17/6/09

BOLETÍN DEMOCRACY NOW! EN ESPAÑOL

-
Cámara de Representantes aprueba proyecto de ley de gastos de guerra de 106 mil millones de dólares
ONU informa cifra récord de personas internamente desplazadas
Mientras siguen manifestaciones en Teherán, Ebadi reclama nuevas elecciones
Obama: Estados Unidos no debe intervenir en elecciones iraníes
Medidas enérgicas del gobierno iraní contra prensa y sitios web extranjeros
Obama extenderá beneficios federales a parejas de homosexuales
Informe: asesinatos de homosexuales aumentan 28% en 2008
Obama esbozará importantes cambios regulatorios
Informe: Crisis de desempleo continuará hasta el año 2014
Jimmy Carter: Los residentes de Gaza son tratados “más como animales que como seres humanos”
Dictamen del Departamento de Estado de 1979: Los asentamientos israelíes “no concuerdan con las leyes internacionales”
Nuevo informe del gobierno: El calentamiento global es inequívoco
El presidente del Consejo de Ministros peruano renunciará
Muere jefe de la policía de Mogadiscio
El senador republicano John Ensign admite haber tenido una aventura amorosa
Comienza el juicio del ex representante demócrata William Jefferson
Médico pionero Leo Orris falleció a los 93 años
-
-
Democracy Now! - USA/17/06/2009

El mundo le da la espalda al dólar e inversores buscan refugio en las commodities

Para salvar a bancos y empresas se apostó a una "multi-billonaria" emisión. Pero alguien tiene que pagar la fiesta y el primer daminificado es el billete verde, que ahora queda debilitado y preso de la inflación. Se buscan a las materias primas como refugio de lo que viene. ¿Nace una nueva burbuja?
Por: Guillermina Fossati

Tras el "diluvio financiero universal" que azotara a los países durante 2008 y los primeros meses de 2009, y que hizo del dólar el principal activo de refugio de los inversores ahora, con las aguas más calmas, el mundo se encamina hacia un nuevo punto de equilibrio. Y este nuevo capítulo, que ya comenzó a escribirse, traerá importantes consecuencias para la Argentina.

Las materias primas, que durante el año pasado fueron opacadas por el brillo del billete verde, vuelven a recobrar protagonismo y desde marzo acumulan alzas que superan el 50%. Y la divisa estadounidense pasó de brindar seguridad a generar preocupación por lo que pueda suceder con ella a futuro.

¿Qué pasó en el medio?
Para ponerle piso a una crisis que, hasta hace unos meses atrás se comparaba con la de 1930, el gobierno de Estados Unidos se vio forzado a:

-Realizar una billonaria megaemisión de fondos, para salvar a bancos y empresas e inmunizarlos antes el virus de los activos tóxicos.

-A bajar la tasa de interés a valores cercanos a cero. Es decir, abaratar el precio del dinero para que éste fluya y reactive la economía.

Como resultado de éstas y otras acciones, se pudo parar con el diluvio, pero a costa de inyectarle a la divisa estadounidense una enorme debilidad y dejarla presa de una futura inflación que puede llegar a cifras alarmantes.

Los inversores lo saben y frente a este escenario toman nuevas posiciones. Se van de la moneda norteamericana y buscan refugio - ante la futura suba de precios - en las materias primas, que de por sí sirven para cubrirse de escenarios inflacionarios. Y es así como la mayor demanda impulsa al alza su cotización.

Por otro lado, el debate sobre si esta nueva suba en los valores será duradera o si se trata de una nueva burbuja ya está instalado.

Si uno sube, baja el otro
“La relación entre el crecimiento de las commodities y la baja del dólar fue inversa históricamente, y mientras uno sube el otro se debilita”, comentó Nicolás Bridger, economista de Prefinex.

El raid positivo de los principales productos agropecuarios se evidencia más notoriamente desde marzo, según un informe de la consultora Abeceb.com, a cargo de Dante Sica.

El trigo muestra un crecimiento en su precio del 18% y se encuentra próximo a los niveles de principio de año, mientras que el maíz creció casi 25% y recuperó el nivel de enero.

La vedette del campo, la soja, repuntó casi un 50% en tres meses y ya se encuentra un 27,5% por encima de los valores de principios de 2009.


En tanto, el petróleo, ha mostrado una evolución similar a la referida para los productos agropecuarios y ya recuperó el valor que mantuvo en el promedio de 2007. En lo que va de este año, se elevó más del 50 por ciento.

¿Burbuja o largo plazo?
Ante este nuevo escenario, iProfesional.com, consultó a una decena de expertos para conocer sus opiniones acerca de si este notorio incremento responde a maniobras especulativas de corto plazo, si se está gestando una incipiente nueva burbuja o, si por el contrario, los precios seguirán subiendo y dominarán el escenario futuro.

En primer lugar se refieren a un reacomodamiento del mercado. Por un lado, la demanda de estos productos, impulsada por China e India, parece sostenerse aún en tiempos de crisis. En tanto, su producción se ha visto estancada, al compás de la turbulencia internacional y los menores rindes, a causa de la sequía que afectó a vastas regiones productoras.

“Todo esto supone una menor oferta, afectando los stocks mundiales de ciertas commodities y, posteriormente, el encarecimiento de sus precios”, explicó Mariano Lamothe, economista de Abeceb.com.


Darío Epstein, de Research for Traders, sostuvo que en los últimos meses deben destacarse tres cosas: por un lado, se observa que el dólar se debilita y suben las commodities, al mismo tiempo que las empresas rearman sus inventarios y, finalmente, que China demanda más. En este contexto, materias primas agrícolas son las que tienen el mayor potencial de crecimiento a mediano plazo.

Marcos Wentzel, oficial de Negocios de Puentenet, resaltó que lo que está pasando no es una burbuja, sino que se trata de un rebote importante tras la fuerte caída que sufrieron a fines de 2008. “A medida que los datos económicos sigan siendo favorables, irán convergiendo a un precio real”, recalcó.

Juan José Vázquez, analista de Bull Market Brokers, destacó que cuando la economía comience a recuperarse aún con más fuerza, este incremento tenderá a ser mayor. Está ligado a un aumento en la compras de países emergentes, y las expectativas a largo plazo para ellos, que son positivas. “Lo más seguro es que la tendencia sea firme", enfatizó.


Juan Pablo Vera, Jefe de Análisis Financiero de Tavelli y Cía S.A., coincidió en que "hay una tendencia sostenida hacia la recuperación de las materias primas, atada a lo que suceda con la moneda estadounidense a mediano y largo plazo”. Además, "como los precios internacionales se fijan en esa moneda, es común que suban para evitar la pérdida de valor", explicó.

El refugio en las commodities ante la inflación
Es así como el reacomodamiento entre oferta y demanda es uno de los pilares que sustenta este marcado repunte. El otro viene dado por el duro camino que le tocará transitar al billete verde, acechado por un escenario inflacionario global que mantiene en vilo a los analistas locales e internacionales.

El economista Nouriel Roubini, quien predijo la crisis financiera que envolvió al mundo en los últimos dos años, fue categórico ayer al afirmar que tras la recuperación que se espera para finales de este año, o comienzos del otro, "la inflación en los Estados Unidos será una bomba de tiempo."

Y una gran mayoría de economistas locales también coinciden, en mayor o menor medida, con el vaticinio de Roubini.

En este sentido, Epstein afirma que el problema inflacionario no sólo afectará a la principal potencia, sino que será un tema preocupante a nivel global. Y justamente será esa la razón que impulsará el precio de las materias primas.

Fausto Spotorno, economista de Orlando Ferreres y Asociados, agregó que las variables que deberán ser muy tenidas en cuenta, de acá en más son: la expectativa de inflación creciente que hay para los Estados Unidos, y lo que ocurra con la tasas de interés de corto plazo que fije la Reserva Federal de ese país (FED). Cabe recordar que, en la actualidad, están cercanas a cero.

“Ante la suba de precios, una buena forma de cubrirse lo ofrecen las commodities. Todo apunta a un contexto futuro donde el componente inflacionario será un tema central, si se están volcando trillones de dólares para sacar a la economía del estancamiento", expresó el economista. Frente a ello, la compra de posiciones de activos que sigan, por ejemplo, a los alimentos, pasan a ser el nuevo refugio para los inversores.

"Ante la debilidad de la moneda estadounidense es normal que busquen protegerse en otros activos", explicó Javier Salvucci, analista de Silver Cloud. "El déficit fiscal americano y la emisión de deuda, siembran serias dudas sobre que sucederá con la divisa”, concluyó.

Para Sabrina Corujo, analista de Portfolio Personal:

-En un primer momento comenzó a darse como una recuperación especulativa, a partir del ingreso de fondos que entraron a este negocio

-En una segunda etapa ayudó un escenario internacional más positivo, que implicó una salida más rápida de la recesión y eso impactó en las commodities

-“Por último, la debilidad del dólar fogonea los precios , y como éstos cotizan en esa moneda, al debilitarse comenzaron a subir”, explicó.

