23/5/09

En quiebra los principales diarios del mundo

Por Inés Hayes*
-
No es primicia que los principales voceros del capital internacional están en bancarrota. En Estados Unidos, diarios centenarios se despiden de sus lectores para siempre dejando en la calle a miles de trabajadores. Las acciones de los emporios mediáticos se desploman en las Bolsas. Ciudades enteras se quedan sin periódicos impresos.
Derrumbe
.
Desesperados, algunos medios deciden pasar a Internet y cobrar por la lectura de sus artículos. El grupo español Prisa, editor de El País, ha perdido en este último período el 95% de su valor bursátil: una acción suya vale menos que un diario. En América Latina, aunque los empresarios nieguen los efectos de la crisis, sus ecos ensordecen a los trabajadores de todo el continente que ven reducidos sus salarios y desconocidos sus derechos laborales. La prensa del capital corre la suerte del sistema al que sirve.

La quiebra de los principales diarios del planeta es noticia desde mediados de 2008. Los grandes voceros del capital internacional caen como piezas de dominó dejando fuera del tablero a miles de trabajadores en todo el mundo.

A principios de marzo, la empresa editorial McClatchy Company, propietaria de 30 diarios, entre ellos el Miami Herald, anunció que proyecta eliminar 1.600 puestos de trabajo, equivalentes al 15% de su fuerza laboral.

La caída en las ventas publicitarias, producida por la crisis mundial del capitalismo, reducirá enormemente la tirada del Miami Herald, una de las puntas de lanza más filosas del imperialismo contra Cuba. Nacido en 1903 como Miami Evening Record, ha ganado numerosos premios Pulitzer y, aunque tiene una tirada diaria de 210 mil ejemplares, 175 trabajadores perderán su trabajo y el resto verá recortado su salario.

La compañía, que también es dueña del periódico The Sacramento Bee, planea una reducción profunda de costos para 2009: espera ahorrar entre 100 y 110 millones de dólares y reducir drásticamente su dividendo en un 90%. Como parte de las medidas de ahorro, los ejemplares de Miami Herald se comprimirán a un formato de 44 pulgadas y la edición internacional dejará de circular.

Al cierre de 2008, la empresa debía aproximadamente 2.040 millones de dólares; la mayor parte de la deuda estaba relacionada con la adquisición en 2006 de la cadena de periódicos Knight Ridder. Según informó el presidente y director de la empresa, Gary Pruitt, la reducción de personal se hará a través de jubilaciones adelantadas e incluirá cerca de 30 millones de dólares en costos de cesantía.

"El impacto de las reducciones de empleos en El Nuevo Herald no se corresponde con los beneficios que genera el diario, que ha mantenido creciendo su circulación en los últimos cinco años", manifestó Humberto Castelló antes de renunciar a su puesto de director de este diario que también pertenece a McClatchy Company. El Nuevo Herald, nacido en 1857, es uno de los tres grandes diarios en español de Estados Unidos. Tras 25 años de trabajo en el medio, el subdirector del periódico, Anthony Espetia, anunció también que dejará su puesto en junio. Además de la eliminación de puestos de trabajo, los empleados que ganen entre 25 mil y 50 mil dólares al año tendrán una reducción de salario del 5%, y para quienes perciben un salario de más de 50 mil dólares anuales, la disminución será del 10%.

El 18 de marzo, Seattle amaneció sin uno de sus diarios más importantes: The Post Intelligencer (The P−I). Luego de 146 años de historia, el matutino de la Corporación Hearst no llegará más a las casas de los 117.600 suscriptores diarios que tenía; desde ahora, sólo podrá leerse en Internet. Su cierre deja a la ciudad con un solo diario impreso, su rival The Seattle Times. El peso de la pérdida de 14 millones de dólares del año pasado cae, sin embargo, sobre las espaldas de los 140 periodistas que se quedarán sin trabajo. "Fue un día muy triste para todos los que trabajamos aquí", expresó Rita Hibbard, subdirectora del diario al que dedicó 25 años de su vida.
"Todavía no he logrado averiguar cómo se puede convertir en dinero un premio Pulitzer", afirmó Samuel Zell, propietario de Tribune y Los Angeles Times en declaraciones a la revista Portfolio (entre los dos diarios han recibido 62 de esos premios, considerados por la gran prensa como los Oscar del periodismo).

A fines de 2008, Tribune Company, el segundo grupo mediático de Estados Unidos, propietario además de The Baltimore Sun, se declaró en quiebra por las deudas acumuladas: 12.100 millones de dólares. El gigante mediático pidió ampararse bajo el capítulo 11 de la Ley de Bancarrota para reestructurar su deuda. Tribune Co. es también propietaria del equipo de béisbol Cachorros de Chicago y del estadio Wrigley Field y maneja 23 canales de televisión; sus principales prestatarios son JP Morgan Chase y Merrill Lynch. Tribune ya ha despedido a cientos de empleados y debe pagar en junio próximo una deuda de 512 millones de dólares (casi 400 millones de euros).

Entre 2007 y 2008, Gannett Company, la editora de diarios más importante del país, propietaria de 85 diarios, eliminó más de 8.300 puestos de trabajo y analiza un plan de suspensiones para la mayoría de sus 31 mil empleados.

Otro de los gigantes mediáticos EW Scripps Company, dueño de 15 diarios y 10 estaciones de televisión, despidió a 400 trabajadores y cerró su periódico Rocky Mountains News dos meses antes de que cumpliera 150 años.

La empresa que publica USA Today, el diario de mayor circulación del país, echó a mil trabajadores en agosto pasado. Otros periódicos estadounidenses como The New York Sun y Baltimore Examiner han saludado a sus lectores para siempre dejando a cientos de trabajadores en la calle.

El efecto dominó sacude también a gigantes como The New York Times, Wall Street Journal y a las revistas Time y Newsweek. A fines de 2008, The New York Times tuvo que ofrecer su edificio con sede en Manhattan como garantía para pedir un préstamo: necesitaba 177 millones de dólares para afrontar un crédito de 412 millones que vence en mayo.

La falta de anunciantes, la caída de las acciones, de las ventas y de los lectores hace que los medios busquen desesperadamente cualquier acción para salvarse.

Walter Isaacson, ex director de la revista Time y presidente de la cadena CNN ideó un sistema en Internet a través del cual los ciberlectores deben pagar entre 2 y 10 dólares por los artículos que deseen leer. Por su parte, Newsweek, propiedad de The Washington Post también apuesta a los poderes de Internet para no sucumbir ante la crisis. Incluso, el famoso Washington Post pasó de una planta de 900 periodistas hace seis años, a menos de 700 en la actualidad.

En enero de 2009, la quiebra llegó hasta The Star Tribune de Minneapolis y a mediados de febrero, las empresas editoriales del New Haven Register de Connecticut se declararon en bancarrota.

Una semana más tarde, el grupo de prensa Hearst Corporation anunció el recorte de personal del diario San Francisco Chronicle que en 2008 registró pérdidas por más de un millón de dólares por semana. El grupo empresario dijo que su objetivo era reducir costos y evitar el cierre del periódico de más tirada de la ciudad californiana.

Ni siquiera News Corp, el grupo mediático del australiano Rupert Murdoch, se salva del colapso: el consorcio propietario de The Wall Street Journal y de The Sun acumuló pérdidas durante el último trimestre de 2008 por 6.400 millones de dólares. Los periódicos estrella The New York Times, The Washington Post, The Chicago Tribune y Los Angeles Times ganan un 25% menos que hace 15 años.
.
Jornada nefasta para los matutinos europeos
.
En el viejo continente las crónicas del colapso no son muy distintas. Prisa, el complejo mediático español que edita el diario El País tiene una deuda de más de 5 mil millones de euros. Además de ser propietario del diario de mayor tirada de España, posee el cotidiano deportivo As, la Editorial Santillana y la mega empresa de televisión Sogecable. Las acciones del grupo cerraron a principios de marzo a 0,99 centavos de euro, menos que el precio de un diario.

