4/8/08

Tragicómix

Matirena
-
Rebelión/04/08/2008

Falleció escritor ruso Alexander Solzhenitsyn

Falleció escritor ruso Alexander Solzhenitsyn
-
El escritor ruso, premio Nobel de Literatura en 1970, murió en su casa de Moscú a los 89 años por un ataque al corazón.
Nacido en Kislovodsk, Rusia, el 11 de diciembre de 1918, Solzhenitsyn reveló al mundo la realidad del sistema soviético.
En una de sus obras más afamadas, "Archipiélago Gulag" (1973), describía los años de terror estalinista utilizando miles de detalles y casos individuales.
En 1969 fue expulsado de la Unión de Escritores Soviéticos por denunciar que la censura oficial que le había prohibido publicar varios trabajos, pero en 1970 fue reconocido con el galardón del Premio Nobel de Literatura.
Sin embargo, Solzhenitsyn declinó ir a Estocolmo a recibirlo por temor a que las autoridades soviéticas no le permitieran regresar.
Fue despojado de su nacionalidad soviética en 1974 y expulsado de la URSS. Solzhenitsin vivió entonces en Alemania, en Suiza y luego en Estados Unidos, antes de volver a Rusia en 1994 tras la caída de la Unión Soviética.
-
123 Chile - Chile/04/08/2008
-

Encarcelan en Berlín a un colaborador de la web crítica "Red Voltaire"

El activista Jurgen antes de ser encarcelado.
-
Jurgen había demostrado que el jefe de la misión ONU sobre el asesinato de Rafik Hariri tenía vínculos financieros con los asesinos y su asistente es agente de la CIA implicado en secuestros.
-
Por Tuareg
-
Jurgen Cain Kulbel acaba de ser encarcelado en Berlín. Las artimañas legales utilizadas para condenarlo no dejan de esconder la intención política de esa decisión.

Jurgen había demostrado que el jefe de la misión investigadora de la ONU sobre el asesinato de Rafik Hariri tenía vínculos financieros con los asesinos y que su principal asistente es un agente de la CIA implicado en varios secuestros cometidos en Europa.

Jurgen Cain Kulbel, colaborador de la Red Voltaire, ha sido encarcelado en Berlín. Se le acusa de haber violado la decisión de un tribunal al mantener activo un vínculo de su sitio en Internet que conduce a un artículo de Voltairenet.org [1]

Este truculento asunto es una maquinación más de la CIA para intimidar a Jurgen Cain Kulbel y a los colaboradores de la Red Voltaire. Veamos el mecanismo de la operación:

El ex investigador de la policía de Alemania Oriental Jurguen Cain Kulbel realizó como periodista una investigación independiente sobre el asesinato del ex primer ministro libanés Rafik Hariri. Publicó sus conclusiones en un libro editado en alemán y en árabe: El caso Hariri [2]. En ese libro retoma y profundiza elementos ya presentados por la Red Voltaire [3]. Thierry Meyssan había demostrado que una asociación de opositores libaneses en el exilio, el U.S. Committee for a Free Lebanon (USCFL), sabía del crimen de antemano y había lanzado inmediatamente una campaña de propaganda tendiente a desviar las sospechas hacia Siria [4]. La USCFL, destinada por la CIA a la formación de un gobierno títere en el Líbano en caso de intervención militar estadounidense, es por tanto cómplice del asesinato, por lo menos de forma pasiva. Talaat Ramih había demostrado que el ex fiscal alemán Detlev Mehlis, convertido en jefe de la misión investigadora de las Naciones Unidas, había sido empleado del Washington Institute for Near East Policy (WINEP) [5]. Al subrayar que el USCFL es una emanación del WINEP, Jurgen Cain Kulbel mostró que el jefe de misión de la ONU era un ex empleado de personas implicadas en el asesinato cuya investigación le había sido confiada. Al mismo tiempo aclaró el papel del asistente principal de Detlev Mehlis, el comisario principal Gerhard Lehmann, en los secuestros que la CIA perpetró en Europa a partir de 2001. Une de las víctimas, Khaled El-Masri, identificó formalmente al señor Lehmann [6]. Varios elementos permiten pensar que el señor Lehmann pudiera estar implicado también en la «desaparición» en París del testigo clave del caso Hariri, Zuhair As-Siddik, desde el 13 de marzo pasado [7]

Desde el momento en que su libro se publicó en alemán, un individuo llamado Said Dudin, residente en Alemania y conocido como militante palestino, se acercó a Jurgen Cain Kulbel proponiéndole publicarlo en árabe y garantizar su promoción. Pero cuando el señor Kulbel estuvo a Damasco, para pronunciar una conferencia en la Biblioteca Nacional siria, invitado por Siria Alghad (instituto de investigación política miembro de la Red Voltaire), el señor Dudin hizo todo lo posible por desacreditar al autor. El editor exhortó al público a atacar las embajadas occidentales y se dedicó a hacer declaraciones incendiarias para desviar la atención de los medios de prensa.

Conférence de Jürgen Cain Külbel, le 8 mai 2006, à la Bibliothèque nationale syrienne (Damas).