Corujo añadió que las cotizaciones actuales indican que durante el segundo semestre del año comenzaría a transitarse la salida de la recesión. En su opinión, “los mercados se adelantan a la recuperación de la economía y no esperan que los datos de crecimiento sean un hecho en números”.

“Muchos habían salido del mercado de las commodities, favoreciendo el desplome por retracción de la demanda. Pero hoy vuelven por su atractivo”, enfatizó Jorge Todesca, director de Finsoport.

Proyeción para el 2009
El economista Mariano Lamothe, de Abeceb.com, explicó cual será el panorama 2009, para los distintos productos clave que produce el país:
http://www.youtube.com/watch?v=5Eze6dZ3vIQ

Cómo el inversor puede aprovechar la suba
Una alternativa con la que cuenta el inversor para capitalizar este nuevo ciclo es mediante la compra de los llamados ETF. Se denomina de esta forma a los “Exchange Traded Funds”, que son certificados que representan una cuotaparte de una “canasta” de activos.

Hace tiempo se convirtieron en un novedoso instrumento de inversión, pues permiten reproducir con un alto grado de aproximación el rendimiento de sectores específicos, como puede ser el de energía o el de materias primas.

Cuentan con cotizaciones intradiarias y pueden ser comprados y vendidos durante la rueda normal de operaciones, al igual que una acción de una empresa que cotiza sus valores en la bolsa. Las ventajas que ofrecen son su bajo costo y la diversificación del riesgo.

El mercado de ETF alcanza actualmente a u$s73 mil millones, según estimaciones del banco Barclays. El más importante de esos fondos es el United States Oil Fund (USOF), que se convirtió en primer inversor del NYMEX, el principal mercado mundial de materias primas y productos básicos.

Dentro de los mismos, existen varias posibilidades para invertir en granos: los que siguen sólo este sector, los que invierten en commodities que incluyen estos productos y los que cuentan con empresas vinculadas al agro dentro de sus carteras.

En la plaza porteña el canal idóneo son las casas de bolsa. Los rendimientos son los mismos que se obtendrían directamente con un banco internacional, más allá de alguna diferencia en las comisiones pactadas.

“La compra o venta es extremadamente simple y los montos mínimos son bajos, del orden de los u$s 5.000 y no se requiere permanencia mínima”, explicaron en Puente Hermanos.
© iProfesional.com

iProfesional.com - Argentina/17/06/2009

ISRAEL: Versión oficial del discurso del primer ministro, Biniamín Netanyahu

En el Centro Begin-Sadat de la Universidad Bar-Ilán

-
Ciudadanos de Israel,

La paz ha sido desde siempre el anhelo supremo de nuestro pueblo. Nuestros profetas legaron al mundo una visión de paz, nuestro saludo es un deseo mutuo de paz y nuestras oraciones concluyen pidiendo la paz.

Estamos reunidos aquí esta noche en un centro que lleva el nombre de dos pioneros de la paz, Menahem Begin y Anwar Sadat, y compartimos su visión.

Hace dos meses y medio presté juramento ante la Knéset al tomar posesión de mi cargo de primer ministro de Israel. Prometí en aquel entonces constituir un gobierno de unión, y así lo he hecho.

Consideraba que la unión nos era necesaria más que nunca, porque nos enfrentamos hoy con tres problemas gravísimos: la amenaza iraní, la crisis económica y la promoción de la paz.

La amenaza iraní aún está en pie en toda su gravedad. El mayor peligro para Israel, para el Oriente Medio y para el mundo entero consiste en la conjunción entre un Islam extremista y armas nucleares.

Conversé sobre ello con el presidente Obama en mi visita a Washington y hablaré también de este tema la semana próxima con dirigentes europeos.

Hace años que vengo actuando sin tregua para formar un frente internacional que se oponga a un Irán equipado con armas nucleares.

Frente a a la crisis económica mundial hemos actuado de inmediato para asegurar la estabilidad económica de Israel. El gobierno ha adoptado un presupuesto bienal y pronto lo someteremos a la aprobación de la Kneset.

El tercer problema importante al que hemos de hacer frente es el de la promoción de la paz. También de esto he hablado con el presidente Obama y apoyo firmemente la idea que él promueve de una paz regional. Comparto el anhelo del presidente de los Estados Unidos de entrar en una nueva era de reconciliación en nuestra región.

Con este mismo propósito me reuní con el presidente Mubarak en Egipto y con el Rey Abdala en Jordania, a fin de lograr el apoyo de estos dos líderes a los esfuerzos tendientes a ampliar el círculo de la paz.

Desde esta tribuna dirijo un llamamiento a los dirigentes de los países árabes y les digo: Encontrémonos, hablemos de paz y hagamos la paz.

Estoy dispuesto a reunirme con ustedes en todo momento. Estoy dispuesto a que sea en Damasco, en Riad, en Beirut, en cualquier parte. Y también en Jerusalén.

Exhorto a los países árabes a cooperar con los palestinos y con nosotros para promover la paz económica.

La paz económica no viene a sustituir a la paz política, pero sí es un factor de peso para alcanzarla.

Juntos podremos desarrollar proyectos que ayuden a superar las limitaciones de nuestra región, como la desalación del agua de mar, y a sacar partido de sus ventajas, como el aprovechamiento de la energía solar, o el tendido de gasoductos y oleoductos y vias férreas o carreteras para conectar a Asia con Europa y con Africa.

El éxito económico de los países del Golfo Pérsico ha impresionado al mundo entero y también a mí. Invito a los talentosos emprendedores del mundo árabe a venir aquí a invertir, para dar un impulso a la economía de los palestinos y a la nuestra.

Juntos podremos desarrollar parques industriales que crearán millares de empleos, y sitios turísticos que atraerán a millones de turistas, deseosos de hollar los senderos de la historia, en Nazaret y en Belén, en las murallas de Jericó y en las de Jerusalén, a la orilla del lago de Tiberíades y en el lugar del bautismo de Jesús en el Jordán.

Hay aquí un inmenso potencial arqueológico-turístico, que sólo está esperando que colaboremos para desarrollarlo.

Me dirijo a ustedes palestinos, nuestros vecinos, dirigidos por la Autoridad Palestina, diciendo: iniciemos negociaciones de inmediato, sin condiciones previas. Israel está comprometido a respetar los acuerdos internacionales y espera que todas las demás partes cumplan también sus compromisos. Deseamos vivir con ustedes en paz y en buen vecindario.

Deseamos que nuestros hijos y los hijos de ustedes no conozcan más guerras, que los padres, hijos y hermanos no tengan que llorar a sus familiares víctimas de las guerras, que nuestros hijos sueñen con un porvenir mejor y lo alcancen; que nosotros y ustedes invirtamos nuestras energías en hoces y rejas de arado y no en espadas ni lanzas.*

Conozco los horrores de la guerra. He participado en combates. He perdido a buenos amigos, caídos en el frente. He perdido a un hermano. He visto el dolor de las familias enlutadas. No deseo la guerra. El pueblo de Israel no desea la guerra.

Si nos damos las manos y trabajamos juntos en paz, no hay límite al progreso y al desarrollo que podremos traer a nuestros dos pueblos: en economía, en agricultura, en comercio, en turismo, en educación, y por encima de todo en la posibilidad de dar a nuestros jóvenes un lugar donde sea bueno vivir, una vida apacible, llena de interés y de creatividad, con un horizonte de oportunidad y con un horizonte de esperanza.

Si las ventajas de la paz son tan evidentes, cabe preguntar ¿por qué la paz está aún lejos de nosotros, pese a nuestras manos tendidas hacia a ella?

¿Por qué este conflicto se viene prolongando hace más de 60 años?

Para poner término al conflicto se debe dar una respuesta verídica y sincera a la siguiente pregunta: ¿Cuál es la raíz del conflicto?

En su discurso ante el Congreso sionista en Basilea sobre la visión grandiosa de un hogar nacional para el pueblo judío, dijo el iniciador del sionismo, Theodor Herzl: “Se trata de algo tan grande que debemos expresarlo sólo con las palabras más simples”.

Hoy me propongo hablar del gran reto de la paz en los términos más simples, cara a cara.

Aun si dirigimos nuestra mirada al horizonte, debemos asentar nuestros pies en el suelo firme de la realidad, de la verdad.


La simple verdad es que la raíz del conflicto fue y sigue siendo el rechazo a reconocer el derecho del pueblo judío a tener un país propio en su patria histórica.

En 1947, cuando se aprobó en la ONU el plan de reparto de Palestina entre un Estado judío y un Estado árabe, todo el mundo árabe rechazó la resolución, en tanto que la población judía la acogió con bailes y alegría.