Desde los 20,8 euros del año 2000, cuando las acciones de este grupo salieron al mercado, a los 0,99 centavos de este año, Prisa ha perdido más del 95% de su valor bursátil.

El consejero delegado del grupo empresario, Juan Luis Cebrián, pidió la intervención del Gobierno y del Parlamento para evitar la ruina del conglomerado mediático. "Miles de periodistas han ido a la calle o están amenazados de ser despedidos en las próximas semanas o meses. Los medios de comunicación tienen problemas para sobrevivir; ésta es una cuestión que afecta al contenido de la democracia", dijo Cebrián en el Foro de la Nueva Comunicación que reunió en Madrid a los directivos de los medios hispanos más poderosos. La intención de Prisa de convertirse en un agente político contra los gobiernos que en América Latina encabezan un proceso de cambios radicales se desvanece en el aire junto con sus acciones.

El diario El Mundo, principal competidor de El País, también afronta problemas económico−financieros que podrían significar su quiebra.

Otro de los periódicos españoles de gran tirada, ABC, registró en febrero pérdidas por 43 millones de euros y sus ingresos publicitarios se redujeron un 26%. 220 trabajadores fueron despedidos en el último período y se recortaron los sueldos de los directivos. La Razón, propiedad de Editorial Planeta, sigue los pasos de El Mundo y El País: ya no toman colaboraciones externas y han acordado con los sindicatos congelar los salarios de los trabajadores.

"En ocho meses 1.850 periodistas quedaron en la calle", informa la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (Fape).

Aunque es el más golpeado por la crisis internacional, España no es el único país europeo en ver cómo sus emporios mediáticos se convierten en escombros. Los periódicos británicos The Times, The Guardian, The Independent, The Finantial Times y The Daily Telegraph pierden diariamente cientos de lectores y avisos publicitarios en toda Inglaterra. En Italia, los medios afrontan el más profundo derrumbe de la publicidad en 16 años: las acciones de las 10 compañías más grandes del país caen en picada. En Francia, el presidente Nicolas Sarkozy tuvo que inyectar 765 millones de euros para sostener a la industria mediática. Aun así, Le Monde ha reducido su plantel en un 20% con el despido de 130 trabajadores y jubilaciones forzadas. El periódico Libération, nacido en la primavera del Mayo Francés para desnudar los efectos intrínsecamente inhumanos del capitalismo, fue comprado por el banquero Edouard de Rothschild.
.
América Latina: malas noticias para los grandes diarios
.
Aunque en América Latina todavía no se han registrado quiebras en los grandes diarios, los efectos de la crisis empiezan a palparse. En Argentina, el grupo La Nación cerró la revista Cinemanía y planea reducir el formato de la Rolling Stone. Si bien desde la empresa afirman que los periodistas de la revista de cine serán ubicados en otras publicaciones, ya ha habido varias cesantías.

"Hay ajustes y despidos encubiertos", dice Edgardo Miranda, prosecretario gremial de la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (Utpba). Hasta el cierre de esta edición, más de 50 empleados administrativos del grupo La Nación estaban en conciliación obligatoria, analizando si aceptaban los retiros voluntarios propuestos por la empresa.

Clarín, por su parte, mascarón de proa de un poderosísimo grupo que incluye el monopolio de la televisión por cable, a estas horas duramente cuestionado por las multinacionales de la telecomunicación, abrió un listado de retiros voluntarios y presiona con los métodos habituales a los periodistas para reducir su plantel tratando de evitar un conflicto gremial. Otros medios de escasísima circulación en Argentina (tanto oficialistas como opositores que venden entre dos y cuatro mil ejemplares diarios) se mantienen artificialmente por razones políticas y sus trabajadores sienten que en las nuevas condiciones determinadas por la crisis su trabajo está amenazado.

Si bien las quiebras de los grandes diarios estadounidenses y la caída del grupo español Prisa aparecen en las primeras planas de La Nación y Clarín, los matutinos de mayor tirada en Argentina, sus propios problemas económicos quedan fuera de sus agendas mediáticas. Nada dicen de las caídas de sus ventas. El promedio de ventas de Clarín cayó por tercer año consecutivo y no logra que su promedio se ubique por arriba de los 400 mil ejemplares que eran su piso hasta hace tres años. Luego de un leve crecimiento de 2004 a 2006, las ventas de La Nación cayeron por segundo año consecutivo. Su promedio anual de ventas se ubicó por debajo de la media obtenida en los últimos cuatro años. Los 160 mil ejemplares que hasta hace unos años eran su piso, se convierten en el máximo de ventas.

En Venezuela, hasta el cierre de esta edición, no se conocen clausuras de grandes periódicos por razones económicas. Sólo salió de circulación el vespertino El Mundo para transformarse en un matutino de información económica, abandonando su perfil original de periódico generalista, con peso especial en política y sucesos.

El Mundo pertenece a la Cadena Capriles, también propietaria de Últimas Noticias (UN), el diario de mayor circulación del país.

Ese grupo económico tiene al frente de UN a un periodista partidario del presidente Chávez, Eleazar Díaz Rangel, y tenía a un antichavista al frente de El Mundo, Enrique Rondón, lo que puede leerse como una manera de estar bien con Dios y con el Diablo.

La decisión de cambiar el vespertino por el matutino obedece también al interés por disminuir los costos de distribución. Los camiones de la red de distribución debían circular por las principales ciudades del país llevando desde Caracas únicamente los ejemplares de El Mundo.

Ahora éstos, bajo el nuevo formato, podrán viajar en los mismos camiones que distribuyen UN en la madrugada: dos periódicos de un solo tiro.

Por su parte, el político antichavista Teodoro Petkoff se había anticipado a convertir en matutino su periódico Tal Cual, originalmente vespertino, pues así también podía aprovechar la red de distribución de los periódicos tradicionales, y de paso aumentar el tiempo de vigencia de cada ejemplar, que en el caso de los matutinos es varias horas más que los vespertinos. Conocedores del sector afirman que en el campo de la distribución de periódicos quedó erradicada hace tiempo la competencia, pues las empresas de distribución se reparten el país por zonas determinadas, de modo que todos los periódicos llegan a cada puesto de venta en un mismo camión.

Los coletazos del colapso económico mundial se sienten también en Paraguay. La circulación de los principales periódicos se ha retraído. Según un estudio de Auditores Publicitarios, empresa que releva el mercado publicitario para la Cámara de Anunciantes de Paraguay (CAP), entre enero de 2008 y el mismo mes de 2009 se registró una baja del 4,5% en la inversión publicitaria en revistas, diarios, radios y televisión.

Aunque no se han registrado despidos masivos en el país, el 90% de los periodistas consultados para una encuesta realizada por el Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP), manifestó no contar con el seguro del Instituto de Previsión Social (IPS). El 30% de los consultados afirmó recibir menos del escaso salario mínimo de 1.341.000 guaraníes mensuales (unos 259 dólares).

"Existe una evasión escandalosa que históricamente está postergando el bienestar de los compañeros en la tercera edad", expresan los representantes del sindicato de periodistas de Paraguay. "A consecuencia de esta deficiencia casi delictiva, muchos trabajadores no se pueden jubilar porque los patrones descuentan los aportes y no los transfieren al instituto previsional", denuncian los sindicalistas. "Como ejemplo tenemos el caso de los trabajadores del desaparecido diario Noticias, cuya patronal quedó adeudando más de 1.200 millones de guaraníes (unos 230 mil dólares al cambio actual), evadiendo cerca de cuatro años de aportes de los trabajadores. Hasta el momento el Instituto de Previsión Social no inició demanda alguna contra el ex dueño de este malogrado diario, Eduardo ’ Bilo’ Bo".