De regreso en Alemania, Jurgen Cain Kulbel trató de investigar sobre aquel saboteador. Descubrió entonces que el supuesto militante de la causa palestina era hijo de Mustafa Dudin, agente secreto israelí que recibía órdenes directas del general Ariel Sharon. Durante sus investigaciones Jurgen Cain Kulbel descubrió en los archivos de la Stasi, la policía secreta de Alemania Oriental, varios documentos que prueban que el propio Said Dudin era desde hace mucho tiempo un agente de la CIA infiltrado en la izquierda radical alemana. Dichos documentos fueron publicados en Voltairenet.org [8].

Mediante una acción judicial, Said Dudin logró que el Tribunal de Berlín emplazara al señor Kulbel a no mencionar en forma alguna el incidente de Damasco, ni las funciones de su padre (Mustafa Dudin) en los servicios secretos israelíes o sus funciones personales al servicio de la CIA. Ateniéndose a la razón de Estado, el Tribunal solamente tuvo en cuenta los testimonios que presentó el señor Dudin y desechó los que presentó el señor Kulbel, inclusive el testimonio del príncipe Issa El-Ayoubi, vicepresidente de la Red Voltaire y sobrino-nieto del fundador de la República Árabe de Siria, que fue testigo personal del incidente de Damasco, donde él mismo se opuso a Dudin. El Tribunal desechó incluso los documentos de la Stasi en virtud de una ley alemana que prohíbe que estos se mencionen.

Sin embargo, como Jurgen Cain Kulbel mantuvo posteriormente en su sitio personal de Internet un vínculo activo hacia el sitio de la Red Voltaire que contiene los documentos de la Stasi ilegalmente publicados, el Tribunal lo condenó a 15 días de prisión por haber violado la orden.
-
[
1] La página incriminada es: «Le journaliste d’investigation face aux manipulations des services secrets», entrevista de Jurgen Cain Kulbel con Silvia Cattori, Réseau Voltaire, 30 de julio de 2007.
[
2] Mordakte Hariri, Unterdrückte Spuren im Libanon por Jurgen Cain Kulbel, edición Zeitgeschichte Band 34, 2006 (ISBN 3-89706-860-5).
[
3] «Attentat contre Rafic Hariri: Une enquête biaisée?», por Silvia Cattori, Réseau Voltaire, 15 de septiembre de 2006.
[
4] «Les plans de l’US Committee for a Free Lebanon», por Thierry Meyssan, Réseau Voltaire, 8 de marzo de 2005.
[
5] «La commission Mehlis discréditée», por Talaat Ramih, Réseau Voltaire, 9 de diciembre de 2005.
[
6] Allégations de détentions secrètes et de transferts illégaux de détenus concernant des États membres du Conseil de l’Europe, informe de Dick Marty al Consejo de Europa, 12 de junio de 2006, § 99 et 130.
[
7] «Kouchner a “perdu” le témoin-clé de l’enquête Hariri», por Jurgen Cain Kulbel, Réseau Voltaire, 21 de abril de 2008.
[
8] Ibid.
-
Más información en Kaos en la Red:
La larga mano de Sarko ha conseguido silenciar uno de los medios de comunicación más consolidados y de mayor prestigio en todo el mundo. VOLTAIRENET.ORG denunció los vínculos entre Sarkozy y la CIA.
la CIA puso uno de sus agentes en la presidencia de la República Francesa Thierry Meyssan
-
kaosenlared.net - España/04/08/2008

«Internet ya es un campo de batalla en el sentido militar del término»

04/08/2008
Entrevista con Thierry Meyssan, director de Red Voltaire
Jérome Bouteiller
-

Traducido por Caty R.

-
Periodista independiente y escritor controvertido, Thierry Meyssan, desde hace muchos años, se basa en Internet para llevar a cabo sus investigaciones y difundir sus ideas. Entrevista exclusiva con el autor de L'Effroyable imposture*, que reitera sus compromisos y la utilización de una herramienta, Internet, atrapada por la censura…

¡Thierry Meyssan, buenos días! Propulsado al escenario mediático por poner en la picota la versión del gobierno de Estados Unidos sobre el desarrollo de los atentados del 11 de septiembre de 2001, además, usted es secretario general del Partido radical de izquierda de Francia (PRG) y preside la Asociación Red Voltaire, en la que milita desde 1994, por la libertad de expresión. En pocas palabras, ¿cómo definiría su acción? ¿Cuál es su principal aspiración?

Mis aspiraciones son, al mismo tiempo, comprender e influir. Soy un analista político y un militante. En contra de la visión actual de la profesión, sólo concibo el periodismo de esta manera. No me encasillo en la prensa de opinión que comenta la actualidad sin cuestionar los puntos de vista que nos vienen dados ni en la prensa dominante que, por su rechazo a tomar partido, defiende el desorden establecido.

Fui responsable del PRG desde 1994 a 2008. Pero actualmente no vivo en Francia y tuve que dejar esa función, aunque sigo muy vinculado a esta filosofía que tiene grandes aspiraciones y asume compromisos difíciles, tanto por realismo como por disciplina democrática.

