balabaluk, en el norte de la provincia de Farah, denunció así los trágicos “efectos colaterales” de un ataque aéreo desencadenado por la OTAN pocas horas antes en esta región desértica a dos pasos de la frontera con Irán.
El gobernador provincial y el jefe de la policía de la provincia de Farah rehusaron confirmar o desmentir la noticia. Los portavoces de la misión ISAF-OTAN declararon que habían matado sólo a “treinta talibanes” como consecuencia de “bombardeos mirados” ordenados en respuesta a una emboscada que costó la vida a once militares afganos.
La provincia de Farah, en la parte occidental del país, recae bajo la competencia militar del Mando Regional Oeste, dirigido por el general Antonio Satta quien, desde la base tricolor de Herat, coordina las operaciones ISAF-OTAN que tienen lugar en las provincias occidentales afganas.
Es la segunda vez en poco menos de dos meses que la OTAN bombardea aldeas que pertenecen al “cuadrante italiano”. El pasado 27 de abril cincuenta y un civiles, entre los cuales había dieciocho niños y mujeres, resultaron muertos por bombas de una tonelada lanzadas desde bombarderos estadounidenses B-1 en el valle de Zerkoh, pocos kilómetros al norte de Balabaluk. Una acción que desencadenó la rabia de la población local, que salió a las calles a gritar “¡Muerte a la OTAN!”, “Muerte a Karzai”. Entonces, el gobierno italiano protestó duramente contra lo que se definió como “una extralimitación” de las fuerzas de EE.UU en el área bajo control del contingente italiano, un suceso “negativo” que no debería repetirse.
Y sin embargo, se ha repetido.
La línea del gobierno italiano, en casos tan embarazosos, es la de tomar distancia. Por la matanza de Zerkoh, al principio llegaron incluso a afirmar que los mandos estadounidenses ni siquiera les habían advertido a los italianos del ataque. Pero he aquí que luego salió a la luz que el general Satta estaba al corriente de todo y, en efecto, había predispuesto algunos helicópteros para evacuar eventuales heridos.
Quizá haya quien recuerde o quien acaso haya llegado a saber que el pasado 10 de diciembre precisamente el distrito de Balabaluk fue escenario de una ofensiva militar coordinada por el general italiano, que previó un ataque terrestre de tropas afganas y fuerzas especiales de la OTAN junto con bombardeos aéreos de la aviación OTAN contra presuntas puestos talibanes en dicha zona. Acciones en las que participaron nuestras tropas especiales, empleadas desde hace meses en misiones de combate al flanco de las fuerzas especiales estadounidenses que operan en el ámbito de la misión “Libertad duradera”. Un secreto a voces del que tiene conocimiento todo aquel que se ocupa de cuestiones militares en nuestro país, pero que nuestros políticos siguen negando.
Las matanzas de civiles causadas por bombardeos aéreos de la OTAN tienen hoy por hoy frecuencia cotidiana. El viernes, pocas horas antes de que decenas de civiles murieran bajo bombas OTAN en Balabaluk, en el otro extremo de Afganistán, en la provincia oriental de Kuanr, al menos otros veinticinco civiles resultaron muertos por bombas lanzadas por cazas aliados sobre una muchedumbre que estaba enterrando a otros once civiles muertos la víspera, casi todos ellos miembros de una única familia. La noticia la dio Shafiqullah Jatir, representante local de la Media Luna Roja, y la confirmó Abdul Sabur Allahyar, oficial de la policía local. Los portavoces de la misión ISAF-OTAN, como de costumbre, confirmaron los bombardeos diciendo que “no tenían razones para considerar que se hubieran producido víctimas entre la población civil”.
Desde principios de año, por lo menos hay 750 civiles muertos bajo las bombas de la OTAN. A estos se les añaden, según estimaciones de los mandos militares, al menos 2.200 talibanes. O presuntos tales.
-
Traducido por Gorka Larrabeiti, miembro de Cubadebate, Rebelión y Tlaxcala .
-
Este artículo se puede reproducir libremente a condición de respetar su integridad y citar a sus autores y la fuente.

Bregando con el opresor: lo único que importa es qué hacen los palestinos

09/07/2007
Entrevista al músico y novelista ex judío Gilad Atzmon*
Mary Rizzo**
PeacePalestine
-
Traducido por Germán Leyens y Manuel Talens. Revisado por Juan Vivanco.***
-Entrevistar a Gilad Atzmon no es nunca fácil, pero sí siempre interesante. Es alentador porque, llegados al final, hay tanto material acumulado que debe resumirse bastante para que la entrevista tenga una longitud aceptable y el lector medio pueda paladearla. También lo es porque Atzmon aborda sin esfuerzo, con autoridad y de manera entretenida, un amplio abanico de temas. Aunque participa con frecuencia en el blog Peacepalestine y suele publicar en él, la última entrevista formal que le hice fue en abril de 2005. Muchas cosas han cambiado desde entonces, tanto en el mundo que Atzmon suele comentar, Israel-Palestina (y los movimientos activistas surgidos de ahí), como en su propia carrera. Desde entonces, ha sacado un CD con pseudónimo , ha grabado un álbum, que pronto lanzará al mercado, con su grupo The Orient House Ensemble, ha compuesto música para la escena y se ha embarcado en un proyecto multimedia. A pesar de que me habría gustado incluir tales cuestiones en la conversación, esta entrevista no aborda los aspectos artísticos de Gilad Atzmon, pero ilumina sus ideas sobre los acontecimientos del mundo en que vivimos.- Mary Rizzo
Mary Rizzo : En relación con Israel-Palestina hemos venido escuchando durante años que la solución era uno, dos o tres Estados. ¿Cuál es la perspectiva que usted prevé?
Gilad Atzmon: A estas alturas debe quedar claro que cualquier discurso sobre la resolución que se ha de adoptar puede tener una importancia muy limitada con respecto a la realidad sobre el terreno, así que es mejor olvidarse de este asunto.
MR: Usted ha dicho en muchas ocasiones que su preocupación primordial es respaldar la liberación del pueblo palestino, lo cual puede resultar confuso para quienes ven ahora que los palestinos de los dos partidos principales del Gobierno de Unidad están implicados en los enfrentamientos armados de las milicias. ¿Cómo se puede apoyar de forma eficaz a un grupo que está dividido en facciones?
GA: Es verdad que parecen divididos y hace tiempo que somos testigos de una crisis larvada en el seno de la sociedad palestina. Pero también hace tiempo aprendí que no debemos entrometernos en este conflicto ni tomar partido por sus facciones. De todos modos, eso no es nada nuevo, los palestinos están divididos por circunstancias creadas por un Estado judío con un desprecio ininterrumpido por los derechos humanos y una política genocida.
MR: ¿Debemos entonces considerar que la división palestina es algo más o menos habitual y establecido?
GA: Es algo sintomático en sociedades oprimidas y no cabe duda de que el desprecio israelí por los derechos humanos supera todo lo que hasta ahora conocíamos. Sin embargo, lo primero que debemos hacer es reconocer dónde se sitúan tales divisiones. Hay tres planteamientos distintos y opuestos. El primero es el de los palestinos que poseen la ciudadanía israelí y luchan a favor de la igualdad de derechos. Pero tan pronto como expresan sus exigencias, totalmente legítimas, se los acusa de traición y tienen que huir de los israelíes para salvar sus vidas, como Azmi Bishara, el admirable miembro de la Knesset.
El segundo discurso surge en los Territorios Ocupados, donde los palestinos famélicos de Gaza y los de Cisjordania, que están algo mejor, exigen el fin de la ocupación. Todos piden lo mismo, y sólo recientemente podemos ver desde el exterior que los palestinos de los Territorios Ocupados están muy divididos, pero no en lo tocante al objetivo, sino a qué táctica debe utilizarse para lograr la retirada de Israel. Mientras que en Fatah están dispuestos a negociar, los líderes de Hamas creen sobre todo en el desafío.