Casi como si fuera una respuesta, se escucha la voz de los trabajadores uruguayos: "Si frente a la crisis se toman medidas de apoyo a sectores que arriesgan la competitividad de sus productos en el exterior como el automotriz o el de la industria láctea, ¿por qué no tomar medidas para atender la situación de la prensa? ¿Vamos a dejar que se recorten los salarios o que los trabajadores vayan al seguro de paro?", se pregunta Víctor Abelando, presidente de la Asociación de la Prensa Uruguaya (APU).

Desde una visión opuesta, Federico Fasano, director y propietario del grupo mediático Multimedio Plural, integrado por el diario La República, la emisora 1410 AM Libre y TV Libre, declaró que la crisis económica global no ha golpeado las puertas del matutino, segundo periódico de circulación nacional: "Contrariamente nos ha beneficiado ya que bajaron los precios de los insumos y de la publicidad, y no disminuyeron las ventas de periódicos. No dependemos del poder económico sino de los lectores".

Según la mayoría de los analistas económicos uruguayos, los efectos de la crisis van a notarse en el segundo semestre del año. Las afirmaciones del titular del gremio de prensa parecen poner blanco sobre negro: "Todavía no hay despidos o envío de trabajadores al seguro de paro, pero sí una importante pérdida del salario real, y es frecuente que los sueldos, los salarios vacacionales y los medios aguinaldos se paguen con atraso.

Sabemos que cuando las crisis llegan, los grandes empresarios hacen que los costos se reduzcan por el lado de los trabajadores".

Cada día, miles de trabajadores de todo el mundo se quedan en la calle. Las rotativas funcionan a media máquina y las noticias sobre las quiebras y los cierres de los principales diarios del globo se suceden unas a otras, testigos del capitalismo de papel que se deshace en el aire.
-
*Inés Hayes desde Buenos Aires con informes de Ernesto Villegas desde Caracas, Georgina Rodríguez desde Montevideo y Jorge Zárate desde Asunción.
-
Fuente: America XXI, año VII, No. 48, abril 2009. http://www.americaxxi.com.ve/numeros/0048/index.html
-
Red Voltaire/23/05/2009

Obama promete sólo guerras “responsables”

HABLO EN LA CEREMONIA DE GRADUACION DE GUARDIAMARINAS EN LA ACADEMIA DE ANNAPOLIS
-
Muy bien recibido por los militares, el presidente de Estados Unidos le garantizó a los uniformados mejores servicios sociales, una retirada digna de Irak y un triunfo en Afganistán para ser “el mejor ejército”.
-
Obama fue saludado y aplaudido en su visita a la principal escuela naval de los Estados Unidos.
-
Frente a un auditorio de oficiales recién graduados en la Academia Naval de Annapolis, en el estado de Maryland, el presidente estadounidense, Barack Obama, reafirmó su compromiso de terminar la guerra en Irak y ganarla en Afganistán. El mandatario hizo hincapié en que a diferencia de su antecesor, lo hará de manera responsable. “Los enviaré a combatir sólo cuando sea absolutamente necesario y con la estrategia y los objetivos bien definidos, el equipamiento y el respaldo necesarios”, prometió. Entre el público, uno de los graduados que lo escuchaban era Jack McCain, hijo de su rival electoral y héroe de la guerra de Vietnam, John McCain.

Con su discurso patriótico en la emblemática academia que forma a los líderes de la marina estadounidense, Obama buscó mantener las buenas relaciones con el mundo militar, un sector privilegiado durante los últimos ocho años del gobierno de Bush.

Obama llegó a la ceremonia en Maryland con una buena noticia. El Congreso, el mismo que el miércoles le había vetado 80 millones de dólares para cerrar Guantánamo, le había aprobado 24 horas después una partida para financiar las guerras de Irak y Afganistán (ver aparte).

“Mantendremos la superioridad militar estadounidense y haremos que sigan siendo la mejor fuerza que el mundo haya visto”, se congratuló el presidente.

Indicó que entre esas tareas figura la de poner fin de forma “responsable” a la guerra en Irak y la de perseguir una estrategia nueva y amplia para “desmantelar y derrotar” a la organización terrorista Al Qaida y a sus aliados en Afganistán y Pakistán. Obama destacó que entre las amenazas que afronta el país figura “la lucha contra redes terroristas, el avance de tecnologías letales e ideologías que impulsan el odio, la piratería al más puro estilo del siglo XVIII y los peligros cibernéticos del siglo XXI”.

Obama se dirigió a más de mil cadetes en una ceremonia de graduación en el Estadio Memorial ArmadaInfantería de Marina, en la Bahía de Chesapeake. El presidente de Estados Unidos se jactó de haber frenado la reducción numérica de la Armada, de haber reformado la infantería de marina y de invertir en barcos de guerra, submarinos y aviones de combate que necesitarán para cumplir su tarea.

Obama prometió además aumentar salarios, aportar guarderías para sus hijos menores y mejorar otros beneficios sociales. “En resumen, mantendremos el poderío militar estadounidense y seguiremos procurando que sean la mejor fuerza de combate que el mundo haya conocido”, afirmó ante los cadetes y unos 30.000 espectadores.

Obama no mencionó a McCain en su discurso, aunque lo hizo antes de abandonar la Casa Blanca, al ensalzar al senador durante la firma de un proyecto de ley que otorgó al Pentágono nuevos poderes para reducir gastos superfluos. McCain fue uno de los patrocinadores del proyecto. “El senador McCain no pudo estar hoy aquí porque quiso asegurarse que tenía un buen asiento para ver la graduación de su hijo en la Academia Naval, dentro de unas horas, y allí me dirigiré pronto”, dijo Obama al firmar el proyecto en la Casa Blanca.

De haber derrotado a Obama en las presidenciales, McCain habría pronunciado el discurso de graduación. Los presidentes de Estados Unidos suelen ser los oradores centrales en las ceremonias anuales de una de las cuatro academias militares de los Estados Unidos.

El de ayer fue el tercer discurso de Obama en una graduación universitaria en los últimos nueve días. La semana pasada armó un revuelo con su discurso en defensa del derecho al aborto, que dirigió a los graduados de la universidad de Notre Dame, en South Bend, Indiana, en la zona de los Grandes Lagos. Notre Dame es la universidad católica más reconocida de Estados Unidos y la presencia de un presidente con posturas contrarias a la Iglesia había generado un intenso debate en el campus universitario, que se había trasladado a los medios nacionales. Durante su alocución la semana pasada, el presidente fue interrumpido por varios manifestantes que habían burlado el sistema de seguridad para gritarle insultos al primer mandatario.

Ayer, en Annapolis se respiraba otro clima, fruto del acercamiento del presidente a la llamada familia militar en las últimas semanas, mientras se deteriora el frente en la guerra con los talibán.
-
-
Página/12 Web - Argentina/23/05/2009

¿Y esto es la sostenibilidad?

Por: CARLOS TAIBO*
-
En los últimos meses han pasado por los estudios de televisión y de radio, y se han pronunciado en las páginas de los periódicos, decenas de dirigentes políticos, de economistas, de sindicalistas y de periodistas, próximos al Gobierno o cercanos a la oposición. Aunque a menudo disientan en lo que respecta a las medidas precisas que conviene arbitrar, todos parecen estar de acuerdo en algo importante: para dejar atrás la crisis en curso hay que recuperar la senda del crecimiento económico y conseguir que despierte de una vez por todas el consumo.

En un planeta en el que sobran los argumentos para afirmar que el crecimiento no genera cohesión social, provoca agresiones medioambientales muchas veces irreversibles y propicia el agotamiento de recursos que no estarán a disposición de las generaciones venideras, cada vez es más urgente que busquemos, por ello, otros horizontes. Sorprende, sin embargo, que muchos de quienes han hecho de la sostenibilidad su bandera de enganche prefieran esquivar la conclusión de que en los países ricos tenemos que asumir cuanto antes reducciones drásticas en la producción y en el consumo, de la misma suerte que tenemos que repartir el trabajo en provecho de modelos que hagan de la redistribución de la riqueza, de la vida social, del ámbito local y del ocio creativo sus cimientos.