Efectivamente, empecé a ser muy conocido en los medios de comunicación a raíz de mis estudios sobre los atentados del 11 de septiembre y la evolución política de Estados Unidos. Aunque fui objeto de una campaña denigratoria particularmente virulenta en los países anglosajones y en Francia, me beneficié de un gran reconocimiento, especialmente en los países mediterráneos y América Latina. De repente me encontré lanzado a la escena internacional y desde entonces tengo la oportunidad de que me consulten numerosos líderes políticos de todo el mundo que consideran importantes mis análisis. Siempre me sorprende ver el desfase entre mi actividad y el retrato poco favorable que presenta de mí la prensa francesa. ¿No se dice que nadie es profeta en su tierra?

Desde hace tres años, su sitio VoltaireNet.org se convirtió en «agencia de prensa no alineada». ¿Esta nueva fórmula es más seductora para los internautas? ¿Cuál es su audiencia? ¿Cómo financia su actividad?

Desde mi trabajo durante la guerra de Kosovo estoy preocupado por la dominación de algunas agencias de prensa (AP, Reuters, AFP) que imponen su visión de los hechos al conjunto del mundo. Eso me condujo a reanudar el combate con el Movimiento de los no alineados contra la dominación informativa, que antaño promovió la UNESCO. Convencidos de que los periodistas locales saben mejor lo que pasa sobre el terreno que las agencias de Nueva York, Londres y París, constituimos una red de agencias de prensa, diarios y revistas y comenzamos a «sindicar» nuestros artículos. Esta fórmula tiene un gran éxito en América Latina, donde nuestra red se convirtió en la primera fuente de información independiente. Ya nos movemos un poco en el mundo árabe y pretendemos seguir por todo el mundo.

No consideramos Internet como un medio de comunicación aparte. También nos apoyamos en muchas publicaciones de papel. Por mi parte publico libros, escribo artículos para grandes publicaciones políticas de Rusia, el mundo árabe y América Latina. Participo en numerosas emisiones de radio y televisión en todo el mundo y yo mismo pronto seré presentador. Sin embargo, de los medios de comunicación, Internet es el más ágil y el más barato.

Al principio, nuestra actividad se financiaba con mis derechos de autor ya que mis obras tuvieron un éxito mundial. Pero después de que mi editor se declarase en quiebra robándome los derechos que había recaudado en mi nombre, nos hemos encontrado con grandes dificultades. Actualmente, todos los gastos técnicos y algunos gastos de traducción se financian con las donaciones de los lectores. Pero a pesar de que son generosos, nuestro margen de maniobra es limitado.

Las averías observadas en las últimas semanas en VoltaireNet.org, ¿eran debidas al éxito de la llamada a los lectores o a las respuestas electrónicas de los opositores a la acción de la Red Voltaire? Según su opinión, ¿qué hay detrás de esos ataques?

En primer lugar fuimos víctimas de nuestro éxito. El servidor que utilizábamos no soportó el aumento del tráfico en nuestro sitio. En efecto, además de Voltairenet.org, nosotros editábamos en los sitios de nuestros socios y en las bases de datos documentales. Con esas perturbaciones, nuestro lugar principal, Voltairenet.org, perdió audiencia. Pero a pesar de todo ha vuelto a los 1,3 millones de visitas mensuales.

A eso se añadieron diversos ataques difíciles de interpretar hasta que llegamos a la conclusión de que existía un sabotaje interno. Pero nos encontramos con que más de 1.500 lectores respondieron a nuestra petición de ayuda económica y eso nos permitió agarrar el toro por los cuernos y cambiamos de alojamiento y de equipo técnico. Ahora disponemos de una maquinaria ultramoderna, una banda de transmisión muy amplia y un equipo técnico capaz de intervenir las 24 horas del día. Cambiaremos los DNS en los próximos días y reanudaremos progresivamente el ritmo de nuestras publicaciones.

Hemos sido objeto de numerosos ataques informáticos. No sólo los típicos ataques de mensajes múltiples para saturar el sitio, sino cosas más sofisticadas, por ejemplo la penetración en las bases de datos para cambiar el contenido. Sin hablar de los ataques físicos, como la destrucción de una de nuestras máquinas albergada en un centro de telecomunicaciones a pesar de que estaba protegida.

Al contrario de las prácticas en boga en la «blogsfera», su sitio no propone ninguna interactividad con los lectores. ¿Temen excesos por su parte? ¿Por qué no apostar por una forma de «colaboración» con los internautas?

Es algo que todos lamentamos mucho. Nuestros intentos de crear foros nos vacunaron. Inmediatamente nos invadieron elementos provocadores de todo tipo que desviaban los debates o enviaban mensajes racistas o extremistas para desacreditarnos.

Más allá de los problemas técnicos y económicos, ¿cree que Internet facilita la libertad de expresión de asociaciones como la suya o teme también el desarrollo de la censura sobre este nuevo medio de comunicación, incluso en Francia?