El tercer grupo está obviamente constituido por los palestinos de la diáspora, que exigen regresar a sus tierras y a sus hogares. Muchos de ellos viven en campamentos de refugiados y es obvio que a menudo en condiciones inhumanas.
Está claro que las exigencias de los tres grupos son totalmente legítimas. Sin embargo, cualquier activista occidental a favor de la causa palestina que trate de ofrecer ayuda corre el grave peligro de respaldar una causa y olvidar las otras dos, si es que llega siquiera a ser consciente de la gravedad de la situación de las otras dos. Mientras lucha a favor del derecho al retorno, que es indudablemente el núcleo central de la causa palestina, uno puede terminar descartando la urgencia de la hambruna cada vez mayor en Gaza. Quienes luchan contra la ocupación y los que están determinados a romper el cerco corren el peligro de hacer caso omiso de los millones de palestinos abandonados en campamentos por todo el Oriente Próximo. Es evidente que la mayoría de los activistas propalestinos son capaces de apreciar la verdad y la urgencia de las tres causas palestinas. Pero el compromiso en un frente suele conducir al olvido de los otros dos.
Ésa es la razón por la que sugiero que cambiemos de enfoque. En vez de interferir en el debate interno palestino, lo que debemos hacer es identificar la raíz del problema. Mi opinión sobre el asunto es clara y simple: hay que luchar contra sus opresores. Es el Estado judío quien causó y sigue causando el sufrimiento de los palestinos. Es el Estado judío quien emplea las tácticas del divide y vencerás. Es a los grupos de presión de Israel en todo el mundo a los que debemos enfrentarnos. Son Israel y sus asombrosamente poderosos grupos de presión en Washington y en Europa quienes mueven los hilos de la miseria en Gaza, no las luchas entre palestinos. No hay otra salida: es imposible terminar con la opresión si uno se niega a enfrentarse con el opresor.
MR: ¿Cuál es entonces su papel? ¿Es posible que usted ya no se considere un activista o que incluso haya dejado de ser un artista político?
GA: En lo que a mí respecta, estoy inmerso en el estudio de la complejidad del mundo judío. Quiero comprender la noción de la fraternidad racial judía, las relaciones entre el Estado judío y el mundo judío, entre Israel y el pueblo judío, entre judeidad y sionismo. Quiero descubrir si hay alguna diferencia categórica real entre sionistas y “judíos contra el sionismo”, porque hasta donde me alcanza el entendimiento creo que ambos se dedican a actividades racialmente orientadas.
MR: ¿Está el mundo judío directamente implicado en la opresión? ¿No sería más directo ocuparse exclusivamente de Israel y de los estados que lo apoyan? Todos sabemos que a veces los ciudadanos de un estado no respaldan por completo a sus dirigentes y esto es verdad tanto en Occidente como en otro lugar. ¿Por qué es diferente Israel?
GA: Estas preguntas son fundamentales. La primera pregunta que debe plantearse es ¿qué es el “mundo judío”? ¿Es el mundo de todos los judíos vivos? ¿Existe ese mundo? ¿Existe esa entidad colectiva? La respuesta es NO, pero es sintomático que los políticos étnicos judíos hablen de manera colectiva, ya sea en nombre del Holocausto o de sus víctimas, los que sufren. Como es bien sabido, tras la masacre de Yenín, Sharon declaró que se había ejecutado en nombre de los judíos. ¿Había recibido Sharon el mandato para decirlo? La verdad es que no. Tal como parece, hay un conjunto bastante ordenado de organismos judíos que apoyan al Estado judío en nombre de los judíos y también otros grupos minoritarios, mucho menos ordenados, que se enfrentan a Israel en nombre de los judíos. Estas dos identificaciones políticas opuestas no nos enseñan nada sobre el mundo judío, pero sí bastante sobre la tendencia política judía a hablar en nombre de los judíos. Se trata probablemente de una de las manifestaciones de la gestión política judía dentro de un ambiente democrático liberal.
No podría asegurarle que Moshe Cohen, de Golders Green London, esté respaldando la opresión israelí, pero sí puedo decirle categóricamente que la opresión israelí se perpetra, en parte, en nombre de Moshe Cohen. Esto nos deja en una situación muy complicada. Supongamos que Cohen no está de acuerdo con Israel. En tal caso podría reaccionar políticamente como un judío, podría fácilmente gritar, “¡No en MI nombre judío!”, pero eso implicaría culpar a todos sus hermanos por apoyar a Israel, lo cual significaría el reconocimiento de la reivindicación israelí de que, efectivamente, actúa en nombre de los judíos. El Ministro de Relaciones Exteriores israelí podría afirmar después de la siguiente masacre que ésta se ejecutó en nombre de los judíos del mundo, excepto Moshe Cohen, de Golders Green London. Por otra parte, Cohen también puede gritar, “¡No en NUESTROS nombres judíos!”, pero entonces sería tan culpable como lo es Israel de asumir una colectividad intelectual, ética e ideológica judía. Por eso creo que un judío sólo tiene dos posibilidades de oponerse políticamente a Israel: actuar como un ser humano corriente, no como un elegido, u oponerse al Estado judío en nombre de los valores judíos, lo cual sugeriría una interpretación humanista del judaísmo. Eso es lo que hacen, con cierto éxito, los judíos de la Torá.
Sin embargo, dado que Israel insiste en considerarse un Estado judío, creo que estamos en nuestro derecho de oponernos a Israel como Estado judío. Creo que si hay una lección que puede aprenderse del Holocausto, es el impacto devastador del racismo. Hemos de luchar contra el racismo. Tal como parece, en Occidente no hay ni un solo movimiento político legítimo con orientación racial, salvo los judíos, ya se trate del sionismo o de los “judíos por la paz”. Hemos de oponernos a cualquier forma de segregación racial.
MR: Pero el que un grupo activista esté organizado en torno a su raza, y aquí podíamos iniciar un debate sobre si la judeidad es una raza u otra cosa, no quiere decir que sea racista. ¿O sí? Eso haría que todos los grupos que se organizan en nombre de su raza fuesen entidades racistas. Si seguimos esta lógica, el grupo de derechos civiles NAACP, que representa a los negros de USA, recibirían este calificativo.
GA: Dividamos la respuesta en dos partes. La primera pregunta es si los judíos son una raza. La respuesta es NO, pero el activismo político judío está, por definición, racialmente orientado. Lo extraño es que Israel esté más abierto a la idea de que los judíos sean multirraciales que los judíos socialistas de Londres, que celebran su cultura yiddish pero puede que tengan muy poco en común con un judío socialista iraquí. La segunda pregunta es ligeramente más complicada. ¿Es necesariamente racista una actividad libertadora racialmente orientada? Yo diría que nunca debemos juzgar a los oprimidos. Sin embargo, que yo sepa, ningún movimiento de liberación y a favor de los derechos civiles ha impedido nunca que otras identidades étnicas o raciales se le unan. Sabemos que muchos ciudadanos blancos de USA (muchos de ellos judíos) se integraron en el movimiento de los derechos civiles. Sabemos de judíos que a lo largo de los años han formado parte de la OLP. Pero no conozco muchos goyim que se afiliaran al Bund.
MR: Si volvemos a la parte inicial de nuestra conversación, ¿su actitud consiste en no tomar partido nunca si el debate o el enfrentamiento implican solamente a palestinos?