Nada de esto último se aprecia, ni de lejos, en las posiciones que abrazan hoy nuestros gobernantes, empeñados en sacar adelante diagnósticos de lo que sucede tan errados como interesados. Recuérdese que hace algo más de un año el presidente Rodríguez Zapatero eludía mencionar, en sus discursos, la palabra crisis. Después se inclinó por arrojar todas las culpas de lo que ocurría sobre los desmanes que ha dado en exportar la economía norteamericana –ninguna correspondía, en cambio, a un modelo, el español, al parecer en modo alguno lastrado por flujos especulativos de diversa índole–, para, en los últimos tiempos, descargar sus iras contra una burbuja inmobiliaria que, según una singularísima visión, nada habría tenido que ver con las políticas alentadas por el Partido Socialista desde las más diversas instancias. ¿Cuánto tiempo tardará Rodríguez Zapatero en percatarse de las contradicciones flagrantes de lo que defiende ahora?
No hay manera de casar el omnipresente discurso de la sostenibilidad con medidas como las que el Gobierno español ha decidido alentar en respuesta a la crisis. Una de ellas es esa enloquecida apuesta por la alta velocidad ferroviaria que tanto gusta –dicen– al presidente norteamericano de estas horas. A su amparo está claro qué es lo que se nos viene encima: una forma de transporte que reclama salvajes agresiones contra el medio, propicia la desertización ferroviaria del grueso del territorio, es extremadamente onerosa en términos energéticos y se traduce en precios inalcanzables para la mayoría de los ciudadanos.

Otra de esas medidas la aporta la frenética construcción de nuevas autovías sin que nadie explique convincentemente quién las va a poder utilizar en el futuro, cuando se disparen los precios de las materias primas energéticas que empleamos. Qué no decir, en fin, de la impresentable, y discriminatoria, decisión de subvencionar con recursos públicos la compra de automóviles. ¿No sería más razonable que, lejos de pensar en los intereses de las grandes empresas, nuestros gobernantes ayudasen, antes bien, a quienes han decidido prescindir de un instrumento, el coche, que retrata cabalmente muchos de los elementos de insostenibilidad que atenazan a nuestras sociedades? Mientras se apoyan con descaro olímpicas parafernalias, por momentos despunta, en fin, la lamentable retahíla que da cuenta del liderazgo español en tecnologías verdes, casi siempre adobada, por añadidura, con la triste defensa, también en este ámbito, de la competición más feroz.

Bien es cierto que los desafueros transcienden el terreno de la sostenibilidad. Para cerrar el círculo, nuestros gobernantes repiten incansables que no van a aceptar rebajas, en provecho de los empresarios, en lo que atañe a las reglas del juego del mercado laboral. Empiezan a menudear las noticias, sin embargo, que sugieren que el Partido Socialista sopesa introducir algunas de esas rebajas en un escenario en el que los empresarios a los que acabo de referirme no tienen mucho de qué quejarse: al amparo de una precariedad que se impone por doquier, las normas imperantes han permitido –no se olvide– un crecimiento espectacular de la cifra de desempleados, en muchos casos sin cobertura alguna.
Para que nada falte, entre nosotros se ha optado por importar un modelo, el norteamericano, que defiende medidas de socorro tan generosas como urgentes cuando las entidades financieras están al borde de la quiebra, pero no actúa con la misma benevolencia y energía cuando son las economías de los trabajadores –recuérdese a las decenas de miles de inmigrantes que contrajeron hipotecas en condiciones próximas a la usura– las que se hallan con el agua al cuello.

Y es que quienes nos dirigen, de siempre remisos a poner el dedo en la llaga de lo que supone un capitalismo depredador e injusto –hoy, por cierto, a la deriva–, defienden, sí, el bien común… siempre y cuando no choque con los intereses particulares de las grandes empresas. Que se lo digan, si no, a Microsoft, que a buen seguro se apresta a sacar tajada de ese ambicioso programa que, de hacerse realidad, pondrá en manos de nuestros niños un magnífico ordenador llamado a resolver mágicamente las carencias del sistema educativo que
arrastramos.
-
*Carlos Taibo es profesor de Ciencia Política.
-
Ilustración de Iker Ayestarán.
-
Público - España/23/05/2009

La triple crisis

Por: Enrique Javier Diez Gutiérrez
-
(Diagonal) - No basta con llamar la atención sobre la debacle financiera. Es verdad que algunos expertos afirman que el desplome de Wall Street ha sido comparable a lo que representó, en el ámbito geopolítico, la caída del muro de Berlín. Pero detrás de la crisis financiera se esboza una crisis de la economía real, ya que la actual deriva financiera misma va a asfixiar el desarrollo de la base productiva.
-
Ante esta crisis en los "mercados" (eufemismo para designar a las grandes corporaciones multinacionales) las instituciones públicas están inyectando enormes sumas de dinero, de nuestros impuestos, para mantener su liquidez. Tales intervenciones monetarias agregan más volatilidad al sistema e incrementan la incertidumbre, profundizando aún más la crisis. Porque en el futuro, tales emisiones de dinero, tratarán de ser respaldadas con una mayor transferencia de riqueza real desde los países empobrecidos, desde las clases trabajadoras y medias de los países del norte. Por eso más que hablar de "rescate de bancos o del sistema", habría que calificarlo de "botín de piratería": fruto del abordaje y del saqueo consentido de las arcas públicas por parte del gran capital.
-
Esto sólo puede desembocar en una crisis de la economía real: regresión de los ingresos de los trabajadores y las trabajadoras (especialmente los sectores más vulnerables: mujeres, jóvenes, migrantes), aumento del paro laboral (a finales del 2009 se espera llegar al record histórico de 120 millones de personas paradas y en España ya tenemos más de cuatro millones), alza de la precariedad y empeoramiento de la pobreza en los países del Sur.
-
Esta crisis económica y financiera se acompaña, además, de una crisis ecológica. Los recursos naturales no son suficientes para atender el actual estilo occidental de vida; el 20% de la población mundial, concentrada en el Norte, consume el 80% de los recursos naturales. El flujo permanente y la transferencia de los recursos del Sur al Norte ha supuesto, en definitiva, que el Sur ha venido financiado el desarrollo del Norte. El saqueo ecológico y el calentamiento global, consecuencias de la sobreexplotación de los recursos naturales, que son el bien común de la humanidad, afecta a todas las regiones del mundo y se siente más intensamente en las zonas más deprimidas y, dentro de ellas, en los sectores más empobrecidos.
-
En tan solo trescientos años de revolución industrial hemos destruido lo que la naturaleza tardó millones de años en construir. Las mayores reservas de recursos naturales se encuentran en el Sur y son ferozmente disputadas por los países dominantes, lo que ha venido generando guerras que tienden a ampliarse a otras regiones del planeta.
-
Simultáneamente los precios de los productos alimenticios básicos siguen en alza. Desde marzo de 2007 hasta mayo de 2008, el valor de los productos lácteos subió un 80%, el de la soja un 87%, y el trigo, un 130%. El Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola estima que por cada aumento de un 1% del coste de los alimentos de base, 16 millones de personas se ven sumergidas en la inseguridad alimentaria. Esta situación se ve agravada debido a que una parte de la producción alimentaria (caña de azúcar, girasol, colza, trigo, remolacha) se está destinando ahora a la producción de agrocarburantes, más rentables para la gran agroindustria de la exportación que destinarlos a alimentos para los seres humanos.
-
Esta triple crisis, financiera, energética, alimentaria, se ve proyectada hacia una crisis social que ve resurgir políticas autoritarias, visiones fatalistas, xenofobia y racismo. El huracán económico se ha llevado por delante una cuarta parte de la riqueza mundial y, como consecuencia, está provocando, en casi todo el planeta, el cierre de fábricas, la explosión del desempleo, una escalada proteccionista y la radicalización de las protestas sociales. Causa de pobreza, de angustia y de exclusión, la lepra del desempleo se extiende. En EEUU, en China, en la Unión Europea, en Latinoamérica... Y no olvidemos que fueron los partidos socialdemócratas y socialistas europeos los que consolidaron la eliminación de cualquier salvaguardia que podía quedar frente a la ola ultraliberal de la derecha.
-
La brutal explosión del desempleo provoca naturalmente el retorno del nacionalismo económico, lo cual, a su vez, está provocando brotes de xenofobia. En Reino Unido, miles de obreros del sector de la energía, gritando la consigna "empleos británicos para trabajadores británicos", se declararon en huelga contra la contratación de trabajadores portugueses e italianos en Lincolnshire, mientras que miles de polacos eran "invitados" a regresar a su tierra natal.
-
En Italia se está expulsando sin miramientos a los rumanos. Y en todas partes se cuestiona el derecho de residencia de los inmigrantes legalmente establecidos. En numerosos países, grandes empresarios que reclaman a gritos ayudas millonarias, se aprovechan de la crisis para despedir a mansalva y reducir costes. Una actitud que, en el actual contexto de crecimiento descontrolado del desempleo, enfurece. Por eso se multiplican las protestas sociales.
-
Las turbulencias ya han causado la caída de los Gobiernos de Bélgica, Islandia y Letonia. La protesta en las calles por las dificultades económicas se ha extendido a un número creciente de países -Grecia, Rusia, Gran Bretaña, Francia, China, Corea del Sur, Guadalupe, Reunión, Madagascar, México- y probablemente en muchos más que no se notan aún en la prensa mundial. Las clases dominantes están haciendo todo lo que pueden para proyectar los efectos de la crisis sobre la mayoría de la población. Las ganancias de los ricos que nadie las toque.
-
Bolpress - Bolivia/23/05/2009