Lo que los árabes rechazaban era cualquier Estado judío, con cualquier frontera.
Quien cree que el prolongado antagonismo hacia el Estado de Israel se debe a nuestra presencia en Judea, Samaria y Gaza, confunde causa con resultado.

Los ataques contra nosotros se iniciaron en los años veinte del siglo pasado, se convirtieron en ataque generalizado en 1948, al proclamarse la independencia, y continuaron con los ataques de los “fedayun” en los años 50, culminando en 1967, en vísperas de la Guerra de los Seis Días, con un intento de atarle una soga al cuello de Estado de Israel para estrangularlo.

Todo esto sucedió como cincuenta años antes de que el primer soldado israelí llegara a Judea y Samaria.

Para nuestra gran satisfacción, Egipto y Jordania se han retirado de este círculo de hostilidad. Los acuerdos de paz con estos dos países han puesto término a sus reclamaciones contra Israel y al conflicto con ellos; han traído la paz.

Lamentablemente, no es ésta la situación con los palestinos. Cuanto más nos acercamos a un acuerdo de paz con ellos, tanto más ellos se alejan de él. Vuelven a someter exigencias incompatibles con el deseo de poner término al conflicto.

Muchos son los que nos dicen que la retirada es la clave de la paz con los palestinos.
Pues bien, nos retiramos, pero lo cierto es que toda retirada nuestra trajo en pos de sí una gran ola de terror suicida y millares de misiles.

Intentamos retirarnos por acuerdo previo o sin él. Intentamos retiradas parciales y totales.

En el año 2000, y de nuevo el año pasado, Israel propuso una retirada casi completa a cambio del cese del conflicto y ambas veces sus ofertas fueron rechazadas.
Desocupamos la Franja de Gaza hasta el último centímetro, desarraigamos decenas de poblaciones y millares de israelíes y a cambio de ello obtuvimos una lluvia de misiles sobre nuestras ciudades, nuestros pueblos y nuestros niños.

La tesis según la cual la retirada traerá la paz con los palestinos, o cuando menos nos acercará a ella, no ha demostrado hasta ahora su validez.

Es más, el Hamás en el sur y el Hezbollah en el norte proclaman una y otra vez que su intención es “liberar” Ashkelón y Beer Sheva, Acco y Haifa. Las retiradas no han modificado la hostilidad.

Lamentablemente, incluso los palestinos moderados no han estado dispuestos hasta ahora a decir esta cosa tan sencilla: el Estado de Israel es el Estado nacional del pueblo judío y seguirá siéndolo en el futuro.

Para conseguir la paz se requiere valentía y rectitud por ambas partes, no sólo por parte de Israel.

Los dirigentes palestinos deben decir sin rodeos: “Estamos hartos de este conflicto. Reconocemos el derecho del pueblo judío a tener su propio país en esta tierra y nosotros viviremos a su lado en paz genuina.”

Anhelo llegar a ese día, porque cuando los dirigentes palestinos pronuncien estas palabras, se abrirá ante nuestro pueblo y el suyo el camino hacia la solución de todos los demás problemas, por arduos que sean.

Por ello la condición básica para poner término al conflicto es un reconocimiento público por los palestinos, vinculante y sincero, del Estado de Israel como Estado nacional del pueblo judío.

Para que tal declaración tenga significación real, se requiere también la aceptación clara de que el problema de los refugiados palestinos debe ser resuelto fuera de las fronteras del Estado de Israel, porque es evidente que el reasentamiento de los refugiados palestinos en Israel es incompatible con la existencia del Estado de Israel como Estado del pueblo judío.

Se debe resolver el problema de los refugiados palestinos, y se puede resolver, del mismo modo que nosotros lo hemos hecho, a una escala similar.

El diminuto Israel absorbió con éxito a cientos de miles de refugiados judíos de los países árabes, que abandonaron sus hogares con las manos vacías.

Por ello, la justicia y la lógica dictan que el problema de los refugiados palestinos debe ser resuelto fuera de las fronteras de Israel. Existe al respecto un consenso muy amplio en Israel.

Estoy convencido de que con buena voluntad, con inversiones internacionales, es posible resolver de una vez para siempre este problema humanitario.

Hasta aquí me he referido a la necesidad de que los palestinos reconozcan nuestros derechos. En seguida hablaré de nuestra necesidad de reconocer los derechos de los palestinos.

Pero antes, debo decir esto: Los vínculos del pueblo judío con la Tierra de Israel se prolongan a lo largo de 3500 años. Judea y Samaria, los lugares donce vivieron Abraham, Isaac y Jacob, David y Salomón, Isaías y Jeremías, no son tierra foránea para nosotros. Esa es la tierra de nuestros antepasados.

El derecho del pueblo judío a un país propio en la Tierra de Israel no deriva de la sucesión de catástrofes que se abatió sobre nuestro pueblo. Cierto es que durante dos mil años los judíos hemos conocido sufrimientos terribles, por causa de expulsiones, pogromos, calumnias, matanzas, sufrimientos que culminaron en el Holocausto, una tragedia sin parangón en la historia de los pueblos.

Hay quien dice que de no ser por el Holocausto, no habría nacido el Estado de Israel. Yo digo, en cambio, que si se hubiera fundado a tiempo el Estado de Israel, nunca se habría producido el Holocausto.

Las tragedias debidas a la indefensión del pueblo judío aclaran bien por qué nuestro pueblo necesita una fuerza de defensa soberana propia.

Su derecho a establecer su Estado aquí, en la Tierra de Israel, deriva de un hecho sencillo: ésta es la patria del pueblo judío y aquí es donde se forjó su identidad.

Como bien lo dijo el primer presidente del gobierno de Israel, David Ben Gurión, al proclamar la independencia: “En la Tierra de Israel se formó el pueblo judío, en ella se forjó su identidad espiritual, religiosa y política, en ella vivió su vida de soberanía estatal, en ella creó bienes culturales nacionales y universales y legó al mundo entero el eterno Libro de los Libros.”

Sin embargo también aquí hay que decir toda la verdad. En medio de los territorios de la patria judía vive hoy un gran núcleo de palestinos. No queremos dominarlos, no deseamos regir sus vidas ni imponerles nuestra bandera o nuestra cultura.

En mi visión de la paz, viven en nuestro pequeño país dos pueblos libres uno junto al otro, en buen vecindario y en respeto mutuo.

Cada uno tendrá su bandera, su himno y su gobierno propio, sin que ninguno de ellos amenace la seguridad o la existencia de su vecino.

Estos dos hechos, a saber nuestro vínculo con la Tierra de Israel y la población palestina que vive aquí, han creado profundas disensiones dentro de la sociedad israelí. La verdad es, sin embargo, que entre nosotros hay mucho más consenso que disensiones.

He venido esta noche a expresar este consenso, los principios de paz y de seguridad acerca de los cuales existe amplia conformidad de pareceres en la sociedad israelí y que son también los que guían nuestra política.

Esta política debe tomar en cuenta la situación internacional que se ha creado en los últimos tiempos. Debemos ser conscientes de esta situación, y a la vez mantener firmemente nuestra posición sobre los principios importantes para el Estado de Israel.

Ya he mencionado el primer principio: reconocimiento. Los palestinos deber otorgar un reconocimiento genuino a Israel como Estado del pueblo judío.

El segundo principio es desmilitarización. En todo arreglo de paz, el territorio que esté en manos de los palestinos deberá ser desmilitarizado, con sólidos arreglos de seguridad para Israel.

De no cumplirse estas dos condiciones, existe un fuerte temor de que a nuestro lado se establezca un Estado palestino armado, que se convierta en una base más de terror contra Israel, al igual que sucedió en Gaza.

No queremos que caigan misiles Kasam en Petaj Tikva o misiles Grad en Tel Aviv u otros misiles en el Aeropuerto Ben Gurión. Queremos paz.

Por lo tanto, para conseguir la paz hay que garantizar entre otras cosas que los palestinos no puedan introducir en su territorio cohetes ni misiles, ni constituir un ejército o tener un espacio aéreo cerrado ante nosotros, ni tampoco establecer alianzas con elementos tales como Irán o Hezbollah.

También respecto a este punto existe un amplio consenso entre los israelíes.

No se puede esperar de nosotros que de antemano aceptemos el principio de un Estado palestino, sin garantizar la desmilitarización de tal Estado.

En un asunto tan vital para Israel, debemos obtener ante todo una respuesta adecuada a nestras necesidades de seguridad.

Por ello pedimos hoy de nuestros amigos en la comunidad internacional, y en primer lugar de Estados Unidos, lo imperativamente necesario para la seguridad de Israel: un compromiso explícito de que en los arreglos de paz, el territorio bajo control palestino esté desmilitarizado, o sea sin fuerzas armadas y sin control del espacio aéreo, con una supervisión efectiva que impida la introducción de armas a ese territorio, una verdadera supervisión y no lo que ocurre actualmente en la Franja de Gaza. Y por supuesto, que los palestinos no puedan firmar acuerdos militares.