GA: Como reconozco la injusticia histórica contra el pueblo palestino y observo la creciente barbarie israelí, mi deber moral está claro para mí. Yo sólo apoyo al pueblo palestino y sus diferentes opciones sus tendencias, incluso si son contradictorias. En vez de tratar de situar la lucha palestina en el marco de una deteriorada filosofía decimonónica de clase obrera o de cualquier otra ideología, me adapto a su llamada. Considero que Palestina y los palestinos son la vanguardia y el frente de la lucha contra el Mal moderno.
MR: ¿Cuál es el Mal moderno?
GA: Se trata, evidentemente, del sionismo y del actual anglo-usamericanismo sionizado.
MR: Entonces ¿usted no clasifica a Abbas o a Dahlan como traidores a su pueblo, como oportunistas o incluso como políticamente equivocados? ¿Se abstiene de criticarlos?
GA: Sé que hay gente de los nuestros que le reprochan a Abbas sus recientes acciones y conozco la causa. Puedo entender la frustración. Yo mismo me irrito con frecuencia, pero seré el último en reprochar cualquier acto de los palestinos. Mi obligación, o mejor, nuestra obligación, es comprender las diferentes maneras de pensar entre quienes han estado viviendo bajo la ocupación durante cuatro décadas, entre quienes fueron despojados hace sesenta años, esos que se enfrentan a la interpretación más brutal de la cosmovisión supremacista laica judía.
Mi tarea consiste en arrojar luz sobre la situación, en comprender las justificaciones de diversos actos, ofrecer las razones, dejar que actúe la razón. Estoy ahí para recordar a quien quiera escucharme que Hamas fue votado democráticamente por la mayoría del pueblo palestino en la Autoridad Palestina y eso representa tanto a Cisjordania como a Gaza. Estoy ahí para recordar a mis oyentes occidentales que nunca ha habido un sueño palestino de dos Estados: la CNN todavía está hablando del sueño palestino destrozado de la solución de los dos Estados. Estoy ahí para alertar a mis oyentes occidentales de que Shalom no es paz y de que, en realidad, no hay casi ninguna voz que se alce por la paz dentro del mundo judío.
MR: ¿Diría usted que los israelíes empiezan a comprender que la solución del conflicto puede estar lejos de su alcance?
GA: Los israelíes prevén su día del juicio final, están ahora rodeados por un desafío absoluto. Israel empieza a comprender su temporalidad y la inestimable entrevista de Avrum Burg a Ari Shavit lo deja claro. Es evidente que ya no hay espacio para hablar de soluciones, el conflicto madurará en un solo Estado palestino, lo cual es algo que me alegra mucho.
MR: Volveremos a la entrevista de Burg en unos minutos, pero ahora está usted diciendo que los palestinos nunca soñaron, como dice la CNN, con un Estado palestino al lado de uno israelí, a pesar de que la OLP lo había aprobado.
GA: En primer lugar, seamos precisos: a lo que se refiere la CNN es al sueño de un Estado palestino unificado en los territorios situados fuera de las fronteras de Israel a partir de 1967, pero si se observa el mapa puede verse que no existe semejante estado, sino Gaza y Cisjordania con un inmenso gueto judío entre ambos. Eso no es un Estado unificado. Además, la solución de los dos Estados no ha sido nunca un sueño palestino y nunca lo será. Era tal vez un posible enfoque para un acuerdo, sólo eso. Y, tal como muchos de nosotros hemos venido pronosticando durante más de una década, nunca funcionaría, porque excluye la causa palestina.
MR: Supongo que ahora, con la formación de un “gobierno técnico” dirigido por Fatah, muchos activistas sienten alivio al ver que el estrangulamiento económico contra partes de lo que sería la futura Palestina se ha aflojado con la descongelación de algunos fondos. Pero también se alegran de que Hamas esté fuera de la foto oficial, de que sus advertencias contra el hecho de que Hamas formase parte del gobierno se han cumplido. Tal vez algunos piensen en salvar lo salvable y dejar que las cosas en Gaza discurran como puedan. Cisjordania para “Palestina” y Gaza para “Hamas”.
GA: Es obvio que muchos activistas de la solidaridad con Palestina se relacionan con Fatah, Abbas y su gobierno de excepción. Estamos viviendo en un mundo que en un momento dado parecía libre. Creo que la gente ha de seguir los dictados de su corazón. Pero creo que apoyar a Palestina es respetar la elección del pueblo palestino. Eso significa felicitar a Hamas y a los habitantes de Gaza por su rebeldía. Al final, Hamas tuvo que tomar partido por la fuerza. Es realmente asombroso cuando uno lo piensa. No me sorprende que Tony Blair, que de criminal de guerra ha pasado a ser enviado especial para la paz, sancionase a Hamas, pero lo que nosotros debemos preguntarnos es: ¿Qué hicimos para respaldar la legítima elección de los palestinos?
MR: ¿Cree entonces que este momento es el ojo del huracán o que la división va a dar un giro todavía más dramático?
GA: Quiero creer que la guerra civil en Gaza ha terminado.
MR: Más que de guerra civil cabría calificarla de acción preventiva militar o paramilitar, muy socorrida últimamente en el Oriente Próximo. Hamas tomó el control de la situación antes de que Fatah diese un golpe de Estado, que era lo que se temía.
GA: Pero hay que abordarlo como parte de un panorama mucho mayor. Debemos recordar que Hamas ganó las elecciones tanto en Gaza como en Cisjordania. En términos prácticos, es el actual gobierno de excepción en Ramalá el que está cambiando, por la fuerza, un gobierno elegido. Lo hace con el apoyo de Occidente e Israel. El actual gobierno de excepción funcionará con el beneplácito israelí y con el sostén de las fuerzas de ocupación israelíes. A la larga, esto podría ser el golpe de gracia que acabaría con Fatah, un movimiento laico que había estado dirigiendo la lucha palestina durante años. Es una verdadera lástima.
MR: Obviamente usted quiere combatir a Israel por ser la causa del sufrimiento de tanta gente. Ha habido un tiempo en que parecía que no se hacían esfuerzos concretos para combatir a Israel, pero en fechas recientes se ha observado un movimiento cada vez mayor que pretende boicotear de algún modo a Israel como forma de protesta. ¿Cree usted que es una herramienta eficaz para el cambio?
GA: El boicot es algo muy complicado. Durante años hemos estado discutiendo a favor de la desinversión y el boicot. En su momento respaldé cualquier forma del boicot a Israel, a sus productos y a su cultura.
Hay algunos elementos en el boicot que son obviamente bienvenidos. Por ejemplo, el hecho de que los sindicatos del Reino Unido estén plantándole cara al mal sionista es un cambio muy importante en la buena dirección. El boicot es indudablemente una mala noticia para Israel, lo cual es una noticia estupenda en sí misma. Ayer fui a una lectura de una obra dramática, que en realidad es una adaptación teatral de mi última novela. El productor es judío y, en cierto momento, cuando estábamos hablando del significado de la obra, se puso en pie y dijo. “Ve usted, teníamos un estado judío, hoy hace ya sesenta años, y es un lugar horrible, tan horrible que lo están boicoteando. Y eso debería hacernos pensar: ¿Cuál fue el error?”. Ése es el impacto más positivo del boicot. Hace que la gente reflexione.
Pero tengo serias reservas, que me inclino a mencionar.
La primera es que hay una gran diferencia entre prohibir un aguacate y un libro. Daría la bienvenida a cualquier forma de restricción económica contra Israel y los organismos que lo apoyan, pero creo en la libertad de expresión y me opongo a cualquier forma de maccarthismo o de censura intelectual, del tipo que sea. Por eso, interferir en la libertad pedagógica no es precisamente algo que pueda defender a ciegas. A diferencia de algunos de mis amigos más progresistas, estoy contra cualquier forma de límites o quema de libros. Pero hay más, quiero escuchar lo que los israelíes y los sionistas tienen que decir. Quiero leer sus libros. Si la justicia está de nuestro lado debemos poder enfrentarnos a ellos.