Por supuesto que Internet facilita el ejercicio de la libertad de expresión. Desde este punto de vista la generalización de Internet es una revolución política que trastorna a las instituciones. Pero esta libertad es relativa. En primer lugar tenemos que enfrentarnos a nuestras propias limitaciones intelectuales. En las sociedades modernas hemos perdido la capacidad de pensar por nosotros mismos y adoptamos el comportamiento gregario del consumidor de los grandes medios. Cuando nos liberamos de nuestros prejuicios, debemos hacer frente a toda clase de presiones. Y si la profesión periodística no brilla por su valentía, no hay razón que el resto de la sociedad sea mejor.

Históricamente, todos los nuevos medios de comunicación son bocanadas de aire fresco. Pero con el tiempo se enmarcan en normas legislativas y reglamentarias que los obstruyen. Ese será también, probablemente, el problema de Internet cuando encuentren los medios técnicos para controlarlo.

Más allá de la censura, que es un fenómeno nacional, Internet ya es un campo de batalla en el sentido militar del término. Estados Unidos destruyó miles de sitios durante la guerra de Kosovo. Israel hizo lo mismo durante la guerra de 2006 contra Líbano -y con ese motivo una unidad especializada del Tsahal consiguió bloquear temporalmente nuestro sitio a pesar de que en aquel momento estaba alojado en territorio francés-. De cara a los próximos conflictos, el ejército estadounidense acaba de invertir grandes sumas en materiales que le permitirán destruir decenas de miles de sitios en pocos días. Nadie está a salvo y no hay que pensar en el gobierno francés para que nos defienda si esos Estados atacan nuestros sitios.

Muchas gracias, señor Meyssan

* En español La gran impostura.

Original en francés:
http://www.neteco.com/153534-thierry-meyssan-internet-champ-bataille-sens-milit.html

Jerome Bouteiller es licenciado por la Universidad de París Dauphine y el Instituto de Estudios Políticos de París. Es el creador del sitio web NetEco.com, inaugurado en 1999, y ha ocupado diversos puestos de responsabilidad en asociaciones políticas y profesionales. Su sitio: http://www.jbouteiller.net/

Caty R. pertenece a los colectivos de Rebelión, cubadebate y Tlaxcala. Esta traducción se puede reproducir libremente a condición de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y la fuente.

La Red Voltaire ha sido cerrada debido a un artículo que vinculaba a Sarkozy con la CIA

Por Martin A. Gonzalez
-
La página de la Red Voltaire, http://www.voltairenet.org/, permanece inaccesible. El motivo, el polémico artículo que escribió Thierry Meyssan en el último número, donde vincula al presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, con la CIA.
.
La libertad de expresión debería fluir sin grandes trabas en los países democráticos, con lo cual surgen dudas de cuán democráticos son los países “democráticos”, o si la libertad de expresión es real o solo se permite mientras no toque los puntos delicados que molestan a los poderosos.
.
Recientemente un colaborador de la Red Voltaire era encarcelado:
En este caso es un colaborador de Voltairenet.org ha sido el damnificado, Jurgen Cain Kulbel acaba de ser encarcelado en Berlín. Las artimañas legales utilizadas para condenarlo no dejan de esconder la intención política de esa decisión.
.
Jurgen había demostrado que el jefe de la misión investigadora de la ONU sobre el asesinato de Rafik Hariri tenía vínculos financieros con los asesinos y que su principal asistente es un agente de la CIA implicado en varios secuestros cometidos en Europa.
.
El artículo, aunque ya no es accesible en la Red Voltaire: http://www.voltairenet.org/article157660.html, puede leerse en otros sitios web como
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=68722
-
InfoTigre - Argentina/04/08/2008

RABIOSA ACTUALIDAD

CUBA: PRENSA LATINA: Noticias
-
CHINA: Agencia de Noticias Xinhua: Noticias
-
JAPON: ipcdigital: Noticias
...en español/...en português.
-
USA: AterZoom: Noticias
-
RUSIA: RIA Novosti:
Noticias
-
ALEMANIA: DW WORLD:
Noticias
-
HOLANDA: Radio Nederland:
Noticias
-
ITALIA: Ansalatina:
Noticias
-
FRANCIA: Radio Francia:
Noticias
-
ESPAÑA: Público.es:
Noticias
-
ESPAÑA: El Plural: Noticias
-
ESPAÑA: 20Minutos: Noticias
-
ISRAEL: Aurora Digital:
Noticias
-
ÁFRICA: afrol News:
Noticias
-
ARGENTINA: Página/12 Web:
Noticias
-
ARGENTINA: Clarin.com:
Noticias
-
ARGENTINA: Revista Ñ: Cultura
-
ARGENTINA: Cronica:
Noticias
-
ARGENTINA: Critica:
Noticias
-
ARGENTINA: Artepolitica;
Noticias
-
URUGUAY: ULTIMAS NOTICIAS: Noticias
-
CANADA: Correo Canadiense:
Noticias
-
MÉXICO: La Jornada:
Noticias
-
PERÚ: El Comercio:
Noticias
-
BOLIVIA: Bolpress:
Noticias
-
PARAGUAY: E´a :
Noticias
-
BRASIL: ADITAL:
Noticias
-
CHILE: El Sur: Noticias
-
CHILE: CORREO Semanal: Noticias
-
ECUADOR: El Comercio:
Noticias
-
COLOMBIA: El Tiempo:
Noticias
-
VENEZUELA: TeleSUR:
Noticias
-
VENEZUELA: APORREA:
Noticias
-
LA OTRA HISTORIA: Inter Press Service:
Noticias
-
CONGRESO BOLIVARIANO: Noticias
-
AMÉRICA LATINA......en movimiento:
Noticias
-
MUNDO: ATLAS
-
LPyC/04/08/2008