Las opiniones de Yoo son noticia en Filadelfia

Por Amy Goodman*
-
Escuche
-
El Philadelphia Inquirer, uno de los dos mayores periódicos de Filadelfia, ha sido noticia estos días, luego de haber contratado al polémico ex abogado del gobierno de George W. Bush, John Yoo, como columnista mensual.

Llueven las cartas y correos electrónicos que critican la decisión del Inquirer. “¿Cómo es posible que el análisis jurídico de John Yoo sea de algún modo informativo?”, escribió Lisa Ernst, de Filadelfia. Y añadió: “¿Y luego qué vendrá? ¿Una columna de asesoramiento en inversiones escrita por Bernie Madoff?”. Will Bunch, del otro periódico importante de la ciudad, el Philadelphia Daily News, escribió: “No se trata de impedir que John Yoo exprese su opinión, bien alejada de la corriente de pensamiento dominante, en los muchos lugares que tiene a su disposición, sino de si un importante periódico estadounidense debiera darle a Yoo, a sus acciones y a la posición de defensa de la tortura, su apoyo implícito al entregarle un megáfono”.

John Yoo fue Vicefiscal General adjunto de 2001 a 2003 en la Oficina de Asesoramiento Legal del Departamento de Justicia del gobierno de Bush, donde trabajó bajo la supervisión de Jay Bybee. Allí, Yoo fue autor o co-autor de los “memorandos sobre la tortura”, el documento legal que le dio los argumentos a la Casa Blanca de Bush para autorizar las prácticas severas de interrogatorio. Yoo definió la tortura en un memorando: “La víctima debe experimentar dolor o sufrimiento intenso, del tipo equivalente al dolor asociado a una herida física de gravedad, tan grave que provocaría la muerte, la falla de un órgano, o un daño permanente que provoque la pérdida de una función corporal importante”.

El Juez Baltasar Garzón, de la Audiencia Nacional de España, está procediendo con una investigación contra los llamados “Seis de Bush”, que incluye a Yoo y a Bybee, al igual que al ex Fiscal General Alberto Gonzáles; al entonces Asesor General del Departamento de Defensa, William J. Haynes Segundo, al ex Subsecretario de Defensa para política, Douglas Feith, y a David Addington, el Jefe de Gabinete del ex Vicepresidente Dick Cheney. Los seis podrían afrontar acusaciones penales en España por haber permitido la tortura en Guantánamo y en otros lugares. Quizá lo piensen dos veces antes de viajar a España o a otros países europeos. Yoo, Bybee y otro abogado del Departamento de Justicia del gobierno de Bush, Steven G. Bradbury, están siendo investigados por su conducta por la Oficina de Responsabilidad Profesional del Departamento de Justicia. El Departamento de Justicia podría enviar el informe a los colegios de abogados de los diferentes estados, donde los abogados podrían ser disciplinados, y posiblemente inhabilitados. Bybee, ahora juez federal, podría ser sometido a juicio político.

La estrategia de inhabilitación también fue apoyada por activistas de base. El grupo DisbarTortureLawyers.com, que en español significa “Inhabilitar a los Abogados de la Tortura”, dijo “el lunes 18 de mayo de 2009, una amplia coalición de organizaciones dedicadas a la gobernanza responsable, y que representa a más de un millón de miembros, presentó demandas disciplinarias a las juntas directivas de los colegios de abogados estatales contra (…) doce abogados por defender la tortura de detenidos durante el gobierno de Bush”.

La inhabilitación ciertamente sería un problema para muchas de estas personas; quizá, hasta les podría costar sus puestos de trabajo. Pero las pautas de detención y las prácticas de interrogatorio a las que ellos dieron autorización oficial, desde sus cargos en el más alto nivel del poder ejecutivo, han tenido consecuencias mucho más serias y de mayor alcance para cientos –o quizá miles- de personas en todo el mundo.

John Sifton es un investigador de derechos humanos que recientemente escribió un artículo titulado “Los homicidios del gobierno de Bush”. Concluye que “un número estimado de cien detenidos murieron durante los interrogatorios”, y que algunos “fueron claramente torturados hasta la muerte”. Sifton me dijo: “Estas técnicas agresivas no se limitaban sólo al programa de la CIA de detenidos de alto perfil. Se extendieron a las Fuerzas Armadas con resultados desastrosos. Provocaron la muerte de seres humanos. Y cuando hay un cadáver involucrado, no se puede simplemente tener un debate sobre diferencias políticas y sobre mirar hacia adelante o hacia atrás”.

Volviendo al ahora columnista del Philadelphia Inquirer John Yoo, Will Bunch del Philadelphia Daily News, que escribe el blog Attytood, me dijo: “Filadelfia es una ciudad de cuatro millones de habitantes. John Yoo se crió aquí, pero ni siquiera vive aquí ahora. Y pensar que es una voz que refleja a la comunidad… Honestamente, es un insulto a los verdaderos conservadores que la mejor voz que puedan tener en una página editorial sea la de alguien famoso por ser un defensor de la tortura”.

Estuve en Filadelfia el fin de semana pasado y pude escuchar el discurso que dio el cantante de soul y ganador de un premio Grammy John Legend en la ceremonia de graduación de la Universidad de Pensilvaia, su alma máter. Legend dijo en su discurso:

“Como nación y como mundo, necesitamos más verdad. Permítanme repetir eso. Necesitamos más verdad. Cuando miramos la lista de crisis que enfrentamos, hay un hilo conductor que vincula a varias de ellas. La gente que creó estas crisis o que permitió que sucedieran o no buscó lo suficiente la verdad o no escuchó las voces que les podían decir dónde estaba la verdad. (…) Muy a menudo, a nivel empresarial y en el gobierno, la gente es recompensada por tener la respuesta que la persona a la que responden quiere que tenga: ‘Sí, señor. Podemos darle hipotecas a la gente que no tiene dinero para hacer un pago inicial y no puede pagar las cuotas mensuales’. (…) ‘Sí, señora. Puedo escribir un informe legal que justifique la tortura’”.