MR: Por supuesto, no dejarán de escribir o proponer sus ideas y hasta podrían volverse más reaccionarios en el proceso.
GA: En realidad no creo que puedan volverse mucho más reaccionarios. La segunda reserva es que imponer un boicot es darle trabajo a un boicoteador. Si se trata de imponer un boicot académico yo esperaría que el inquisidor fuese un erudito de gran altura. Obviamente no es este el caso. La razón es muy sencilla. Los intelectuales más importantes suelen dedicarse a la erudición más que a la política sindical o a actividades de clase obrera y proletariado. Al parecer no son las mentes más privilegiadas de la vida académica británica y del pensamiento ético quienes están llevando adelante el boicot. De hecho, es al contrario, el boicot lo llevan algunos universitarios de segunda fila con muy poco que decir sobre la ética e incluso menos sobre el conflicto en cuestión. De hecho, esto se ve repetidamente en los debates televisados. El movimiento antisionista de Gran Bretaña tiene todavía que encontrar la respuesta apropiada y elocuente a los Dershowitz de este mundo.
La tercera reserva es que en lo tocante al discurso de solidaridad con Palestina puedo identificar dos modos de discusión: el ético y el político. El modo ético lo provoca obviamente una reacción humanista natural ante el interminable aluvión de imágenes sobre la actividad criminal israelí. Por otro lado, el discurso político es bastante autónomo y ajeno al conflicto. Tiene mucho que ver con el mantenimiento de algunos socialistas de la vieja escuela dentro del marchito discurso progresista occidental. Tiene poco que ver con Palestina y con las transiciones dentro de la lucha palestina. En lo relativo al boicot actual, por desgracia estamos maniobrando en el interior de un modo político, no ético. Digo por desgracia, porque la realidad palestina no es un acontecimiento aislado en la historia ni en la región. Si los universitarios estuviesen orientados por la ética tendrían que haberse preguntado qué han estado haciendo ellos, sus sindicatos y sus universidades, para detener la masacre actual en Iraq. ¿Qué es lo que hacen para oponerse al gobierno británico, que está enfangado en crímenes no diferentes de los israelíes? Me entristece y avergüenza decir que, en lo tocante al terrorismo de Estado, Blair y Olmert están bastante igualados. Y, sin embargo, los universitarios británicos esperan que los israelíes hagan algo que ellos no hacen.
No obstante, tal como he dicho antes, estoy a favor de cualquier forma de restricciones contra Israel, contra sus sectores financieros, pero al actuar políticamente mientras evitamos un debate ético estamos perdiendo la batalla frente a los israelíes y sus grupos de presión.
Lo más importante es que si decidimos apoyar un boicot universitario, quemar libros o hacer callar las ideas, entonces quiero saber por qué no vamos más allá de los universitarios o institutos israelíes. ¿No deberíamos acaso prohibir cualquier contacto con sionistas, personas e institutos que apoyan abiertamente la idea de un Estado racista? Como usted bien sabe, contrariamente a lo que pasaba con Sudáfrica, el sionismo, el núcleo ideológico sobre el que se basa Israel, es un movimiento global. ¿No deberíamos también prohibir cualquier forma de actividad racialmente orientada? ¿No deberíamos pararles los pies al universitario y difamador David Hirsh y a sus socios racialmente orientados y luego continuar con Socialistas Judíos (que son un grupo “progresista” racialmente orientado)? ¿Dónde ponemos el límite? No conozco las respuestas, pero creo que lo mejor es respaldar categóricamente la libertad de expresión, ya se trate de David Irving, de David Hirsh o incluso de Tony Greenstein.
MR: Está bien, así que usted apoya cualquier tipo de instrumento que presione y afecte económicamente a Israel, pero tiene algunas reservas acerca de boicotear las universidades israelíes en lo académico, pues el boicot limita la libertad de enseñanza.
GA: Yo incluso lo llamaría libertad intelectual. Me encanta la diversidad. Imponer un único discurso es en sí mismo un enfoque talmúdico y a eso me resisto. Dada mi formación como filósofo europeo, sé muy bien que los defensores de las ideas más instructivas de finales del siglo XIX y principios del XX hasta la Segunda Guerra mundial no eran exactamente progresistas. Cómo no decir que Heidegger fue un nazi por lo menos durante un tiempo y, según parece, tanto Lévinas como Leo Strauss fueron lo bastante osados como para admitir que podría ser el pensador más grande de nuestro milenio.
MR: Bueno, siempre habrá individuos que expresen sus ideas de una u otra manera y, en el caso de Israel, podrían buscar empleo en el extranjero, así que en este caso no parece que peligre la libertad intelectual. Pero si se declarase un boicot a las universidades israelíes ¿no sería la libertad de enseñanza en Israel un precio bajo a pagar en el caso de que resultara una herramienta eficaz para contrarrestar las prácticas israelíes? Si mucha de la investigación y desarrollo que se hace daña a los palestinos ¿no valdría la pena cortarle también la financiación?
GA: Quizá, no lo sé, por eso no me pronuncio sobre el asunto. No tengo respuestas y ni siquiera trato de encontrarlas. No soy un político ni un activista, no tengo el deber de decir “¿y ahora qué?”. Comparto mis preocupaciones con quienes son capaces de pensar con libertad y lo desean. Sin embargo, si me pide mi última palabra sobre boicots y otras iniciativas progresistas revolucionarias, adoptaré la actitud de Ben Gurion: “Lo que digan algunos sindicalistas británicos no importa, lo que importa de verdad es qué hacen los palestinos”. Me interesa mucho más la agresividad de Hamas.
MR: Sobre el asunto de la libertad de enseñanza, a Norman Finkelstein le han apartado de la cátedra en su universidad, probablemente por razones políticas, y eso podría ser un argumento en contra de mezclar la política y la erudición. ¿Qué opina sobre esto?
GA: ¿Por qué dice “probablemente”? No cabe duda de que ha sido por razones políticas. Más de una vez he elogiado a Finkelstein y su trabajo a favor del pueblo palestino. Creo que su contribución es inestimable. Yo diría incluso que la solidaridad con Palestina sería muy diferente sin él. Trato de estar al día con Finkelstein y de leer todo lo que publica. La mayoría de las veces coincido totalmente con él; en otras mi desacuerdo es marginal.
Sin embargo, sólo tengo una pequeña crítica que hacer a la actitud de Finkelstein, no a su trabajo intelectual. Si su trabajo tiene tanto valor académico como todos creemos, entonces su historia personal es por completo irrelevante para la validez de su argumentación. Por supuesto, no tengo ninguna intención de decirle a Finkelstein lo que debe hacer o decir. Finkelstein, como cualquiera, puede alegar que tiene derecho a hablar claro porque sus padres “son supervivientes”, pero eso adolece de una desventaja: sencillamente excluye a quienes no tuvieron la fortuna de ser hijos e hijas de supervivientes del Holocausto judío.
De forma similar, hace dos meses vi a Ilan Pappe, uno de los pilares de la resistencia académica al sionismo, que presentó su argumentación a favor de la solución de un solo Estado. Empezó con las siguientes palabras: “En calidad de hijo de supervivientes alemanes del Holocausto...”. De nuevo Pappe, quien para mí es una voz muy importante, por error y, por supuesto, de manera inconsciente, excluyó a quienes no eran víctimas del Holocausto. Estoy completamente seguro de que tanto Finkelstein como Pappe no están pensando en excluir a nadie, pero creo que deben evitar el uso de dicha argumentación. Estoy convencido de que sus argumentos son lo bastante sólidos como para que no sea necesario incluir esta historia personal en la discusión.