Mercenarios vrs. desempleados

" Tú y yo no cabemos juntos en el mundo. "
-
Por: Michel Balivo
-
Hace unas semanas se reunió en Japón el G 8, con algunos invitados emergentes, ahora termina de reunirse en Teherán, Irán, el Mnoal, (Movimiento de Países no Alineados), que suma 118 países. Casi al mismo tiempo lo hizo la quinta Ronda de Doha en Ginebra, Suiza, que fue un completo fracaso nuevamente. Con estas tres cumbres o reuniones podemos pintar las circunstancias globales que nos toca vivir.
Ocho países son los que ostentan el poder mundial, controlando las tecnologías de producción, los caminos del gran capital y los costos del dinero, los medios formadores de opinión, los precios del libre mercado de oferta y demanda, la producción de armamento bélico incluyendo bombas atómicas y escudos misilísticos.
Decir que ocho países controlan el mundo son aún reminiscencias de una época medieval, porque si algo caracteriza a este momento revolucionado económica y culturalmente, es la velocidad de producción, transporte y comunicación, lo cual nos exige pensar en tiempo real. Las viejas concepciones de poderes fijos, estáticos, como los Estados y sus medios de control siempre asociados a una localización geográfica, han sido totalmente desbordadas por la velocidad de movimiento efectivo que posibilitan las nuevas tecnologías. Por eso hoy comenzamos a hablar de paraestados corporativos, de paramilitares, etc.
Son unas pocas corporaciones transnacionales, es decir no localizadas, no responsables social ni ecológicamente, ni controlables geográficamente por tanto, las que continúan concentrando crecientemente capital. Y por ende pueden comprar, pagar y controlar, constelar a su servicio reyes, políticos, supuestas ONGs, medios masivos de comunicación, ejércitos, etc.
Y en consecuencia países, estados, sindicatos y sociedades. Que ya son un recuerdo, una concepción obsoleta como los pueblos mineros abandonados, una vez que se agota la veta de mineral. El pensamiento y los paisajes globales, manejados estrcutralmente por legislaciones supranacionales, son entonces la condición, los poderes que nos rigen y controlan.
La aplicación práctica e intensiva de ese poder monetario y tecnológico irresponsable, descontrolado, es también la que genera consecuencias climáticas y ambientales globales, planetarias, cuyos tiempos y consecuencias son impredecibles. Y son impredecibles porque son inéditas, nunca las experimentamos hasta hoy.
Como ya sabemos nuestro pensamiento, nuestras ciencias, leyes e instituciones sociales, se basan en la experiencia repetida, hasta que masificándose y afectándonos mayoritariamente entra obligatoriamente en nuestro horizonte perceptual y consideraciones. No caemos en cuenta de nuevas variables o alternativas porque nos sucedan una que otra vez.
A eso le llamamos casualidad, accidente, confiamos en que es un error y no volverá a repetirse, que todo volverá a la normalidad. En consecuencia las creencias y los hábitos de nuestros modelos culturales se resisten a aceptar los cambios, considerándolos alteraciones intrascendentes. Nuestras concepciones están desfasadas con los hechos y siempre corremos bastante detrás de ellos.
Esta semana también nos informaron que se produjo en Tegucigalpa, Honduras, una reunión de los ministros de agricultura de los países integrantes de Petrocaribe, para planificar la aplicación de la deuda petrolera en siembra conjunta de alimentos. Que llegó a Bolivia el primero de cinco taladros petroleros que le envía la PDVSA venezolana. Ecuador comunicó oficialmente a EEUU la no renovación de la base militar de Manta que vence en el 2009.
Una ejemplo de lo que es un pensamiento desfasado con el poder emergente de los hechos de una revolución económica, lo tenemos en que las intenciones de Mnoal nunca pudieron ir más allá de presentar sus quejas y expectativas a los que ostentaban crecientemente el poder global, a los que afectaban crecientemente las posibilidades de sus pueblos y países. Mientras que Petrocaribe es hoy el ejemplo de una respuesta veloz, eficiente y solidaria para neutralizar esas amenazas.
Porque toda intención concretada en acción en una dirección, genera inevitablemente una reacción contraria y de la misma fuerza. No podemos pensar que la agresión al ecosistema, al ser humano, a las sociedades, no recibirá ninguna respuesta. Si eso fuese posible ni el ecosistema ni nosotros como partes de él existiríamos ya. Solo que esa contrafuerza requiere una concepción o dirección viable para neutralizar la acción.
Porque de otro modo no tiene como canalizarse y el sistema de tensiones puede convertirse en malestar que explota internamente. ¿Qué otra cosa es la inconformidad social que se manifiesta como delincuencia o actitudes antisociales? ¿Qué son las enfermedades, el hambre, la ignorancia, en fin la desprotección y miseria social? ¿A qué responden las adicciones alcohólicas y a las drogas, sino a la falta de fe en el futuro, sobre todo por promesas repetidamente incumplidas?
Eso es así porque los centros de gravedad en los hechos, no son las instituciones abstractas como creen los ideólogos enajenados de las sensaciones de sus cuerpos, sino los seres vivos que son quienes sufren y reaccionan a las carencias. Hoy comenzamos a comprender que no podemos neutralizar los efectos fácticos de las nuevas y sofisticadas tecnologías, con viejas concepciones e instituciones.
Por eso resurge la idea-fuerza bicentenaria de la Patria Grande. O nos unimos o el siglo veinte nos encontrará bajo nuevas sumisiones, colonialismos y esclavitudes. Por eso los tiempos señalan la necesidad de que América Latina y los países no alineados todos, pasen de la actitud pasiva, de las ideologías, las quejas y culpas, a los hechos solidarios concretos.