Los estudiantes escucharon absortos. Hay muchos ciudadanos de Filadelfia que pueden escribir e inspirar un debate que lleve a la gente a actuar. John Yoo ya causó demasiado daño.
-
Denis Moynihan colaboró en la investigación de esta columna.
-
*Amy Goodman es presentadora de “Democracy Now!”, un noticiero internacional diario de una hora que se emite en más de 550 emisoras de radio y televisión en inglés y en 200 emisoras en español. Es co-autora del libro “Standing Up to the Madness: Ordinary Heroes in Extraordinary Times”, recientemente publicado en edición de bolsillo.
-
© 2009 Amy Goodman
-
Texto en inglés.
Traducido por Mercedes Camps y Democracy Now! en español -spanish@democracynow.org
-
Democracy Now! - USA/23/05/2009

La agonía del libro

Por Antonio Elio Brailovsky
-
Hace muchos años, un joven llamado Neftalí decidió escribir versos. El sopapo que le propinó su padre por dedicarse a ese oficio de maricones lo disuadió, no de la poesía, sino de publicarla con su nombre. Así, Neftalí Reyes eligió el seudónimo con el que todos lo conocemos: se llamaría Pablo Neruda.
-
Hoy Neftalí encontraría otros problemas: nadie quiere publicar poesía. No se imprimirían los poemas de Neftalí y simplemente se perderían para siempre. Y si existe otro Neruda escribiendo en las sombras, tal vez no lleguemos a conocerlo nunca.

En un modelo editorial volcado al mercado, alguien decidió hace unos cuantos años que el mercado no absorbería poesía y este género literario dejó de editarse. De este modo, no sólo estamos impidiendo que se conozcan los nuevos poetas.

Neftalí Reyes eligió ser Pablo Neruda porque se inspiró leyendo los poemas del checo Jan Neruda, por quien sentía una gran admiración. ¿Encontraría hoy Neftalí una versión castellana de los poemas de Jan Neruda? ¿Alguna mano piadosa los habrá colgado de esa abigarrada confusión que llamamos Internet?

Al dejar de publicar poesía estamos rompiendo una línea de continuidad iniciada mucho antes del nacimiento del idioma castellano, con las poesías amorosas del romano Ovidio, cuyo tono erótico no pudo soportar el emperador Augusto, y por eso lo desterró a un sitio infame.

Hace casi dos mil años que leemos a Ovidio, a quien no pudo destruir la represión de su mojigato emperador. Primero lo leímos en tablillas de cera, después en pergaminos y más tarde en letra impresa. Mientras tanto, los poetas nuevos quedan sujetos al efímero destino de un blog electrónico.

La continuidad de una cultura significa que unos artistas van inspirándose en los anteriores, por supuesto que si tienen oportunidad de conocerlos.

Acaba de terminar en Buenos Aires una de las Ferias del Libro abiertas al público más importantes del mundo, y todos los comentarios se refieren a sus aspectos comerciales. Nos preocupamos mucho menos de lo que ocurre con la promoción de la cultura.

Pero el mercado no siempre es el mejor regulador de todas las cosas. Por influjo del mercado, la poesía dejó de ser rentable. Poco después, el cuento siguió el mismo destino. Si hoy llegaran con su carpeta a una editorial, sin que nadie los conociera, ¿publicarían sus cuentos Horacio Quiroga y Jorge Luis Borges? ¿O se perderían sus obras para siempre?

Este año, en medio de la gran fiesta del libro, el mercado dio otra vuelta de tuerca. Me informan que varias editoriales están reduciendo la edición de novelas.

Es un año de crisis y en época de crisis las novelas venden poco -me dicen- Vamos a vender muchos libros de autoayuda.

De modo que empecé a preguntar qué destino tendrían algunas grandes obras de la literatura universal si sus autores fueran noveles en vez de famosos:

¿Publicarías el "Ulises", de James Joyce, si el autor fuera desconocido? -pregunto.

No -me contestan- es demasiado difícil de leer.

¿Publicarías "En busca del tiempo perdido", de Marcel Proust?

No, es demasiado largo. Me cuesta mucho vender un libro de más de 200 páginas.

¿Publicarías "Cien años de soledad", de Gabriel García Márquez, si nadie conociera al autor?

No, es demasiado complicado. Vendemos mejor los libros sencillos.

No sé si será cierto, y en el marco de este comentario tal vez tenga poca importancia. Lo que sí es cierto es que someter la cultura exclusivamente a las reglas del mercado está dañando severamente nuestro patrimonio literario.

En un contexto en el cual cada uno de los actores destaca las responsabilidades de los otros, el libro se transforma en un objeto descartable. El mercado (metáfora que habla de las acciones de muchos seres humanos concretos) está tratando a los libros como si fueran revistas, con una vida útil cada vez más reducida. Para realizar ganancias (o solamente para sobrevivir) hay que editar continuamente nuevos libros que desplacen a los anteriores. Para resguardarse de la crisis, hay que reducir la tirada y subir el precio.

En consecuencia, el público compra menos. La respuesta de los organizadores de la Feria no es promocionar la lectura sino reducir la presencia de un público que mira los libros como objetos de lujo.

Los libros que sobran a menudo se destruyen en vez de enviarlos a las mesas de saldos, para evitar que el libro barato compita con el libro caro que acaba de editarse.

¿Queda acaso el resquicio de las ediciones de autor?

No, de veras que no. Acabo de hablar con libreros, que me dicen:

El espacio que tengo en las mesas no es infinito. Lo libros que llegan de las editoriales que trabajan con ediciones de autor se quedan en el depósito sin abrir los paquetes.

¿Y si alguien los pide? -pregunto.

Les tengo que decir que está agotado -me contestan-. Si bajo al depósito para abrir los paquetes, descuido el local y me roban los libros.

Podemos seguir indefinidamente con el anecdotario, pero lo importante ya está dicho: más allá de las mejores intenciones de cada uno de los actores sociales involucrados, la exclusividad del mercado está produciendo graves daños en nuestro patrimonio literario. Se edita una fracción ínfima de los libros que se escriben y el criterio de selección no tiene que ver con la calidad sino con las expectativas de venta. Estas variables no necesariamente coinciden, como se ve con las ventas de los libros de autoayuda.

Nos preocupamos por el patrimonio arquitectónico y salvamos de la demolición a aquellas obras emblemáticas que el mercado inmobiliario quiere transformar en centros comerciales o en torres de departamentos. También creamos parques nacionales y reservas naturales para proteger nuestro patrimonio natural, cuando el mercado quiere arrasar los bosques o transformar nuestra fauna en tapados de piel.

Pero aún no estamos haciendo nada por salvar el patrimonio literario que todos los días se redacta y que se va perdiendo por falta de políticas públicas de protección.

Existen editoriales estatales en Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Cuba. Uruguay firma convenios internacionales para promocionar en el exterior los libros de sus editoriales estatales. Las hay en los diferentes Estados de México y además está su enorme Fondo de Cultura Económica. En Venezuela hay varias, como la muy importante Monte Ávila, el Perro y la Rana y la Colección Ayacucho. Estas editoriales tratan de publicar aquellas obras valiosas que no encuentran un lugar en el mercado. En un reciente debate en ese país, se planteó el desafío que significaba para el sector privado el competir con los precios bajos de las editoriales estatales. Es decir, que tenían que encontrar formas imaginativas de llegar al público con precios menores, en vez de la fácil solución de aumentarlos indefinidamente.