MR: Hay quienes no lo ven así, piensan que eso añade un impacto más emocional al mensaje y hace que la gente lo acepte mejor. Podrían pensar que “si los hijos de supervivientes del Holocausto están luchando contra Israel, cualquiera puede hacerlo”. Eso podría abrir una puerta que hasta ahora estaba cerrada.
GA: Lo acepto por completo. No descarto el valor emocional ni el impacto de la historia personal, pero pienso que al ser el crimen tan obvio, ya va siendo hora de abrir el discurso y darle la bienvenida a alguna forma de intervención ética e intelectual.
En cualquier caso, estábamos hablando de la argumentación académica. Y creo que, al menos desde el punto de vista intelectual, dicha táctica es contraproducente. En aras del desarrollo de la discusión, pongamos que yo me sintiese lo bastante desafortunado como para sufrir de impotencia sexual. Evidentemente, no cabe la menor duda de que tal estado psicológico y físico afectaría o incluso conformaría mi visión de la realidad. Cada vez que diese un gatillazo en la cama mi comprensión de la noción del sufrimiento humano podría dar un paso adelante adicional. Podría, con toda legitimidad, iniciar mi próxima charla sobre el conflicto palestino-israelí diciendo, por ejemplo: “En calidad de impotente puedo comprender el sufrimiento palestino, en calidad de impotente puedo sentir el dolor, puedo comprender lo que es la esperanza”. Evidentemente, sería mi impotencia lo que me conduciría, por empatía, hacia el dolor de los demás. Pero a pesar de la legitimidad de dicha posición, a pesar de que está claro que con ella celebro mis síntomas, no logro establecer un argumento intelectual. Reduzco la ética a mera compasión.
MR: Sin embargo, la simpatía puede llevar a la empatía, una cualidad necesaria para cualquier activista, que debe identificarse con el sufrimiento y dar testimonio.
GA: Lo acepto, pero me limito a dar a conocer sus aspectos académicos negativos.
MR: Pero pienso que otro aspecto crucial es que uno puede referirse ciertamente a una experiencia personal específica; sin embargo en este caso, muy al contrario de una experiencia personal como pueda ser la impotencia, estamos ante una experiencia indirecta, la de otra persona. En realidad podría ser engañoso estimular la idea de que la calidad de víctima pueda transmitirse de generación en generación y que quienes fueron supervivientes del Holocausto sobrevivieron al peor de los acontecimientos posibles, lo cual haría que cualquier otra experiencia palidezca en comparación. En cierto modo, pasa por alto la enormidad del sufrimiento humano que, como sabemos, no se limita sólo al Holocausto.
GA: De hecho, si consideramos el argumento de una experiencia indirecta como lo es un trauma de segunda mano, podríamos fácilmente refinar el modelo de impotencia. Supongamos por un segundo que mi rendimiento sexual sea de una perfección absoluta y que en realidad el impotente fue mi abuelo. Siempre puedo argumentar que la desventura de mi abuelo y la frustración de mi abuela conformaron la realidad de mi padre. Los temores de mi padre provocan mi insomnio y esos temores me convierten en una víctima que debiera recibir un suministro constante y gratuito de Viagra y otras cosas. Siento decirlo: cuando escucho que personas de mi generación dicen que son víctimas del Holocausto, me suena enfermizo y patético. Me dan lástima, ellos y también quienes los toman en serio.
Y con respecto al asunto del testimonio personal, tengo que recordar que un argumento racional debería ser aplicable y válido sin tener en cuenta el origen o las circunstancias personales de quien lo presenta. La física de Newton va más allá del sexo, la raza o la etnia. Se supone que las leyes científicas son inteligibles sin tener en cuenta la historia familiar de los que las traen al mundo. Los objetos caen a cierta velocidad, sin relación alguna con el hecho de que los padres de alguien hayan estado en Auschwitz o en Deir Yassin. En el ámbito académico nos las hemos arreglado para perder la cualidad del pensamiento racional libre. Presenciamos un rápido deterioro de la capacidad de razonamiento occidental. Estamos sometidos a esta inmensa corrección política del mundo académico. Mi consejo a los colaboradores académicos del discurso solidario es que no se den por vencidos y expresen su opinión. Que actúen como auténticos seres humanos, como pensadores éticos genuinos en lugar de como políticos reformados que, para decir lo que piensan, deben enviar nuevamente a sus antepasados a Auschwitz con el fin de obtener luz verde.
MR: En 2005 usted parecía creer que la victoria de Amir Peretz como dirigente del Partido Laborista de Israel era poco menos que una revolución. Sin embargo, al menos si una piensa en los baños de sangre sufridos por palestinos y libaneses, ha resultado un tremendo desastre. ¿Por qué fracasó de un modo tan miserable?
GA: Había buenos motivos para creer en Peretz, en que era diferente. No formaba parte de la Junta Militar ni era miembro de la elite asquenazí. La consigna electoral de Peretz fue muy sencilla: una vez que encaremos nuestros problemas sociales estaremos listos para hablar de paz con nuestros vecinos. Por cierto, Israel no está listo para discutir de paz, ni con su vecino ni consigo mismo. Peretz fue lo bastante sincero como para admitirlo. Sin embargo, no fue lo bastante modesto como para aspirar a un ministerio con orientación social. Insistió en convertirse en ministro de la seguridad, algo que lo calificaría para ser el futuro Primer Ministro. El final de la historia es conocido. A falta de los antecedentes militares necesarios, el hombre y su primer ministro reaccionaron de forma exagerada ante una simple operación de captura [del soldado israelí Gila Shalit, N. de los T.] y encajaron una completa derrota militar ante una organización paramilitar en miniatura. No cabe duda de que en cuanto Peretz ocupó su sillón en el Ministerio de defensa, dejó de actuar como un judío árabe y siguió la visión tradicional sionista, asquenocéntrica, del mundo del Muro de Hierro. Dejó que el ejército convirtiese un incidente fronterizo menor en una guerra. Sin embargo, a pesar de todo quiero creer en que, en última instancia, después de los beligerantes Barak y Netanyahu, un verdadero y genuino israelí judío árabe de segunda e incluso tercera generación podrá llegar a reflexionar sobre las condiciones pacíficas de las que gozaron los judíos en los países árabes. A fin de cuentas, el antisemitismo y los interminables conflictos pertenecen a la historia de los judíos europeos, es algo que los judíos europeos llevaron a la región. No tienen nada que ver con los judíos árabes y su historia.
Además, todavía quiero creer que si hay una posibilidad para una auténtica voluntad de paz dentro de la sociedad israelí, tendrá algo que ver con el hecho de que los judíos árabes, generalmente oprimidos en Israel, comprendan que sus verdaderos hermanos en la región son los palestinos oprimidos. Un acto semejante destrozaría, de una vez por todas, la hegemonía política asquenazí en la esfera israelí.
MR: Usted está muy involucrado en “peleas políticas” con gente que le ataca políticamente e insiste en que su influencia puede ser perjudicial para los “activistas honrados y de principios”, por utilizar una cita reciente de un bloguero que se ocupa de temas de identidad judía y los vincula con su protesta contra el sionismo. Es normal y natural que sionistas lo ataquen, pero ¿por qué son tan virulentos estos ataques cuando provienen de sectores antisionistas?
GA: En primer lugar, tratemos de ser precisos, quienes me atacan son cinco bundistas, es decir, judíos socialistas, gente cuya voz pudo ser importante en cierta etapa, pero que poco a poco se ha convertido en un lastre o incluso en ruido de fondo. Por cierto, agotan todas sus energías luchando contra mi persona y contra otros pensadores libres; promueven mociones, nos dedican blogs, pero han fracasado una y otra vez. Sin embargo, no me puedo quejar, sus ataques han contribuido mucho a la circulación de mi pensamiento. También me han ayudado a refinar mi visión del sionismo y de la identidad judía moderna.