La unificación de fuerzas con dirección esclarecida, con conocimiento preciso de causa, es la única que nos puede sacar de este mundo despedazado en diferencias. Y en esa dirección van hechos comos los taladros petroleros que Venezuela le envía a Bolivia que ha renacionalizado sus materias primas, o la de Ecuador que ya no acepta bases ni ejércitos trasnacionales de dudosas intenciones, asentados dentro de un territorio soberano.
Es necesario comprender que la existencia toda tiene por centro de gravedad el equilibrio. Si se fuerzan situaciones vivas, naturales o sociales en una dirección, inevitablemente se producirá una reacción. Que acumulándose, al llegar a umbrales tenderá a restablecer el equilibrio inicial. Pero esta vez en un nivel superior, ya que se habrá desarrollado e integrado conciencia y conocimiento en tal proceso.
Por eso es inevitable que un G 8 genere un Noal, Petrocaribe, etc. Es inevitable que ese sistema de tensiones crezca y produzca alteraciones del entorno vital, hasta que encuentre formas constructivas y superadoras de lo anterior, volviendo entonces al equilibrio. Por eso es ingenuo pensar que puedes empujar y empujar eternamente en una dirección no deseada.
En un principio los sistemas de tensión internos que se generaban en una sociedad, se canalizaban con enfrentamientos físicos. Había mucho espacio para que a cierto nivel elevado de tensiones acumuladas, un grupo se diferenciara de otro y comenzara un camino distinto.
Pero poco a poco los conocimientos y tecnologías incipientes hicieron posible la agrupación de conjuntos humanos mayores, además de posibilitar cada vez más sofisticadas herramientas de defensa y agresión para dirimir los conflictos de intereses. Por lo cual había cada vez más fijeza y resistencias a abandonar los asentamientos organizados ya jerárquicamente.
Las tensiones internas a cada organización social, comenzaron a canalizarse entonces cual enfrentamientos bélicos cíclicos con otras sociedades, una función catártica similar a la que cumplen hoy los enfrentamientos sexuales y deportivos de todo tipo. Hasta que llegamos a las dos ya conocidas guerras mundiales. Sobreviniendo entonces la revolución económica y cultural, que pone la condición tecnológica y material para la interacción social global o planetaria. Para la gran patria o nación humana, o el retorno masivo a la barbarie.
Esto en otras palabras quiere decir que los hechos, las acciones y reacciones se aceleran al punto de que ya no hay espacio adónde irse ni tiempo entre nuestras acciones y sus consecuencias. Porque la condición imperante es la misma donde sea que vayas y hagas lo que hagas. También puede decirse que una condición global no es localizada.
El ecosistema por ejemplo está regulado por una condición global, atmosférica, climática. Una pequeña variación de temperatura global, acelera o enlentece todo el ciclo vital completo. Eso lo estamos viviendo crecientemente hoy en día, solo que no podemos imaginar siquiera las consecuencias que ello ha de tener sobre el reino inorgánico, físico, químico y electromagnético.
Ni sobre el orgánico, vegetal, animal y humano. Pero ya en principio podemos apreciar que cada fuerza fenoménica genera su contracara, y así estamos sometidos en una parte a inundaciones y bajas temperaturas y en otra a sequías y elevadas temperaturas simultáneamente. Sin embargo, la condición que los genera, una vez más es global, una sola.
Pensar en términos de estructuralidad, de una condición climática global que regula simultáneamente las funciones locales, tendiendo a restablecer el equilibrio; puede resultar sumamente difícil, casi imposible a nuestra hábitos de pensamiento abstracto y mecánico, que se basa en diferencias que manipula cual cosas estáticas.
Sin embargo, si comprendemos que vivir, que un ser viviente, sobre todo un ser humano genera continuas y crecientes tensiones, será fácil deducir que sus expresiones han de canalizar conductualmente esos sistemas crecientes de tensión. De no hacerlo, a cierto grado de acumulación de tensiones estallaría, se desintegraría.
Esa explosión es justamente lo que sucede cuando un sistema de hábitos y creencias, una organización social y sus instituciones, se vuelven represivos y limitantes para el nivel de tensiones, experimentado como sufrimiento mental, insatisfacción, temor, sinsentido, desorientación, en fin, contradicción, violencia íntima.
De ese modo colapsan órganos físicos como el corazón o el cerebro, o surgen enfermedades por desarticulación del sistema defensivo. Pero también estallan rebeliones sociales, delincuencia, guerras civiles, guerrillas urbanas o suburbanas, guerras mundiales, drogadicción, alcoholismo y obsesiones sexuales. Revoluciones económicas y culturales.
Cuando esta situación de elevada tensión por acumulación histórica de modelos sociales se generaliza o globaliza, (como ha sucedido con los centros civilizadores que llamamos imperios, en la medida que su poder tecnológico lo ha posibilitado), no nos deja más alternativa que la violencia y el caos generalizado o la capacidad de canalizar esas tensiones constructivamente.
Hoy comienza a hablarse de multipolaridad o policentrismo, de equilibrio de poder social, nacional y mundial. De instituciones democráticas participativas y protagónicas nacionales e internacionales, de entregar poder social y económico al pueblo. De organizaciones horizontales inclusivas en lugar de las jerárquicas, verticales, excluyentes, discriminadoras.
Ya no se habla de libertad, igualdad, justicia, solidaridad, fraternidad, en términos abstractos, ideológicos. Sino que se lo comprende como voluntad política para concretar una distribución justa del valor agregado de la productividad. Sin embargo, para que ese camino por el que avanzamos no admita ya retrocesos, hemos de revolucionarnos sicológicamente produciendo una ruptura definitiva con el pasado.