Se trata de una alternativa. Sin duda que hay otras posibles, como contratos de edición por parte de organismos públicos o una red de librerías estatales, como la que tuvo hace tiempo la Editorial Universitaria de Buenos Aires. Lo que realmente importa es recordar que el libro no puede ser vehículo de cultura si no hay políticas públicas al respecto.

Me llama la atención el que no estemos analizando propuestas sobre el tema. Y no me refiero solamente a los que ocupan cargos de gobierno. En estos días hay elecciones en la Argentina. Se presentan varios miles de candidatos para ocupar cargos electivos y todavía no conocemos la propuesta cultural de ninguno de ellos. Tanto el Gobierno como la oposición han olvidado que su función es discutir políticas públicas, no solamente candidaturas. ¿Los ciudadanos tendrán la energía necesaria para recordárselo?
-
Nota publicada en el portal Buenos Aires Sos (
www.buenosairessos.com)
-
Red Voltaire/23/05/209

Venezuela: Los intelectuales, la derecha, y los “think tanks” latinoamericanos (I)

Radiografía mínima del encuentro aniversario del Centro de Divulgación del Conocimiento Económico (Cedice). El 28 y 29 de mayo se dará cita en Caracas lo más granado de la derecha latinoamericana.
-
Por: Diego Sequera
-
Los próximos 28 y 29 de mayo se dará cita en Caracas lo más granado de la derecha latinoamericana. En el marco del aniversario del Centro de Divulgación del Conocimiento Económico (CEDICE), y en coproducción con la Fundación Internacional para la Libertad (FIL) junto a un inmenso rosario de o­nGs e instituciones del mismo corte, las instalaciones del hotel Caracas Palace (otrora Four Seasons, famoso por alojar a los militares golpistas de Plaza Altamira en el 2002) serán testigo del magno evento “El Desafío Latinoamericano: Libertad, democracia, propiedad y combate a la pobreza”.

Por el módico precio de 600 BsF. para afiliados, 850 no afiliados, 300 Cámaras, y o­nGs / universidades a 100 (no incluye almuerzo), usted podrá tener la oportunidad de celebrar junto a Cedice y a la FIL los 25 años de incansable años de trabajo en pro del capitalismo más cavernario, en la ardua lucha “por un país de propietarios”. Y qué mejor que celebrar esta magna fecha con los amigos de siempre.

Una vez que usted haya cancelado en efectivo cualquiera de las tarifas, usted podrá presenciar dos intensos días de jornadas y conferencias (favor pagar antes del 22 de mayo) junto a ex presidentes de la talla del boliviano Jorge Quiroga, el novelista y vocero de la derecha cultural Mario Vargas Llosa (presidente a su vez de la FIL), al celebérrimo periodista uribista y declarado enemigo de Venezuela, Plinio Apuleyo Mendoza, el no menos siniestro Álvaro Vargas Llosa (por supuesto, hijo de Mario), al apologista del antichavismo internacional, el escritor mexicano Enrique Krauze, entre otros, junto a la crema y nata de la oposición retrógrada de nuestro país: desde Yon Goicoechea hasta Antonio Ledezma, pasando por Emeterio Gómez y Leopoldo López. Los panelistas que harán las maravillas de la clase media neoanalfabeta y de los foristas de Noticiero Digital.

No todos los tanques de guerra echan balas
Think-tanks lo llaman. Así lo bautizaron los neoconservadores gringos. Si nos valemos de la definición que propone Wikipedia: “Un think tank o tanque de pensamiento es una institución investigadora u otro tipo de organización que ofrece consejos e ideas sobre asuntos de política, comercio e intereses militares. El nombre proviene del inglés, por la abundancia de estas instituciones en Estados Unidos, y significa ‘depósito de ideas’… Los think tank a menudo están relacionados con laboratorios militares, empresas privadas, instituciones académicas o de otro tipo… Un think tank tiene estatus legal de institución privada (normalmente en forma de fundación no comercial). Los think tanks defienden diversas ideas. Sus trabajos tienen habitualmente un peso importante en la política, particularmente en Estados Unidos”. No es difícil aproximar la palabra a la etimología militar, tan querida para los gringos. Lo que por supuesto omite la definición de Wikipedia es la clara orientación derechista y pro-imperial que acompaña a este perfil.

Por mencionar algunos de estos “centros de estudios” que suelen proclamarse “independientes” o dependientes a algún partido tenemos, por ejemplo, la Fundación para el Ánalisis y los Estudios Sociales (FAES) dirigido por el franquista, ex presidente español, José María Aznar, considerado “el laboratorio de ideas del Partido Popular”; en Colombia, un país profuso en think tanks en materia de seguridad cuenta con la Fundación Seguridad y Democracia;el Cato Institute o The Rendon Group son dos lamentables ejemplos de think tanks gringos al servicio de la intervención, el primero económica y el segundo, militar. El grupo La Colina y, por supuesto, el Cedice son claros ejemplos nacionales.

Puede que estos “institutos” varíen en cuanto al objeto de estudio, pero sin lugar a dudas en sus fines no. La página de la Red Voltaire del escritor Thierry Meyssan, voltairnet.org, contiene toda una sección con diversos y profusos análisis sobre los think tanks y su operatividad. Sección del portal que lleva el descriptivo y acertado título “Think tanks: centros de retórica para la dominación y el control”.

El caso Michael Josselson o parábola de quién es el que paga
El quién financia estos “centros de retórica” da para más de un artículo. Vale la pena revisar el artículo Las redes de la injerencia “democrática” de Meyssan para darse una idea. Se puede consultar en la versión en español del portal voltairenet.org.

Pero para aclarar nuestro punto, sírvase esta “parábola” del frente cultural: Michael Josselson, agente de la CIA original de Estonia, crea con fondos de la Agencia el “Congreso por la Libertad de la Cultura” en 1950, en los tiempos en que arranca con todo la Guerra Fría. Dicho “congreso” se dedicó a la tarea de fomentar conferencias y publicaciones a nivel mundial, creando un “paraíso desideologizado” en palabras de Luis Britto García.

“Denuncia (la investigadora) Frances Stonor Saunders que a través de estas redes recibieron fondos de la CIA paradigmas de la desideologización” intelectuales de la talla de Hannah Arendt, Isaiah Berlin y Stephen Spender, entre otros, y remata Britto García: “Apoyados por embajadas que financiaban tumultuosas giras de los mismos artistas negros que eran discriminados y linchados en su país, rompieron el frente cultural de la izquierda europea”.

La luna de miel entre Josselson y los intelectuales de “la nueva izquierda” –porque todavía se preciaban de serlo– duró hasta 1966, cuando el New York Times denuncia la vinculación directa entre el “Congreso…” y la CIA. Esta mampara, una vez al descubierto, viene a trocarse en la Asociación Internacional por la Libertad de la Cultura, “financiada por el Congreso de Estados Unidos mediante la fundación Ford, para desaparecer en 1997”, nos cuenta Britto García.

La misma mampara que financió revistas “culturales” como Mundo Nuevo, dirigida por Emir Rodríguez Monegal y la revista Imagen en Venezuela, fundada por Baica Dávalos. De esta peña anticomunista, antifidelista y presuntamente ¨panamericanista” formaron parte indefectible Mario y Álvaro Vargas Llosa, Plinio Apuleyo Mendoza, Jorge Castañeda y Enrique Krauze ¿qué dirán ahora todos esos personeros de la República del Este, antes de izquierda ahora en la oposición?

Desde entonces, estos intelectualotes no han dejado de ser megáfonos de la ranciedad, voceros de la entrega cultural y política, galvanizadores del discurso propagandista del Departamento de Estado en la “alta cultura”. Dato interesante: nótese la semejanza en los nombres “Fundación Internacional por la Libertad” de M. Vargas Llosa y el “Congreso por la Libertad de la Cultura” de Josselson. Papel que ahora le corresponde a la NED y la USAID, del que también hay profuso material en la red, pero el procedimiento prácticamente no ha variado. La falta de originalidad es su divisa.