Como sabe, no soy un político. Nunca lo he sido y no tengo intención alguna de llegar a serlo. Por el hecho de haberme involucrado con el discurso palestino durante una década he encontrado a personas extremadamente esclarecedoras. Ninguna de ellas era política o activista políticamente orientada. En realidad, siempre se veían atacadas por políticos y, en gran parte, por ese grupo en miniatura de sujetos que, por algún motivo extraño, se consideran a sí mismos judíos progresistas. Necesité cierto tiempo antes de darme cuenta de que los judíos progresistas tratan manifiestamente de lograr la hegemonía dentro del discurso de solidaridad con los palestinos. Insisten en que el caso de Israel debe de ajustarse a un espectro materialista muy limitado. Adoran la política de clase obrera.
MR: Bueno, tendrá que admitir que, en Occidente, la mayoría de los partidarios de los palestinos lo hacen desde un punto de vista izquierdista, de la misma manera que en el mundo árabe éste sería un asunto de liberación. Puede que sea inevitable que sea así, no podemos crear activistas en el vacío.
GA: No estoy de acuerdo. Lo tengo bastante claro y lo veo en mis conciertos, noche tras noche, en todo el mundo. La mayoría de los occidentales están anonadados por la brutalidad israelí. El apoyo a Palestina es una reacción ética natural. Sin embargo, cuando la gente de a pie sigue lo que le dicta su corazón y se une al movimiento de solidaridad, allí se encuentra con cierta frecuencia a un puñado de decadentes socialistas no dialécticos que insisten en decirle cómo debe pensar y qué decir según algunos textos anteriores a la Segunda Guerra mundial. Este hecho explica por sí mismo por qué casi no hay palestinos en el movimiento de solidaridad y por qué ese movimiento no se convierte en un movimiento de masas.
MR: ¿Diría usted que el pensamiento socialista está muerto?
GA: De ninguna manera, estoy totalmente a favor de una visión del mundo dinámica, dialéctica, socialista. Hace una semana toqué en un inmenso evento de solidaridad en Alemania, organizado por el Partido Comunista. Había artistas de todo el planeta. Fue un evento de solidaridad con refugiados de Iraq, Afganistán, Palestina, kurdos, iraníes. En pocos días actuaré en Marxismo 2007. De nuevo, que yo sepa, en el Reino Unido el Partido Socialista de los Trabajadores trata de no quedarse rezagado. Comprende que la clase trabajadora es una noción dinámica. Comprende que si hay una clase obrera en Gran Bretaña, esa noción ha cambiado radicalmente en los últimos 30 años.
Sin embargo, no puedo escoger sólo a quienes afirman que están del lado de los palestinos y, obviamente, si se trata de gente cuya interpretación de la realidad sólo se entiende desde el punto de vista de una política de clase trabajadora, estoy convencido de que se equivocan por completo en cuanto a la interpretación del problema de Oriente Próximo. Hacen que la realidad encaje en la visión del mundo que tienen en lugar de adaptar su punto de vista a la realidad. Tienen derecho a hacerlo mientras no traten de silenciar las opiniones de otros. Israel se considera a sí mismo como un Estado Judío y para comprender el alcance de su actividad tenemos que comprender lo que significa el judaísmo. Lo que representa la hermandad racial. Además, la revolución industrial aún no ha llegado a Gaza y, por lo tanto, las ideas marxistas nunca han llegado a ser abrumadoramente populares entre el pueblo palestino. Dicho lo cual, no me opondría a una interpretación colonial limitada del conflicto, pero la insistencia en limitar el discurso a la interpretación de la clase obrera es idiota y, en cierto modo, emblemática de esos cinco activistas judíos progresistas.
MR: Pero usted no concuerda en absoluto con su punto de vista de que la puesta en práctica de una especie de socialismo laico para palestinos e israelíes solucionaría el problema de la opresión.
GA: ¿Ha tratado de hablar de socialismo con un palestino? Yo traté de hacerlo. En general tienden a reírse o simplemente pierden interés. Marx o, mejor, digamos el marxismo, no tienen nada que ver con su realidad. Sin embargo, creo que ahora, tras 100 años de sionismo, a 60 años de la Nakba , después de 40 años de ocupación, nuestros queridos judíos progresistas socialistas, marxistas, matzpenistas, bundistas y los Socialistas Judíos han tenido suficiente tiempo para resolver el conflicto y liberarnos a todos convirtiendo la región en un paraíso rojo. Permítame revelarle por primera vez que, como activista rojo de 18 años, cuando era soldado en el ejército israelí, estuve afiliado a ciertos grupos anarquistas radicales en Israel. Al igual que el resto de mis compañeros, estaba convencido de que tarde o temprano la clase obrera árabe e israelí se uniría contra el mal colonial sionista burgués. Me costó años antes de abrir los ojos al hecho sorprendente de que no había una clase obrera judía y de que los palestinos se negaban a corresponder al modelo eurocéntrico de clases. Fue entonces cuando me di cuenta de que no me quedaba otra alternativa que guardar mi camisa roja, aunque sólo fuera por el momento.
MR: Es harto interesante, tanto el hecho del activismo de su juventud como que afirme que no existe una clase trabajadora judía. Pero, en cuanto a que los palestinos no quieran tener nada que ver con las ideas socialistas, yo diría que el caso del FPLP te contradice un poco, y ello a pesar de que son una clase diferente de socialistas, básicamente un movimiento nacionalista con ideas progresistas.
GA: Por cierto, incluso ellos desaparecieron. Además, de vez en cuando encuentro a algún que otro matzpenista palestino, sobre todo en Europa. No trato de argumentar que no existan marxistas palestinos. Sólo he llegado a reconocer el hecho evidente de que su voz es menos que marginal. No es una crítica, sólo una observación.
MR: Pero, volviendo a donde estábamos, dices que el activismo de los progresistas occidentales está atascado en una visión de la realidad que nunca existió: la creencia de que si se encaran los problemas de clase, el resto será solucionable; pero el motivo de la opresión en Israel nunca ha sido de clase, sino más bien un problema de raza, ¿no es cierto?
GA: Lo de raza puede sonar un poco abstracto. Llamémoslo hermandad racial, puntos de vista culturales supremacistas, orientación basada en la sangre, etc. En todo caso, el problema con respecto a los activistas judíos que me atacan se centra en realidad en el hecho de que mis puntos de vista van más allá de su estrecho pensamiento político. Yo me concentro en el pensamiento ético. Mi crítica contra Israel como paradigma de orientación racial denuncia también el aspecto enfermizo del socialismo judío. El argumento es tan fácil: si eres socialista, eres mi compañero y no me importa si eres judío, musulmán, negro o budista. Sin embargo, nuestros judíos progresistas insisten en importar su sistema exclusivista de lazos de sangre al discurso progresista. Al hacerlo, se sitúan dentro del discurso sionista, como los sionistas: dicen que son gente como los demás, pero ligeramente diferentes.
He de admitir que al principio tomé en serio a esa gente, a esos activistas judíos progresistas de izquierda, pero después aprendí que, en lo tocante a la pureza moral, el más ruidoso de los que protestaban en mi contra, el que trataba con mayor obsesión de enseñarme ética, en realidad tenía toda una lista de pequeñas actividades criminales. No voy a guardarle rencor por su pasado, pero no puedo permitir que un ratero venga a enseñarme, a mí o a cualquier otro, lo que es la moral. Por si no fuera suficiente, él y sus amigos fueron excluidos de diversos institutos académicos por antisemitas. Con todo el respeto debido, no puedo permitir que alguien así me llame antisemita. Sucede que otro activista progresista difamador anti-Atzmon dirigía un blog sólo para judíos en el que los ataques contra mí son bastante repetitivos. Puede hacer el blog que le dé la gana, pero está bastante claro que los judíos progresistas siempre operan en células con orientación racial y yo tengo el derecho de pensar que su blog es exclusivista y que seguirá siéndolo. Ésa es la naturaleza del club. No hay muchos Abed y Mohammed registrados en el grupo de Judíos contra el Sionismo y tampoco veo ningún artículo sobre palestinos en ese blog. Se trata obviamente un problema de segunda clase para la identidad progresista judía.