Sin ello, tarde o temprano tendremos otro “Hamastán”, y eso no podemos aceptarlo. Israel debe tener el control de su seguridad y de su propio destino.

Dije en Washington al Presidente Obama que si nos ponemos de acuerdo sobre el fondo, la terminología no será el problema. He aquí el fondo, que expreso aquí en palabras claras y límpidas. Si obtenemos estas garantías, de desmilitarización y de arreglos de seguridad necesarios para Israel, y si los palestinos reconocen al Estado de Israel como Estado del pueblo judío, estaremos dispuestos a llegar en un futuro acuerdo de paz a la solución de un Estado palestino desmilitarizado al lado de un estado judío.

En todos los demás puntos centrales que se debatirán como parte de un arreglo definitivo, nuestras posiciones son harto conocidas: Israel necesita fronteras defendibles, y Jerusalén, capital de Israel, seguirá unida, siempre preservando la libertad de culto de todas las religiones.

Los aspectos territoriales se discutirán en los arreglos definitivos. Hasta entonces no tenemos la intención de construir nuevos asentamientos o expropiar tierras para ampliar asentamientos existentes.

Sin embargo, se debe asegurar a los pobladores una vida normal, permitiendo a las madres y los padres criar a sus hijos al igual que cualquier familia del mundo.

Los pobladores de los asentamientos no son enemigos del pueblo ni enemigos de la paz. Son nuestros hermanos y hermanas, pioneros, sionistas y dotados de valores.

La unidad entre nosotros es esencial, y nos ayudará a reconciliarnos con nuestros vecinos. La reconciliación debe empezar desde hoy, mediante la modificación de la situación sobre el terreno. Estoy convencido de que una economía palestina fuerte reforzará la paz

Si los palestinos quieren tener paz, luchar contra el terror, reforzar la gobernabilidad y el imperio de la ley, educar a sus hijos en un espíritu de paz y cesar la incitación contra Israel, nosotros, por nuestra parte, haremos todo lo posible por permitirles libertad de movimiento y de acceso, para facilitar su vida y mejorar su bienestar. Todo ello ayudará a promover el acuerdo de paz entre nosotros.

Por encima de todo, sin embargo, los palestinos deben optar entre la vía de la paz y la vía del Hamás. La Autoridad Palestina debe imponer la ley y el orden en la Franja de Gaza y sobreponerse al Hamás. Israel no se sentará a negociar con terroristas que desean destruirlo.

El Hamás ni siquiera está dispuesto a permitir que la Cruz Roja visite a nuestro soldado secuestrado, Gilad Shalit, que está prisionero hace tres años, sin contacto con sus padres, su familia y su pueblo. Estamos comprometidos a devolverlo a su hogar, sano y salvo.

Con dirigentes palestinos deseosos de paz, con una participación del mundo árabe en la paz, con el apoyo de Estados Unidos y de la comunidad internacional, no hay razón para que no podamos allanar el camino de la paz.

Nuestro pueblo ya ha demostrado que es capaz de cosas increíbles. En sesenta y un años, mientras defendíamos día a día nuestra mera existencia, hicimos milagros.
Chips producidos en Israel controlan computadoras a través del mundo, medicinas israelíes traen remedio a enfermedades graves, sistemas de riego israelíes hacen florecer desiertos en todo el mundo e investigadores israelíes amplían los límites del saber humano.

Si nuestros vecinos se avienen a responder a nuestro llamamiento, también la paz estará al alcance de nuestra mano.
Me dirijo a los dirigentes del mundo árabe y a los palestinos diciendo: Continuemos juntos el camino emprendido por Menahem Begin y Anwar Sadat, por Itzhak Rabin y el Rey Hussein.

Hagamos realidad la visión del profeta Isaías que hace 2700 años proclamó en Jerusalén: “No alzará espada nación contra nación ni se adiestrarán más para la guerra”.

Con la ayuda del Todopoderoso, no tendremos más guerras, tendremos paz.
-
AURORA - Israel/17/06/2009

La experiencia argentina con el FMI es vista ahora como banco de pruebas

Argentina, considerada hasta hace poco como un gobierno "paria" por las medidas drásticas adoptadas tras la crisis del 2001-02, es vista de pronto como banco de pruebas sobre cómo estabilizar la economía en casos de crisis.

Londres, 17 jun (EFE) - Así lo señala hoy el diario británico "Financial Times", según el cual en medio de la actual recesión global, muchos gobiernos que tienen dificultades para cumplir las condiciones del FMI para su rescate sopesan si la solución argentina es mejor que la impuesta por ese organismo multilateral.

Argentina se ha visto apartada de los mercados internacionales por su decisión de no permitir al Fondo Monetario Internacional (FMI) supervisar sus cuentas públicas a pesar de haberle devuelto al organismo 9.500 millones que adeudaba en 2006.

Pero la crisis actual ha hecho que algunos países desarrollados y respetables se sientan de pronto, con sus altos niveles de deuda, un gasto público disparado y una menor solvencia internacional, un poco como ha debido de sentirse todos estos años Argentina, dice el periódico.

"Yo no me apresuraría a afirmar que no hay posible alternativa al FMI", afirma Aldo Caliari, del think-tank norteamericano "Center of Concern", citado por el Financial Times, quien elogia la solución que ha encontrado Argentina de crecimiento dirigido por la demanda y "targeting" de tipo de cambio.

Según el ex gobernador del banco argentino y ex funcionario del FMI Mario Blejer, la experiencia argentina indica que "en tiempos de crisis hay que hacer lo que haga falta con tal de sobrevivir".

Cuando los gobiernos de todo el mundo buscan soluciones "creativas" para superar la crisis, lo excéntrico casi es convencional, afirma Blejer, según el cual "ya no sabe qué es heterodoxo".

La crisis argentina ha demostrado que "los países pueden incurrir en impago sin que sea el fin del mundo", dijo al periódico un funcionario de un organismo financiero internacional.

Así, Ecuador anunció el año pasado una moratoria de su deuda de 3.900 millones de dólares.

Pero el problema es que Argentina no ha avanzado mediante la creación de condiciones estables para las inversiones, dice el FT, según el cual cuando los países de todo el mundo vayan saliendo de la recesión, tendrán que enfrentarse a los mismos desafíos.

Tendrán que elevar su competitividad mejorando las infraestructuras, la educación, la tecnología y la productividad de la fuerza de trabajo, algo que todavía no ha hecho Argentina, comenta el periódico.

Argentina tampoco ha llegado a un acuerdo con sus acreedores privados, que rechazaron en 2005 una reestructuración de la deuda , ni con el club de París de países acreedores.

El país latinoamericano prometió pagar el año pasado los 6.700 millones de dólares de atrasos que tenía con el club de París utilizando las reservas de su banco central, pero la crisis internacional dio al traste con ese plan.

Desde la declaración de insolvencia, el Gobierno de Buenos Aires "se ha aferrado a la excusa de la existencia de una emergencia económica para darse un mayor margen de maniobra".

Eso significa que Argentina incumple los contratos si hace falta, lo que aleja a los inversores, que consideran a ese país, junto a Venezuela, Ecuador y Bolivia, como "los malos" de Suramérica, agrega el FT.

Los problemas, dice el periódico, con "una fuga de capitales mayor que la esperada" y una caída de los ingresos fiscales, lo que significa, según el analista Luis Secco, que Argentina "está viviendo por encima de sus posibilidades".

Según Blejer, "no es importante en este momento tener un programa o un acuerdo con el FMI, pero sí normalizar poco a poco las relaciones financieras internacionales para conseguir otra vez acceso a los mercados de capitales y mejorar el flujo de fondos de otros organismos multilaterales".
-
-
Finanzas - España/17/06/2009

Se acerca la recuperación

Comienza a diluirse el pánico por la crisis global
-
Juan J. Llach
Para LA NACION
-
Los indicadores positivos de la economía mundial siguen predominando sobre las malas noticias y afianzan las perspectivas de una recuperación en el tercero o en el cuarto trimestre de 2009. Sus principales motores son las políticas monetarias, bancarias y fiscales expansivas en casi todo el mundo y el notable desempeño de la mayoría de los países emergentes.

Después de los seis meses de pánico iniciados en septiembre aquellas políticas empezaron a surtir efecto e hicieron renacer el apetito por el riesgo, llevando a las bolsas a subir más del 30% y empezando a mejorar gradualmente los balances de familias, empresas y bancos. El crecimiento de Asia y Africa y, en menor medida, la especulación impulsaron subas similares de las commodities . En los EE.UU. han repuntado la confianza de los consumidores y las ventas de casas nuevas y usadas y de bienes durables. Ya hay varios pronósticos de aumentos del PBI para el próximo trimestre, y bienvenido sea Paul Krugman al club de los optimistas.