Hemos de recordar que los crecientes sistemas de tensión los hemos descargado o canalizado catárticamente por la vía violenta de la destrucción, alternada con ciclos de pacífica construcción. Hasta que acumulamos suficiente carga para buscar entonces nuevamente vías de descarga súbita y equilibradora. Una vez más, eso no sucede en las instituciones sino en todo organismo como lo ejemplifican las relaciones sexuales, función catártica por excelencia.
Lo que falta por reconocer en mayor profundidad, es que nuestras concepciones, nuestras imágenes del mundo, nuestros paradigmas culturales, son justamente traducciones a formas, a representaciones mentales, de esos sistemas de tensión intracorporales. Son justamente el intento de canalizar o descargar esas tensiones experimentadas como sufrimiento mental.
Pero no hablamos de sufrimiento mental, de sobretensión o estrés, de violencia interna, sino de crecer, de triunfar, de realizarnos, ser exitosos, felices, aceptados, queridos. Poniendo de todos modos por omisión en evidencia nuestras carencias. Porque, ¿quién desea ser feliz sino el que sufre, exitoso sino quien se siente fracasado, triunfar el derrotado, aceptado y querido quien se siente excluido y maltratado?
El punto crítico es entonces en primer lugar, darnos cuenta que vivir hipertensos se ha convertido en hábito, en nuestra normalidad. Que esa sobretensión se experimenta como alienación, incomunicación, exclusión, soledad, sufrimiento, violencia íntima, traduciéndose como expectativas exageradas, desproporcionadas de atención y afecto, que nada ni nadie puede satisfacer. Como irrealizables sueños compensatorios de éxito, triunfo, felicidad.
Es relativamente fácil darse cuenta que el crecimiento del cuerpo no puede suceder pegado toda la vida al seno de su madre ni engordando y ocupando espacio infinito, porque a cierto punto uno se extinguiría y el otro se intoxicaría, explotaría. Sin embargo no por ello la gente deja de intentar canalizar sus tensiones comiendo hasta deformar su cuerpo, trabajando hasta desmayarse o parasitando el trabajo de otros.
Pero no resulta tan fácil darse cuenta, que si soñamos que nuestra propia imagen mental o la de los paisajes con los que estamos identificados crezcan, eso conlleva degradar a los demás para sentirnos superiores, impulsa a la expansión de la imagen nacional convirtiéndose en imperialismo.
Esa imagen mental expandida, nos lleva a sentir que otras visones no caben en el mundo, porque ocupan el espacio que necesitamos para nuestro crecimiento. Por lo cual el conflicto íntimo termina dirimiéndose violenta, bélicamente. Ese es el tropismo, el hábito mecánico catártico que hemos desarrollado para descargar nuestras tensiones, que al llegar a ciertos umbrales se nos imponen como la imperiosidad de hacer algo.
Realizar entonces una transición de la organización vertical, jerárquica y excluyente a la horizontal, solidaria e inclusiva, requiere aprender a relajarnos concientemente, a canalizar nuestras tensiones de modos constructivos. Eso debe llegar a formar parte de nuestro conocimiento y experiencia y enseñarse desde la niñez, sobre todo con el ejemplo de los mayores, que ya no dirán haz lo que digo pero no lo que hago.
Pero también será necesario imaginarse modos de crecer, realizarse, superarse a si mismo, ser feliz, que no impliquen espacio ni tiempo, degradación, decrecimiento o sometimiento de los demás a nuestros sueños de grandeza. Para ello es imprescindible deshipnotizarnos de nuestras imágenes o representaciones mentales, reabrir los ojos y “ver” al ecosistema.
La vida se auto genera, auto regula y crece como un todo. Una única y misma condición climática, atmosférica, global, regula toda la estructura vital de funciones simultáneas, teniendo por centro de gravedad el equilibrio.
Si en una cara o polaridad planetaria es noche, invierno, nieva o llueve, y la vida se desenvuelve lenta, perezosamente, en la otra es día, verano, cielo despejado y seco, la vitalidad es intensa, exuberante, tropical. Si la actividad externa se reduce, la íntima se intensifica compensatoriamente para equilibrarla. Igual que el sueño equilibra la vigilia.
Cuando aprendamos a observar con calma estos fenómenos y dejemos de pensar como máquinas con piezas reparables, que ocupan espacio y requieren continua y agotadora supervisión y reemplazo en el tiempo. Cuando aprendamos a pensar orgánicamente, reconociendo que crecemos integrando la experiencia resultante de la relación con nuestro entorno.
Es posible que reconozcamos que intentamos canalizar las tensiones que se generan intracorporalmente en todo ser viviente, traduciéndolas a representaciones mentales, paradigmas culturales, modelos económicos. Y que son ellos justamente los que nos imponen una condición global tensa o relajada, que se manifiesta inevitablemente en conductas.
El problema entonces no es cómo unirnos, porque desde siempre compartimos modelos mentales que nos generan sistemas similares de tensión y conductas, según la amplitud operativa que las tecnologías de comunicación les posibiliten.
El problema es si seguiremos unidos en el sufrimiento, la violencia y la miseria, o si seremos capaces de relajar esos sistemas de tensión comunes, aprendiendo a traducirlos a emociones, pensamientos y conductas generosas, solidarias. Si seremos capaces de establecer un nuevo principio, una ruptura con nuestra problemática histórica, comenzando a revertir los efectos temporales o acumulativos de la mecanicidad y la violencia.
-
LPyC/04/08/2008