MR: Bueno, dos activistas poco conocidos en Gran Bretaña no deberían representar una gran amenaza. ¿Por qué reacciona ante sus provocaciones en vez de, simplemente, ignorarlas?
GA: En realidad, no los culparía necesariamente por provocarme, es más probable que sea yo quien los provoca. Denuncio sus falacias. En cierto momento, no hace mucho, me di cuenta de que esos bundistas representan la esencia de la centenaria tragedia judía laica. Son el epítome de la futilidad judía emancipada. Por una parte, no lograron llegar al discurso universalista. Por la otra, se quedaron desconectados de su propio patrimonio cultural. En su miseria, elogian su cultura yiddish sin comprender la función que representa ese lenguaje y sin siquiera hablarlo. Esos bundistas representan el colapso del cosmopolitismo progresista judío. En realidad, no los culparía necesariamente por provocarme. Sería imposible comprender de dónde provino el sionismo sin hacerle frente a esa singular y extraña identidad. Para mí, analizarlos no es algo diferente de visitar un safari de animales exóticos.
Como sabemos, el Bund ya no existe. En realidad fue derrotado en la Segunda Guerra mundial. En cuanto al pueblo judío, el sionismo conquistó la calle judía. El estudio de la célula británica y de su actividad me explica lo que debería corregir el sionismo. Son microcosmos de pensamiento extremo judío equivocado. Desde mi punto de vista son realmente mucho peores que los sionistas de verdad.
MR: ¿No cree que eso es una exageración?
GA: En realidad, estoy totalmente convencido de que es así. Uno de los seres más honrados entre ellos es el galardonado poeta Michael Rosen. Rosen se define públicamente como: socialista, judío laico, progresista. Recientemente descubrí que Rosen se ha estado pronunciado de manera bastante locuaz a favor del boicot. Esto, obviamente, no tiene nada malo, pero para mi gran sorpresa descubrí que el mismo Rosen, el que llama al boicot contra Israel, también participó en una tristemente célebre Semana derechista del Libro Judío en Londres como animador familiar. Para aquellos que todavía no lo entiendan, la Semana del Libro Judío está apoyada por la Embajada de Israel y por la virulenta organización judía UJIA, una organización que está ahora organizando giras de gala para el 60 aniversario del Estado israelí. Si lo considero desde un punto de vista progresista, no puedo decidir si la conducta de Rosen es traición o simplemente hipocresía consumada. Cuando se le preguntó a Rosen cómo es posible, cómo fue que él, justamente él, un entusiasta del boicot, terminase participando en un evento sionista, fue lo suficientemente estúpido como para admitir que había reflexionado en serio al respecto: “Tuve dudas sobre mi participación en la Semana del Libro Judío, así que pregunté a toda clase de gente, de cuya opinión me fío, si pensaban que era una buena idea o no”. Rosen, el que llama a boicotear las universidades israelíes, terminó acostándose con la embajada israelí.
MR: No es que yo esté familiarizada con los escritos de Rosen...
GA: Buen comentario, no hay escritos. No existe un trabajo contemporáneo ni un trabajo escrito, crítico o político. De su parte sólo hay unos pocos comentarios en foros, realmente sólo preocupados por impedir que el discurso palestino se convierta en lo que él y sus amigos llaman antisemita. En cierta medida operan como topos de la Liga contra la Difamación [organización sionista de USA, N. de los T.] dentro del discurso de solidaridad palestino. En pocas palabras, en este caso estamos ante un grado inaceptable de hipocresía e ignorancia que roza con la traición total.
MR: En algunos de sus escritos define a esos individuos como criptosionistas y como Judíos de Tercera Categoría.
GA: Temo que mi argumento sea ahora aún más concluyente. Cuando se establece que un político marxista miente, tenemos derecho a llamarlo marxista mentiroso. Cuando un político republicano espía para el enemigo, tenemos derecho a llamarlo espía republicano. Sin embargo, cuando a un paladín del boicot, que insiste en actuar políticamente bajo la bandera judía (como socialista judío o como judío contra el sionismo, etc.) lo sorprenden en la cama con algunos institutos ultrasionistas, debemos abstenernos de llamarlo judío hipócrita. Ése es el truco. Los judíos étnicos progresistas que hacen campaña están interesados en un singular discurso unilateral. Están contentos con actuar como judíos, pero se niegan a que los critiquen como judíos. Cuando actúan en política dicen que somos gente como los demás, pero cuando se los critica en política se ocultan tras su identidad racial. El que esto sea divertido o asqueroso es cuestión de gustos. Sin embargo, es una repetición total de la táctica sionista. En otras palabras, tenemos derecho a concluir que los socialistas judíos y cualquier otra forma de activismo exclusivo judío no son más que otra forma de sionismo.
Gracias a esos así llamados judíos progresistas he comprendido la validez de la crítica del cosmopolitismo judío, la extraña noción de una identidad histórica carente de territorio. Me di cuenta del motivo por el cual esos pocos bundistas no pudieron nunca establecer una solidaridad genuina con la lucha palestina. La causa palestina es primordialmente por el territorio. Los cosmopolitas podrán reconocer la miseria palestina, pero no pueden identificarse con su aspiración a recuperar su tierra. Mientras los bundistas hablan de su identidad histórica, los palestinos no necesitan hablar de identidad histórica, no tienen que inventar o reinventar su cultura. Al igual que alemanes, franceses o albaneses, simplemente viven a través de su cultura. A diferencia de los sionistas -incluidos los bundistas-, que quieren ser un pueblo como los demás, los palestinos están allí desde el principio. Son un pueblo como los demás. No tienen que buscar el renacimiento cultural. Los pueblos con orientación cultural pueden simplemente avanzar por sí mismos sin percepción de su cultura, que está moldeada y transfigurada por su propio territorio, por su cocina, por su lenguaje y su paisaje. Viven su cultura y avanzan mediante la creación.
Por eso el sionismo, con su restauración del hebreo, pudo tener más éxito que el Bund. Rosen y los su calaña hablan de su singular cultura judía, de su yiddish y, sin embargo, ni siquiera hablan la lengua. Su creatividad dentro de su propia cultura es cero. No escriben libros en yiddish, no leen periódicos en yiddish, no tienen rock&roll yiddish, no traducen nada al yiddish. Y, en todo caso, hay muy poco que traducir del yiddish. Básicamente difunden un poco de nostalgia del gueto, básicamente dicen sandeces por el gusto de decirlas. Y, como he dicho antes muchas veces, tienen pleno derecho de hacerlo, pero yo estoy aquí para recordarles que el caldo de pollo [plato típico judío, N. de los T.] no es un argumento político ni una posición moral.
MR: Así que, mientras continúa criticando a sus detractores y presenta las inconsecuencias de sus razonamientos, ellos seguirán realizando campañas de difamación en su contra, llamándolo antisemita y tratando de disuadir a la gente de que lo acojan en eventos políticos y públicos. Mientras lo sigan haciendo, seguirá teniendo usted motivos para criticar su lógica. Es una especie de círculo vicioso. ¿Se va a terminar alguna vez?