El desempleo sigue aumentando, pero cada vez menos, y la producción de fábricas y servicios tiende a estabilizarse. La producción industrial de Japón y Brasil se recupera, y China, la India y parte de Africa siguen creciendo rápidamente. Por cierto, también hay señales negativas y peligros. La cantidad de bancos norteamericanos considerados problemáticos y las hipotecas fallidas están en niveles récord, el desempleo en los EE.UU. llegó al 9,4% y han subido con fuerza las tasas de interés hipotecarias y los rendimientos de los bonos del Tesoro. Esto último expresa expectativas de recuperación de la economía y también de más inflación, lo que es bueno en la coyuntura. Algunos especulan con que la Reserva Federal puede aumentar las tasas antes de fin de año, pero hoy no parece probable.

Pese a haberse desacelerado la caída del consumo, que incluso repunta en Alemania, los indicadores positivos son bastante más tenues en Europa. Se renuevan los temores de default , por ejemplo, de Latvia, y de un efecto dominó sobre otros países emergentes, empezando por Europa Oriental, aunque es casi seguro que esto sería evitado por acción conjunta del FMI y la Unión Europea. Rusia, en fin, continúa todavía en estado delicado.

Aunque el balance general indica que la recuperación se acerca, una cuestión diferente es cuál será su velocidad. El de-sempleo todavía alto y creciente y el empobrecimiento de los hogares, aun atenuado, llevarán a un aumento parsimonioso del consumo. La buena noticia es que con sólo subir un 1% en los países desarrollados se induce un incremento de 0,5% del PBI mundial, y si el consumo crece al mismo tiempo un 3% en los emergentes el impacto total en el PBI global es del 1%. Por ello, lo más probable es una recuperación lenta de la economía global en 2009 y más rápida en 2010, liderada por Asia y EE.UU. y con algún rezago en Europa. El principal enemigo por vencer, para entonces, será un bajo crecimiento con inflación relativamente alta, la temida estanflación vivida en la década del 70.

¿Llegará a la Argentina este renacido viento de cola? Lo más probable es que sí, porque también aquí hay indicios de que la economía está dejando de caer. Será, sin embargo, una recuperación distinta de la de principios de siglo, porque estará muy apoyada en el consumo. Si el clima no juega otra mala pasada, también la agricultura aportará lo suyo, pero desde niveles bajísimos, casi limitada a la soja y desaprovechando más que antes las oportunidades agroalimentarias que disfrutan a pleno Brasil, Paraguay y Uruguay.

La inversión, en cambio, crecerá lentamente y seguirá comprometiendo el desarrollo futuro. Es oportuno preguntarse, en este contexto, qué es el modelo que se dice plebiscitar el 28 de este mes. Sus pilares de otrora están muy deteriorados. El tipo de cambio alto ya no es lo que era y crecen las demandas de devaluación. La causa principal es una inflación que, si bien algo ha cedido por la recesión, fue en 2008 la decimosexta más alta entre 181 países. Lo propio ocurre con los "superávits gemelos". El fiscal está cayendo riesgosamente y el del sector externo se mantiene sobre todo por un derrumbe de las importaciones de bienes de inversión e insumos para el campo, la industria y los servicios. Además, los dólares comerciales así generados sólo hacen una visita de cortesía al país y se fugan luego raudamente.

Se castiga a los exportadores no devolviéndoles los impuestos. El Indec ha ampliado el radio de sus falsedades y no oculta sólo la inflación, sino también la recesión. El mercado de capitales languidece. La indigencia y la pobreza, cuya reducción fue un gran logro, han aumentado un 50% a causa de la inflación y alcanzan ahora al 10% y el 30% de las personas, respectivamente. La distribución del ingreso ha dejado de mejorar. En fin, el aumento de la inversión no llegó a muchos sectores y, por haberse basado en un consumo de capitales e inventarios mayor que el normal, el crecimiento neto del PBI entre 2003 y 2008 es bastante menor que el 8% oficialmente medido.

En estos años, los argentinos nos hemos consumido parte de las reservas de petróleo y gas, del stock ganadero y de la infraestructura de transportes y energía.

La crisis global y la sequía han jugado un innegable papel en los males que nos aquejan, pero su análisis objetivo muestra que ellos obedecen en mayor medida a los errores de las políticas oficiales. Por ello, lejos de tratarse de plebiscitar un modelo ya casi vacío de valor, la cuestión socioeconómica central que se decide en las elecciones es cómo se enmendarán tantos errores, cómo se retomará un camino de desarrollo genuino con menos inflación, más empleo, menos pobres e indigentes y que no hipoteque como hasta ahora el crecimiento futuro.

Ingredientes vitales para lograrlo son recrear la confianza de los argentinos en su futuro y el del país, aunque más no sea para evitar la fuga de capitales, y reconciliarse con el mundo, porque ya no es posible una vida económica normal obstinándose en un creciente aislamiento. Hay que lamentar que los discursos oficiales de campaña apunten en la dirección contraria, aunque se haya hecho trascender que los empresarios no deben preocuparse por ellos ni por recientes medidas, porque las diatribas serían sólo "para la gilada". Lamentable como es, tal falta de respeto al electorado difícilmente pueda convencer con sólo mirar el pasado reciente. Lo que el ciudadano debe decidir ante todo es cuál es el voto más adecuado para que la Argentina deje de desperdiciar tantas oportunidades y se encamine en un sendero, que está a su alcance ya mismo, de progreso económico y equidad social.
-
La Nación - Argentina/17/06/2009

Lula arremetió contra el Fondo, el Banco Mundial y los paraísos fiscales

intervención ante la 98ª Asamblea de la OIT
El presidente de Brasil, Lula da Silva criticó al Fondo Monetario Internacional (FMI) y al Banco Mundial, al tiempo que convocó a los sindicatos a adoptar una posición protagónica en la actual coyuntura.
Lula: “Ellos no midieron su riesgo y quebraron”

En "los años '80 y '90, el Banco Mundial y el Fondo tenían todas las soluciones para los países pobres", pero no advirtieron lo que ocurría en los países desarrollados y "cuando la crisis afecta a Estados Unidos, Japón y a Europa no tienen la menor propuesta para solucionarla", enfatizó Lula da Silva.
En su intervención ante la 98ª Asamblea de la OIT, el presidente brasileño reiteró su tesis de que la crisis es responsabilidad de los países ricos al decir que "ellos no midieron su propio riesgo y quebraron".
"No se puede convivir con un sistema financiero que especula con papeles y papeles sin generar un puesto de trabajo, sin producir un zapato, una camisa o una corbata", aseveró.
"No se puede convivir con paraísos fiscales", agregó desde Suiza, un país que figura precisamente en la lista gris de los paraísos fiscales de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), aunque sin citar ningún nombre.
Para Lula, éste es un momento "delicado" pero a la vez "muy precioso, tenemos que aprovechar este momento, no olvidar la crisis pero, a partir de ella, descubrir lo aquello nuevo que podemos hacer".
En vísperas de su participación en Rusia en la primera cumbre de los BRIC, que agrupa a cuatro potencias emergentes (Brasil, Rusia, India y China) señaló como un "efecto perverso" de la crisis que "los inmigrantes africanos, latinoamericanos y asiáticos que transitan por el mundo en busca de trabajo son vistos como responsables (de la crisis) en los países ricos".
errores. Por su parte, el presidente francés, Nicolás Sarkozy, hizo un llamamiento a establecer un nuevo orden social mundial y a no repetir los errores del pasado, aquellos de un "capitalismo que se volvió loco a fuerza de no someterse a ninguna regla".
"La regulación de la mundialización es la cuestión crucial", afirmó Sarkozy, quien agregó que quienes dicen que todo podrá seguir como antes cuando se resuelva la actual crisis económica y financiera "hacen un análisis totalmente suicida".
-
El Argentino - Argentina/17/06/2009

Irán en guerra interna: Que busca la operación "caballo de troya" contra Ahmadineyad

Explosión social en Teherán

No se trata de una ataque militar (como el que tienen agendado Washington y Tel Aviv contra las usinas iraníes), sino de una operación de guerra psicológica en el frente social que utiliza a la oposición "reformista" iraní como un caballo de troya para desgastar el poder de los ayatolas y deslegitimar el triunfo de Ahmadineyad en las urnas.
-
Informe especial IAR Noticias

-

Los patrones operativos son los mismos de siempre:
Sin que existan elementos de prueba ni comprobación objetiva, en el momento de ser confirmada la contundente victoria electoral de Ahmadineyad por el 63% de los votos, la prensa escrita, radial y televisiva de Europa y EEUU tituló: Fraude en Irán.

El candidato reformista, Mir Husein Musaví, segundo con el 32% de los votos, azuzó el frente interno llamando a "resistir el fraude" en las calles, mientras en las universidades, bastiones militantes de la clase media y alta reformista, se lanzaba la consigna "abajo el dictador" en relación al presidente constitucional de Irán reelegido en las urnas.