+ RODOLFO ORTEGA PEÑA

Por MARCELO DUHALDE
-
El 31 de julio se cunmplieron 34 años del asesinato de Rodolfo Ortega Peña. periodista, abogado, historiador, defensor de presos políticos, pero por sobre todas las cosas, un intelectual comprometido con su pueblo en el pensamiento y en la acción.
.
Su banca de diputado,desde el primer día y como no podía ser de otra manera tratándose de él, estuvo a disposición de los desprotegidos, de los mas necesitados, acción esta que lo llevó, precisamente, a ser identificado como enemigo importante de la oligarquía, de los opresores y de quienes detenaban el poder real en esos años.Rodolfo fue, por estos motivos, el primer asesinado asumido públicamente por la Triple A, crimen del cual se jactaba públicamente Rodolfo Almirón, mano derecha de José López Rega, y hoy preso en la cárcel de Marcos Paz acusado por delitos de lesa humanidad.
.
sólida convicción ideológica de Ortega Peña, y su firme compromiso militante, no le impidieron ser un ameno conversador, informado hasta de las cuestiones mas triviales. Un orador seductor buscado en las mas variadas terturlias.
.
El Pelado fue un ejemplo de cómo se pueden modificar los destinos preadjudicados. Había nacido en una familia de los sectores altos, que esperaba que Rodolfito fuera un gran defensor de sus intereses sociales, por su probada capacidad intelectual y profesional. Él renegó de ese destino y optó por los propios intereses populares, en particular los de los obreros, sindicalistas y militantes políticos. Asumió un compromiso extremo que lo llevó a concentrar sobre su persona el odio de la oligarquía, de la derecha fascista y de los militares, de quienes no pudieron soportar a este fiscal implacable.
.
Aun sabiendo que las constantes amenazas iban camino de convertirse en realidad, desoyó los consejos de sus compañeros de militancia para que se cuidara, sostenía que su labor sólo se podía llevar adelante de la manera que él lo hacía. Asumió el riesgo conscientemente y dio por concluida la discusión diciendo: "En definitva la muerte no duele, lo que duele es defeccionar y abandonar a su suerte a los compañeros".
.
A 34 años de aquella pérdida irremplazable, al rendirle homenaje, es inevitable confrontar el ejemplo ético y la dignidad militante de este diputado del pueblo, con la actitud de aquellos que en el presente son capaces de convetirse en traidores, por un plato de soja.
-
MIRADAS AL SUR - Argentina/04/08/2008

inSurGente

Entrevista al vicepresidente del Gobierno y ministro de Economía
El vicepresidente Pedro Solbes, en el punto de mira de todas las críticas por negar que existiera una crisis, cambia ahora su discurso en una larga entrevista que le hace El País. Ahora reconoce que la economía va mal, aunque lo justifica en causas externas como el precio del petróleo.
-
Hagan clic en el titular para acceder a la entrevista completa
-
inSurGente/04/08/2008

ARTÍCULOS MUY INTERESANTES

Tomy
-
Venezuela
-
Colombia
Sobre la detención de Remedios García, acusada de miembro de las FARC
Matar un ruiseñor
Alberto Cruz
-
Mentiras y medios
Tras la expulsión de Carlos Fernández Liria de uno de sus programas
-
Economía
-
Ecología social
-
Mundo
-
Cultura
Victoria de la sal negra
Santiago Alba Rico
-
Opinión
-
Rebelión/04/08/2008

Locations of visitors to this page