GA: Al parecer, a pesar de todas las calumnias, sobrevivo. En realidad he ganado cada una de las batallas que decidí librar. Al parecer, al combatirme sólo han logrado autoaniquilarse. Cada vez que levantan la cabeza aprendo más sobre el grado de la falsa ilusión ideológica judía secular. Será muy aburrido cuando levanten la bandera blanca, pero eso no ocurrirá jamás. A pesar de que en fechas recientes fueron humillados en el PSC AGM (Campaña de Solidaridad Palestina), a pesar de que el director de la banda fue desenmascarado como criminal convicto, a pesar de la vergonzosa conducta criptosionista de Rosen, nunca se rinden. Sólo la gente con dignidad puede admitir la derrota y la dignidad es exactamente lo que les falta. Para la gente que se miente tanto a sí misma es mucho más fácil mentir a los demás.
Aunque han logrado silenciar a algunos de los colaboradores más importantes del discurso israelí-palestino, han fracasado totalmente en mi caso. Esto se debe a dos secretos, que me complazco en compartir.
El primero: En lugar de hablar a los judíos, yo hablo sobre los judíos y me intereso básicamente en el judaísmo. Muchos de mis lectores y partidarios son en realidad judíos ortodoxos, judíos asimilados y ex judíos. Pero, obviamente, la cosa va mucho más allá de los judíos. Puesto que más de unos pocos expertos identifican el actual conflicto global con un vasto cabildeo sionista en USA, las preguntas que tienen que ver con el problema judío se hacen más y más pertinentes y populares. Hace tiempo que decidí arriesgarme a decir lo que considero que es verdad y, al parecer, la gente aprecia mi esfuerzo por buscar la verdad. Algunos judíos me han llamado antisemita, algunos sabios londinenses han formado piquetes ante mis conciertos, pero no me arredré y eso no impidió que volvieran a contratarme. Al contrario, me he vuelto mucho más popular de lo que jamás había deseado ser.
El segundo: No pertenezco a ninguna organización o religión organizada. No dejo que los políticos ingresen en mi mundo. Hablando en términos generales, desprecio cualquier forma de actividad política y de activismo en general. Creo en la orientación ética. Me mantengo independiente. A fin de cuentas, soy en primer lugar un artista y un terrorista cultural ligero.
MR: Una reciente entrevista con Avrum Burg ha despertado mucho interés. Sé que le sorprendió a usted especialmente y dijo que contenía “cambios cósmicos”. Aún a riesgo de que deba cambiar sus puntos de vista con el paso del tiempo y de que las cosas resulten menos cósmicas de lo que esperamos, ¿podría entrar en detalles sobre cómo le afectó esa entrevista?
GA: Hasta cierto punto, Burg no hizo ninguna tremenda revelación intelectual o ideológica. Sin embargo, Avrum Burg no es un hombre ordinario, no es exactamente un defensor de la solidaridad con Palestina. Al contrario, Burg ha sido durante años el máximo epítome de la israelidad y de los círculos políticos dominantes de Israel. Fue la gran esperanza de la Joven Guardia del Partido Laborista. Después de eso, fue presidente de la Agencia Judía , presidente de la Knesset [parlamento israelí, N. de los T.], candidato a la dirección del laborismo.
Debemos recordar que como presidente de la Agencia Judía , Burg fue míster Aliyah (judíos que emigran a Israel). Ahora ha cambiado de opinión: es míster Yerida (judíos que emigran de Israel). Cuando un hombre con semejante historial político se levanta y sugiere que los israelíes pidan pasaportes extranjeros y abandonen el país lo más pronto posible; cuando un hombre con semejante capacidad intelectual admite que “Israel es fascista”, debemos confesar que se nota un cambio de humor en el ambiente.
Para nosotros, el que Israel sea ciertamente fascista puede que no sea una gran revelación, pero sabemos desde hace años que la legislación israelí está orientada por principios raciales. Sabemos que el antiguo Partido Laborista israelí de Burg siempre ha estado dedicado a la creencia en el socialismo de una raza (Nacionalsocialismo). Sin embargo, ha sido Burg quien se ha levantado y ha enfrentado a los israelíes con su amarga realidad. Básicamente, lo que les dice a los israelíes es: “No somos mejores que Hitler”. ¡Y ésa es una revelación!
Pero la cosa va más lejos, Burg llega y dice: “De las tres identidades que me forman –humana, judía e israelí– siento que el elemento israelí me despoja de las otras dos”. Como judío practicante, Burg admite que la israelidad se opone al humanismo y al judaísmo. No será nada nuevo para muchos de nosotros, pero nadie había tenido nunca el valor de decir precisamente eso a los israelíes (a excepción, tal vez, de mi persona, pero yo soy sólo un saxofonista).
Sin embargo, Burg logra arrojar una luz interesante sobre la noción del sionismo y de la israelidad. En la entrevista dice: “Soy un ser humano, soy judío y soy israelí. El sionismo fue un instrumento que me llevó de la forma de ser judía a la forma de ser israelí. Creo que fue Ben Gurion quien dijo que el movimiento sionista fue el andamio para construir la casa y que, una vez establecido del Estado, había que desmantelar dicho andamio.”
Se trata, por cierto, de un detalle importante y crucial. Al parecer, el sionismo no significa nada para el judío contemporáneo nacido en Israel. El sionismo es una noción orientada hacia la Diáspora. El sionismo existe para diferenciar entre Abe Foxman y Roland Rance. Los dos son judíos, los dos operan en células políticas racialmente segregadas, pero uno es sionista y el otro antisionista (¡menuda tontería!). Cuando tiene que ver con israelíes nacidos en Israel, la idea de un Estado judío no es un motivo de celebración. Para los israelíes, un Estado judío no es algo a lo que haya que aspirar o apoyar ideológicamente. Ser israelí significa ser judío y vivir en un Estado sólo para judíos. Cuando me alisté en el ejército israelí hace 25 años, lo hice porque era la única interpretación disponible de mi judeidad. Era judío, vivía en el Estado judío y pertenecer al ejército de los judíos fue el resultado natural.
La palabra sionismo casi no tiene sentido en Israel y dentro del discurso israelí es realmente inexistente. El sionismo podrá significar algo para los colonos estadounidenses en Cisjordania o para la nueva ola de inmigrantes franceses a Israel, pero no mucho más que eso. Y si ése es ciertamente el caso, podríamos interiorizar el hecho de que la campaña antisionista tiene poca eficacia en el caso de Israel. Ya que los israelíes no se consideran sionistas, difícilmente los puede afectar el antisionismo.
MR: Aunque ese fuera el estado de la situación ¿se dirige realmente Burg a la gente que está fuera de Israel cuando insta a que se desmantele la estructura sionista? ¿Estamos de nuevo ante una situación de nemo propheta in patria [nadie es profeta en su tierra]?
GA: No conozco la respuesta. Me sorprendió bastante que las ideas de Burg no circularan ampliamente. No sé nada sobre la propagación del pensamiento en los círculos judíos. Puedo ver que incluso en Israel sus ideas despertaron alguna atención, pero no lo bastante. Al fin y al cabo, para mantener las políticas asesinas israelíes es elemental que haya una ceguera colectiva. Mi interés por Burg es meramente intelectual. No sé si todavía tiene algún poder político de importancia, supongo que no. Sin embargo, sus ideas resonarán durante un cierto tiempo e incluso más que eso.
-
Fuente: http://peacepalestine.blogspot.com/2007/07/gilad-atzmon-interview-tangling-with.html
Artículo original (Gilad Atzmon Interview: Tangling with the Oppressor - What really matters is what Palestinians Do) publicado el 5 de julio de 2007.
-
**Germán Leyens, Manuel Talens y Juan Vivanco son miembros de Rebelión. Talens y Vivanco son asimismo miembros de Cubadebate y Tlaxcala, la red de traductores por la diversidad lingüística. Esta traducción se puede reproducir libremente a condición de respetar su integridad y mencionar al autor, al traductor, al revisor y la fuente.

Locations of visitors to this page