Los presidentes y funcionarios de las principales potencias sionistas de la Unión Europa comenzaron sus prédicas y acusaciones encubiertas mostrándose "preocupados" por las denuncias de fraude mientras (en el caso de Merkel y Sarkozy) pedían que las autoridades iraníes exhibieran mayor "transparencia" en los resultados del comicio.

En Washington, siguiendo la pulida estrategia del "yo no fui", Obama se mostró "dolorido" (por el "fraude") pero dijo que era una cuestión que deberían "resolver los propios iraníes".

No obstante, y tratándose de Irán, un gigante islámico que controla la llave de paso del 40% del petróleo mundial, permanentemente agendado para un ataque militar por EEUU e Israel, la Casa Blanca y sus socios europeos (todavía) siguen guardando cierto recato y dejan que los derrotados "reformistas" y los gurcas sionistas de la prensa internacional actúen por ellos.

La maquinaria (desestabilizadora) y el clima de "protesta popular" contra el "fraude" se terminó de redondear el lunes con los grupos de militantes opositores creando caos y actos de vandalismo que dejaron siete muertos en Teherán.

De esta manera se cerró el círculo de la operación golpista con sus cuatro actores principales: El "fraude", la "protesta popular", los muertos y la presión internacional para obligar al gobierno de Irán suspender las elecciones.

El plato está servido para que los servicios de inteligencia estadounidenses y europeos (principalmente británicos), infiltrados en las usinas "reformistas" de la universidad y de los medios de comunicación iraníes, completen el escenario para hacerle perder el control de la situación al régimen de los ayatolas.

La misma táctica operativa ya la utilizaron (y la siguen utilizando) en los golpes y revoluciones "naranja" en los ex países soviéticos, la aplicaron en Birmania, lo siguen instrumentado en el Tibet, y la repiten cíclicamente cada vez que hay que desestabilizar (utilizando los procesos electorales) a algún país del eje Rusia-China-Irán que se plantan contra la hegemonia imperial USA-UE, y se constituyen como el otro frente de la guerra energética en Eurasia y Medio Oriente.

No se trata de una ataque militar (como el que tienen agendado Washington y Tel Aviv contra las usinas iraníes), sino de una operación de guerra psicológica en el frente social que utiliza a la oposición "reformista" iraní como un caballo de troya para desgastar el poder de los ayatolas y deslegitimar el triunfo de Ahmadineyad en las urnas.

Concretamente de eso se trata la nueva operación en Teherán: Utilizar el caos y las protestas violentas en las calles para quebrarles la gobernabilidad, la estabilidad económica y la paz social al gobierno de Ahmadineyad y al régimen de los ayatolas.

El eje sionista USA-UE ya tiene causa y bandera para su maniobra interna contra la reelección de Ahmadineyad, y no va a dejar pasar la oportunidad para desestabilizarlo "desde adentro".

Bien analizado, Irán es una pieza central del tablero de la "guerra fría" donde en forma progresiva las potencias centrales van delineando una tercera guerra mundial intercapitalista por la supervivencia y los recursos estratégicos que se acaban en el planeta.

Con el petróleo y los recursos de supervivencia en el centro, Irán (al igual que Ucrania, Georgia, Bielorrusia y el resto del espacio post-soviético) son piezas de un tablero estratégico de disputa intercapitalista (guerra fría) que tiene como protagonistas centrales al eje Rusia-China-Irán, de un lado, y al eje Washington-Unión Europea, del otro.

Y como ya es histórico en sus modus operandi, del lado de las "protestas contra el fraude" en Irán se encuentran Washington, la Unión Europea, la ONU y toda la parafernalia de organizaciones de "derechos humanos" controladas por la CIA, a través de las cuales el eje sionista estadounidense-europeo "legitima" denuncias internacionales y realiza operaciones diplomáticas para voltear gobiernos que no responden a su estrategia en Asia y Europa del Este.

Las protestas y los movimientos de caos planificado y desestabilización callejeros tras comicios electorales (Georgia, Ucrania y Bielorrusia) fueron organizados por ONGs financiadas y dirigidas por Washington utilizando las redes económicas de la CIA canalizadas a través de la USAID (Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional), según informes de la inteligencia rusa expuestos en el parlamento moscovita.

La maniobra fue ensayada en Georgia (2003) y Ucrania (2004) con las denominadas "revoluciones naranja" o "revoluciones de terciopelo", y otros tantos intentos se probaron con Kazajstán, Azerbaiyán, Uzbekistán y Bielorrusia, donde no pudieron obtener los resultados esperados.

Como ya se ha revelado a través de la historia, la maquinaria internacional EEUU-UE, durante todos esos procesos, intentó sustituir a líderes nacionalistas ex soviéticos por otros "más democráticos" aliados de "occidente", como fue el caso de Yushenko en Ucrania, cuya campaña fue alevosamente financiada y dirigida desde el Departamento de Estado norteamericano, por su propia esposa, que trabajó como asesora de Bush.

En esa línea, se inscribió la "rebelión de los monjes" de septiembre de 2008 en Birmania (ferozmente abortada y reprimida por la junta militar birmana), en el sudeste asiático, para desestabilizar y derrocar a la junta militar aliada de Rusia y de China, utilizando, como ya se hizo en Asia y Europa del Este, "revueltas populares" que piden "democracia" y "derechos humanos" a tono con reclamos de EEUU y la Unión Europea en la ONU.

Y esa misma táctica, con patrones operativos casi calcados, es la que hoy están utilizando en Irán para desestabilizarle el país a los ayatolas, debilitarlo a Ahmadineyad y descalificar su triunfo electoral, y solidificar el "frente reformista" pro-occidental enemigo del régimen teocrático.
-
La operación "caballo de troya"

Como ya lo han revelado diversos informes de medios y analistas de EEUU y Europa, el plan militar contra Irán contiene una fase de "plan de desestabilización social" mediante el cual la CIA y las agencias estadounidenses y británicas vienen operando un "frente interno" de oposición que abreva en los sectores "reformistas", tan enemigos o más enemigos de los ayatolas que las propias potencias sionistas.

Reportes árabes, europeos y norteamericanos, han señalado una infiltración creciente de la CIA entre los sectores iraníes "reformistas" con la finalidad de abrir una cuña de consenso social para una intervención armada norteamericana "liberadora" contra el gobierno y el régimen de los ayatolas, calificado por EEUU e Israel como exportador de "violencia y terrorismo".

En Irán, por ejemplo, la idea de combatir al "régimen violento" de los ayatolas prende en los sectores "reformistas" conducidos por el ahora ex presidente Jatami, que cuenta con respaldo mayoritario entre las clases medias, la universidad y los medios de comunicación iraníes, no así entre los sectores de la clase baja mas pobre y desprotegida (la mayoría de la sociedad iraní) que votaron masivamente por Ahmadineyad.

Para tener en claro como se desarrollan los hechos en Irán hay que partir de un principio: No hay un solo Irán sino que existen "dos Irán".

El primer Irán, islámico confesional, marcadamente antisionista, anti-Israel y anti-EEUU, se representa en el Estado y en el gobierno de los ayatolas que controlan con mano de hierro los dos enclaves estratégicos del poder iraní: la economía y las fuerzas armadas y de seguridad.

El segundo Irán se representa en el sector de los "reformistas" (un segmento de la sociedad formado en la ideología "liberal" y en las pautas de la sociedad de consumo capitalista occidental) cuyo emergente social y su ideología "occidentalizada" son incompatibles con el fundamentalismo religioso del régimen teocrático de los ayatolas.

El primer Irán está en guerra contra Israel y EEUU, y el segundo quiere fusionarse con a la "civilización occidental" y negociar pautas de convivencia con Israel y EEUU.

Como concepto central hay que precisar que el "Irán reformista" es tan o más enemigo del "Irán fundamentalista" como lo son Israel y EEUU.

Esta es la razón central que explica porqué las clases medias y altas "reformistas" iraníes son el natural elemento de infiltración de las potencias sionistas para derrocar a los ayatolas y a su gobierno hoy conducido por Ahmadineyad.

En ese escenario, y como complemento del plan militar, el proyecto estratégico de EEUU, Israel y las potencias sionistas aliadas, no gira alrededor de la destrucción de Irán, sino alrededor del fin de régimen de los ayatolas.

Y no hay que confundirse: La guerra de los ayatolas y de los halcones conservadores contra los "reformistas" no es solamente politico-electoral.

En esencia, los "reformistas" plantean la creación de un "nuevo Irán" exactamente en las antípodas de los valores ideológicos y religiosos del régimen teocrático que controla la administración de la republica de Irán.

Eso los convierte en columna vertebral del proyecto de desestabilización montado en las protestas contra el "fraude".

Y cuyo desenlace todavía no está claro.