Volviendo al evento de Cedice
El trabajo de resemantización, desgaste y legitimación del capitalismo y los sobrantes del Consenso de Washington tiene en Cedice una permanente cabeza de playa. “Estamos a favor de la economía de mercado” antetitula una entrevista de la agencia española EFE una entrevista a Rafael Alfonzo (¿remember Alfonzo Rivas?), presidente del Cedice, al ser el evento reseñado por la agencia. “Alfonzo insistió en que el encuentro está orientado hacia la propiedad privada y hacia las medidas para combatir la pobreza. ‘No tenemos miedo de reconocer que estamos a favor del liberalismo y de la economía de mercado’”. Estas dos citas sintetizan el propósito del evento. Eva Golinger publicó un exhaustivo informe de quién es quién en el encuentro realizado por Cedice.

En próxima entrega la relación de estas agrupaciones con el “influyente” think tank Diálogo Interamericano.
diegosequera@gmail.com
-
Anexo
¿La prometida escuela de líderes de Yongo?
-
En el marco del evento, no podemos dejar de mencionar la creación de la Universidad El Cato-Cedice. Del 24 al 26, como antesala del evento, planteado a modo de retiro en la hacienda La Escondida, por 150 Bs.F. “50 jóvenes de nacionalidad venezolana” según reza el panfleto, compartirán y debatirán junto a los profesores de la flamante Alma Mater Álvaro Vargas Llosa, Otto Guevara, Carlos Sabino, Daniel Córdova, Martín Krause y Gabriela Calderón. Convocan Elcato.org, Fundación Futuro Presente, Unidad Nacional (Yon Goicoechea presidente) y Nuevas Premisas. Yongo es presidente de Futuro Presente.
¿La prometida “Escuela de líderes” que Goicoechea prometió al recibir los 500 mil dólares del premio Milton Friedman del Cato Institute?
-
Más información:
América Latina
Opinión
Venezuela
-
Kaos en la Red/23/05/2009

ESCARBANDO en LQ Somos

¿Esta sociedad merece sobrevivir?
-
El actual Presidente de la Asamblea General de la ONU, Miguel d'Escoto Brockmann, ex-canciller de la Nicaragua sandinista, está dotando de un rostro nuevo a la entidad. Ha creado grupos de estudio sobre los más variados temas que interesan especialmente a la humanidad sufriente, como la cuestión del agua dulce, la relación entre energías alternativas y la seguridad alimentaria, la cuestión mundial de los indígenas y otros.
.
El grupo tal vez más significativo, que incluye a grandes nombres de la economía, como el premio Nóbel Joseph Stiglitz, es el que busca salidas colectivas para la crisis económico-financiera. Todos son conscientes de que los países del G-20, por importantes que sean, no consiguen representar a los 172 países restantes, donde viven las principales víctimas de las turbulencias actuales. D'Escoto pretende reunir los días 1, 2 y 3 de junio de este año en la Asamblea de la ONU a todos los jefes de estado de los 192 países miembros para buscar juntos caminos sostenibles que sirvan a toda la humanidad y no solamente a los poderosos.

Lo más importante, sin embargo, reside en la atmósfera que ha creado, de diálogo abierto, de sentido de cooperación y de renuncia a toda violencia en la solución de los problemas mundiales. Su despacho está cubierto con los iconos que inspiran su vida y su práctica: Jesucristo, Tolstoi, Gandhi, Sandino, Chico Mendes entre otros. Todos lo llaman padre, pues sigue siendo sacerdote católico, con una profunda inspiración evangélica. Es un hombre de gran bondad, que le viene de dentro y que contagia a todos.

Bajo su influencia el presidente de Bolivia Evo Morales pudo proponer a la Asamblea General que se votase la resolución de instaurar el día 22 de abril como el Día Internacional de la Madre Tierra, proposición que fue aceptada por unanimidad. Fue un honor para mí poder exponer a los representantes de los pueblos los argumentos científicos, éticos y humanísticos de esta concepción de la Tierra como Madre.

Todo esto parece natural y obvio y de un humanismo palmario. Sin embargo, —vean la ironía—, hay representantes de los países ricos que encuentran el comportamiento del padre Miguel muy extraño. Hace poco apareció un artículo en el Washington Post haciéndose eco de esta cualidad. Decía el articulista que Miguel d'Escoto habla de cosas extrañísimas que nunca se oyen en la ONU, tales como solidaridad, cooperación y amor. En sus discursos saluda a todos como hermanos y hermanas (Brothers and Sisters all ). Más extraño aún, dice el articulista, es el hecho de que muchos representantes y hasta jefes de estado como Sarkozy están asumiendo ese mismo lenguaje extraño.

Dios mío, ¿en qué nivel del infierno de Dante nos encontramos? ¿Cómo puede una sociedad construirse sin solidaridad, cooperación y amor, privada del sentimiento profundo expresado en la Carta de los Derechos Humanos de la ONU de que todos somos iguales y por eso hermanos y hermanas?

Para un tipo de sociedad que ha optado por transformar todo en mercancía: la Tierra, la naturaleza, el agua y la propia vida, y que coloca el ganar dinero y consumir como ideal supremo por encima de cualquier otro valor, por encima de los derechos humanos, de la democracia y del respeto al ambiente, las actitudes del presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas parecen realmente extrañísimas. Están ausentes del diccionario capitalista.

Debemos preguntarnos por la calidad humana y ética de este tipo de sociedad. Ella representa sencillamente un insulto a todo lo que la humanidad predicó e intentó vivir a lo largo de todos los siglos. No sin razón está en crisis, que más que económica y financiera es una crisis de humanidad. Representa lo peor que hay dentro de nosotros, nuestro lado demens. Se ha mostrado insostenible hasta financieramente, exactamente en el punto que es central para ella.

Este tipo de civilización no merece tener ningún futuro. Ojalá Gaia se apiade de nosotros y no ejerza su comprensible venganza. Mas si por diez justos, según dice la Biblia, Dios hubiera perdonado a Sodoma y Gomorra, nosotros esperamos también ser salvados por los muchos justos que todavía florecen sobre la faz de la Tierra.
-
Leonardo Boff es autor de Del iceberg al Arca de Noé. El nacimiento de una ética planetaria, Sal Terrae, Santander.
-
Traducción de mjg
-
LQSomos. Leonardo Boff. Mayo de 2009
-
LQSomos/23/05/2009

ARTÍCULOS MUY INTERESANTES

Iván Lira
-
Mundo
-
Economía
El liberalismo y las crisis: aprender y responder
Juan Torres López y Alberto Garzón Espinosa
-
Colombia
-
Mundo
-
Economía
-
Opinión
-
Mentiras y medios
-
Rebelión/23/05/2009

inSurGente

Ellos enfermos, nosotros muertos
Si los bancos tienen estrés: ¿Qué tienen los trabajadores y las trabajadoras?
Es hora de acabar con los rescates: los muchachos de la banca están bien.
Por Dean Baker
Así razonan estos tipos cuando se muestran menos codiciosos… y no les cae la cara de vergüenza: “(…)Si los bancos fueran muertos vivientes sin esperanza, quizá habría una razón para este tipo de subsidio financiado por los contribuyentes que permitiera limpiar los libros de contabilidad y permitir que los bancos empezaran a prestar de nuevo. Pero si el Secretario Geithner nos está diciendo que los bancos están sanos, ¿no podemos dejar que simplemente vendan sus préstamos en el mercado como todos los demás? ¿Cuál es el argumento para defender este programa de beneficios especial que disfrutan los bancos?(…)”. "Leer Más:..."
-
inSurGente/IAR/23/05/2009

Locations of visitors to this page