-
IAR Noticias/17/06/2009

Hamás quiere un estado palestino con fronteras establecidas en 1967 y Jerusalén como capital

Asegura líder de Hamás, en una rueda de prensa en la que compareció junto a Carter
-
El dirigente del grupo terrorista Hamás, Ismail Haniye, quien hoy se entrevistó con Carter en Gaza, afirmó que "si existe un proyecto realista para resolver la causa palestina con el establecimiento de un estado en los territorios ocupados en 1967 y con plena soberanía, lo apoyaremos".

"Estamos intentando hacer avanzar el sueño de tener nuestro propio estado independiente con Jerusalén como su capital", aseveró Haniye en una rueda de prensa en la que compareció junto a Carter, quien hoy visitó la franja palestina.

Las declaraciones de Haniye se producen después de que el pasado domingo el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, dijera que aceptaría la creación de un estado palestino, por primera vez desde que asumió el cargo a finales de marzo.

El jefe del Gobierno israelí condicionó, no obstante, el establecimiento de ese estado a que esté "desmilitarizado" y reconozca a "Israel como estado judío", además de reiterar que Jerusalén deber seguir siendo "la capital indivisible de Israel".

La práctica totalidad de las iniciativas de paz, así como las resoluciones internacionales, piden al Estado judío que se retire a las fronteras previas a la Guerra de los Seis Días de 1967, para permitir el establecimiento de un estado palestino en los territorios tomados por Israel en la contienda.

Esos territorios son Cisjordania, Gaza y el Este de Jerusalén.

Carter declaró por su parte en la rueda de prensa que la base para resolver el conflicto palestino-israelí debe ser "una solución de dos estados con Jerusalén como capital compartida", en alusión a la aspiración de los palestinos de establecer en el este de la ciudad santa la capital de su estado.

Entre otros temas debatidos por Haniyeh y Carter figuró la situación del soldado israelí Guilad Shalit, capturado hace tres años por Hamás y otras dos milicias palestinas en una base próxima a la franja.

Preguntado sobre este asunto, Haniye manifestó: "Estamos alentando las conversaciones para alcanzar un canje honorable de prisioneros en un acuerdo con Israel".

Hamás exige a cambio de la liberación del joven militar israelí la excarcelación de 1.450 palestinos presos en cárceles de Israel.
-
AURORA - Israel/17/06/2009

Un ejemplo valido: los cincuenta años de Prensa Latina

Frida Modak *
-
México - En este año en el que se celebran los 50 del triunfo de la Revolución cubana el primero de enero de 1959, se festeja también, en estos días, el cincuentenario de Prensa Latina que es, de por sí, toda una institución debido a sus características y trayectoria.

La creación de la agencia noticiosa Prensa Latina surgió ante la necesidad de la Revolución de dar a conocer su realidad, tergiversada por Estados Unidos desde un comienzo.
El entonces Primer Ministro Fidel Castro y (Ernesto) "Ché" Guevara concibieron la idea de invitar a periodistas e intelectuales latinoamericanos a informarse por sí mismos y eso dio origen a la Operación Verdad, que tuvo como sede el Hotel Riviera. De ese encuentro nació Prensa Latina.
Su primer Director fue el periodista argentino Jorge Ricardo Masseti, junto a quien estuvo su compatriota, el escritor y periodista Rodolfo Walsh, y con ellos, como corresponsal en Naciones Unidas, en Nueva York, Gabriel García Márquez, quien después trabajaría en la agencia en su sede central en La Habana.
Masseti regresó tiempo después a su país, donde creó el Ejercito Guerrillero del Pueblo, fue herido en un combate con el ejército argentino y se internó en una zona boscosa, donde presumiblemente murió.
Walsh también regresó a la Argentina. Su obra literaria tiene importantes textos testimoniales y como periodista denunció a las dictaduras de su país.
En marzo de 1977 fue emboscado por un pelotón del ejército en las calles de Buenos Aires. Pretendían detenerlo vivo, él se resistió, hirió a sus atacantes y éstos lo mataron, se llevaron su cuerpo y nunca lo han entregado.
Walsh había escrito el día antes una Carta Abierta a la junta militar, denunciándola por sus crímenes.
Así, desde su origen, Prensa Latina ha contado con los periodistas e intelectuales más destacados no sólo de América Latina, sino que al proyectar su acción informativa a nivel mundial sus colaboradores provienen de una gran cantidad de países, especialmente del llamado Tercer Mundo, lo que le da a sus artículos de opinión, reportajes y noticias una amplitud que no tienen el resto de las agencias noticiosas.
Algunos movimientos políticos, en los momentos más álgidos de sus luchas, crearon agencias noticiosas que sirvieron para mostrar el otro lado del conflicto, como sucedió en América Central.
Lamentablemente esas experiencias no perduraron y la realidad está indicando cuán necesario es contar con medios alternativos estables y autosuficientes.
Hoy se busca controlar la información para frenar los efectos sociales de la crisis financiera mundial que ha hecho quebrar a numerosos diarios, estadounidenses especialmente.
Al mismo tiempo, hay una embestida contra los gobiernos que están realizando cambios favorables a sus pueblos y, por lo tanto, tocando poderosos intereses.
Por ese motivo no sólo se procura tergiversar sus acciones sino que se propicia la intervención foránea y algunos, disfrazados de defensores de la libertad de prensa, piden que se adopten medidas en el plano internacional para impedir que puedan defenderse los gobiernos que son objeto de campañas desestabilizadoras.
Esto corre a parejas con los intentos del Pentágono, uno de los poderes reales de Estados Unidos, de controlar el uso de la red de Internet para terminar con la enorme importancia que ha adquirido como medio de información y organización de movimientos contrarios a los grupos hegemónicos.
En este contexto, la experiencia de Prensa Latina constituye un importante punto de referencia
Las agencias noticiosas surgieron como tales a mediados del siglo XIX y hoy las hay de distintos tipos, internacionales y nacionales, como así también de variadas tendencias, generalmente ligadas a grupos de poder económico de los países de los que proceden.
Prensa Latina surgió como agencia para rescatar la verdad de Cuba y de una corriente de pensamiento que era censurada y tergiversada y ha experimentado importantes transformaciones.
La agencia llegó a tener unas 40 oficinas en distintos países.
Luego vino el período especial, como se denomina a la etapa posterior al colapso del campo socialista y, como está sucediendo actualmente con muchas empresas a raíz de la crisis financiera internacional, Prensa Latina no pudo recibir ayuda gubernamental.
Superado ese momento difícil ya tiene 25 oficinas funcionando y en proceso de apertura una en El Salvador.
También han diversificado sus actividades, tienen una vicepresidencia comercial y han incursionado en radio y televisión, hacen revistas para instituciones de otros países que les solicitan los temas de su interés, ellos los desarrollan y entregan las publicaciones impresas. De esta manera han establecido un régimen de autofinanciamiento.
El ejemplo de Prensa Latina demuestra que sí es posible, además de necesario, crear medios alternativos.
-
(*) Periodista chilena radicada en México.
-
Bolpress - Bolivia/17/06/2009

inSurGente II

El debate, continuo y necesario

El poder popular, el PSUV, el problema de los medios de comunicación, la inexistencia de un programa político orientador, la necesidad de una dirección colectiva, el problema de los logros sin “tocar un pelo a la burguesía”, la falta de formación ideológica, los medios de comunicación social y las organizaciones populares, la ausencia de organizaciones populares revolucionarias, el papel necesario de los intelectuales, "ha llegado el momento de 'renacionalizar' la industria petrolera y otras grandes sectores productivos", la creación de un ejército popular, “nos decimos socialistas pero somos capitalistas”, la batalla sindical, el grave error de Chávez, la lucha de clases dentro del proceso…
-
Hagan clic en el titular para acceder a los vídeos
-
inSurGente/Aporrea/17/06/2009

ESCARBANDO en LQ Somos

No será posible hacer sobrevivir al Capitalismo
-
"Es, pues, evidente que la burguesía ya no es capaz de seguir desempeñando el papel de clase dominante de la sociedad ni de imponer a ésta, como ley reguladora, las condiciones de existencia de su clase. No es capaz de dominar porque no es capaz de asegurar a su esclavo la existencia ni siquiera dentro del marco de la esclavitud, porque se ve obligada a dejarlo decaer hasta el punto de tener que mantenerlo, en lugar de ser mantenida por él. La sociedad ya no puede seguir viviendo bajo su dominación; lo que equivale a decir que la existencia de la burguesía es, en lo sucesivo, incompatible con la de la sociedad "
Marx-Engels

-
Hasta ahora muchos filósofos se han dedicado a “renovar” palabrerías sobre el mundo... de lo que se trata es de transformarlo. Ha de saberlo Myung-Hyun Lee del Comité organizador para el Congreso Mundial de Filosofía, cuando afirma que “…espera tener reflexiones renovadas sobre la naturaleza, alcances y funciones de la Filosofía en una era de creciente multi-culturalidad, globalización y tecnificación científica 3 ”. Si tal “era”, como parece, se refiere a la “era” del Capitalismo es lógico y urgente convocar a pensar el futuro, lo nuevo, lo diferente… lo opuesto a esta máquina de crimen y devastación que amenaza a la humanidad con destruirla y destruirlo todo. Ojalá que “renovador” no signifique “resucitador”, que “reflexiones renovadas” implique búsqueda de lo nuevo y no implique cirugía cosmética gatopardista de filósofos especialitas en “renovar al mudo” para renovar sus contratos. Porque es absolutamente cierto que, sin triunfalismos ni simplismos, urgen praxis renovadas (y renovadoras) revolucionarias, para que quede claro, de una vez por todas, que lo único nuevo, posible, es el Socialismo. El salto cualitativo de la humanidad que se pertenecerá a sí misma y no a los explotadores. ¿O estarán planeando otra “tercera vía”?

“La historia de todas las sociedades hasta nuestros días es la historia de las luchas de clases”
La agonía del Capitalismo, aun prolongada, es tan irreversible que no es posible, ni para los filósofos más complacidos, con los mejores intentos, imaginar o encontrar un solo argumento honesto que pueda defender la historia, los hechos concretos y los estragos de un sistema económico y social basado en la corrupción y el robo. Lo que alguna vez fue un sistema con fuerza revolucionaria capaz de sacar al mundo del periodo medieval es hoy un sistema decadente que sólo es capaz de sobrevivir a fuerza de esclavizar, explotar y degenerar a la especie humana. Y para sobrevivir el Capitalismo invertirá cuanto tenga a mano así ponga en riesgo la existencia misma del planeta. Así tenga que comprar filósofos que lo alienten en su lecho agónico. Uno no pude ser ingenuo. “Lenin y Trotsky, por el contrario, decían que no existe la crisis final del Capitalismo, en el sentido de un colapso automático del sistema. Si se le deja a su merced, el sistema capitalista siempre encontrará una salida, aunque con un coste terrible para la clase obrera y la civilización humana.4”

Nos amenaza la barbarie con su “lógica” modelo imperio: si el Capitalismo no tiene salida nada tendrá salida. Hay que recordar a Irak. A los filósofos burgueses les gusta soñar con la “paz” de las reformas sin sobresaltos. Se ilusionan, o quieren ilusionarnos, con la idea de un Capitalismo humanizado sin esa “violencia” de los “resentidos sociales”, sin odio de clases, sin divisiones entre “hermanos”. Se hacen fantasmagorías con la reconciliación de las clases. Hacen fraseología sobre la “paz” social, sin perder o frenar la productividad ni la rentabilidad burguesa, con cambios “humanistas”, poco a poco, graduales y sin aspavientos… retóricos del reformismo, la inconsistencia teórica y política, la crítica a los métodos revolucionarios y la defensa de la “democracia burguesa” sin importar su grado de putrefacción.

No pocos filósofos andan por el mundo sembrando, todavía, la desconfianza de los sentidos, las mayéuticas mercantiles de sus metafísicas fetichistas, sus idealismos como demiurgos fatalistas y la “subjetividad” como fábrica del cosmos sospechoso… por mencionar unos cuantos. Todo para sostener la alienación en sus modalidades más estrambóticas. Todo para mantener vivas las palabrerías rentables usadas como credo “ilustrado” que ayuda a esconder la miseria, la degeneración y los muertos en un sistema devastador y corrupto por definición. Los ricos pagan por eso fortunas.

¿Qué es lo nuevo? ¿Qué es lo renovado? Habrá que ver en este Congreso cómo se elude el “novedosismo” de los filósofos con aspiraciones prestidigitadoras.¿Será que quieran algunos hacer pasar por “renovada” la producción actual en un mundo en crisis de sobreproducción donde sólo puede comprar el 20 % de los habitantes… será que nos presentarán una solución renovada al problema del Trabajo y el empleo, los sueldos, las condiciones laborales, serán, acaso, ideas nuevas para relaciones obrero-patronales justas, des-alienadas? ¿Se renovarán los servicios, la agricultura y industria manufacturera? ¿Se renovará algo en materia de explotación de materia prima y mano de obra? ¿Hay algo renovable en el Capitalismo? Ya veremos qué defienden los filósofos burgueses. Lo tienen difícil, ni duda. En cualquier caso todo lo que pretenda hacer sobrevivir al Capitalismo y hacer sobrevivir las ilusiones sobre alguna forma de sobre-vida burguesa deberá ser debatido a la luz de los datos más concretos sobre la realidad económica, política e ideológica de la humanidad a estas horas. Toda filosofía alienada que pretenda pasar por encima, debajo, al lado, indiferente o mística respecto a las calamidades más desesperantes que explotan y esclavizan a la humanidad, acompañará irremediablemente al Capitalismo hasta la tumba… y se irá con él. Nueva sería un filosofía actualizada y potenciada al servicio de la transformación del mundo en manos de los trabajadores. Nuevo sería un sistema social capaz de emerger dialécticamente de las fuerzas organizadas hacia el socialismo con los trabajadores del mundo unidos. Por ejemplo.

Un Filosofar renovado sólo es posible si se pone en claro que el sistema capitalista no es eterno. Que el pensamiento fabricado a su servicio caduca y languidece. El desempleo ahora es una perspectiva que asedia y representa la moralidad de los explotadores. Las burguesías creen todavía que pueden convencer a los trabajadores de que el sistema de "libre empresa" es el único y mejor sistema posible, precisamente cuando miramos cómo fallece. Inventan incluso Congresos de Filósofos y, a veces, alquilan a poetas famosos para organizar y amenizar las charlas más complacientes con el “mercado neoliberal”. Como en México con Octavio Paz. El Capitalismo será incapaz, según pase el tiempo y según maduren las luchas en su contra, de satisfacer incluso las necesidades más básicas, es decir, empleo, salario digno, hogar, educación y salud, jubilación, control de los ecosistemas… El Capitalismo se desplomará de un momento a otro, en unos meses, en unos años, su muerte es inexorable. Fenecerá por una suma de factores no milagrosos. Lo nuevo en el horizonte de los pueblos es el Socialismo. Hay que ayudar, colegas filósofos, a hacerlo visible.

Los Filósofos deben pensar en lo costosa que es para la humanidad la agonía del Capitalismo. Es decir deben pensar cómo piensan los trabajadores del mundo unidos. El Capitalismo ha desarrollado la economía mundial anárquica y de guerras internas que prepara las condiciones para una recesión devastadora. Tarde o temprano. La agonía del sistema capitalista como las epidemias, adquirirá un carácter más general y severo, irá de un continente a otro a la velocidad de la luz, devastando comunidades, regiones y países enteros. Esa es la imagen de una agonía en un espejo del mundo no muy lejano. ¿Se quedaran sin palabras los filósofos?

Filosofar con los pies en la tierra, en la historia y en sus cambios. Ya tiene doscientos años de historia del Capitalismo, ya dejó su sello en todo el periodo y afectó a las relaciones entre las clases y a la conciencia de cada clase. Una historia de sangre, obscenidad y guerras, un periodo de lucha de clases tormentoso, que cambió decididamente la historia de la humanidad y puso en riesgo grave la supervivencia de la especie humana… varias veces. Esta agonía es lenta hay que ser cautos, ya otros alguna vez defendieron la idea de la crisis final del Capitalismo. Pensaron que el Capitalismo colapsaría, “automáticamente” debido a sus propias contradicciones sin tomar en cuenta que papel trascendental deben jugar las luchas campesinas y obreras en ese cambio. Por eso es de importancia extraordinaria lograr que el Capitalismo sea derrocado por la clase obrera. La historia no se resolverá mágicamente sólo porque existan más pobres, más crisis o más rebeldías… es falso aquello de “cuanto peor mejor” la historia podrá cambiar porque la lucha de clases nos permite entender la necesidad de la organización, la conciencia socialista y la construcción de una dirección correcta hacia la revolución permanente. Y no hay de otra.

El Capitalismo agoniza y la autoridad que disfrutaron los filósofos en otro tiempo se desvanece exponencialmente porque, entre otras razones, muchos pensadores han sido incapaces de entender su composición de clase, la han escondido o traicionado o han sido veleidosos que se niegan a entender que “todo lo que sube tiene que bajar”. La dialéctica de la historia. Porque muchos filósofos dejaron de cultivar la pasión por la verdad en el seno de las mejores luchas humanas y se abandonaron a los escarceos más mercenarios con la burguesía. La explotación ha aumentado en todos los países, los capitalistas anhelan extraer toda la plusvalía posible a los trabajadores… esa es la base de la producción capitalista y eso genera injusticias, crímenes, hurto degenerado y un malestar creciente que refleja un síntoma de la debilidad patente y latente de todo el sistema.

Los Filósofos han de tomar posición porque la agonía del Capitalismo entró en una fase de destrucción vigorosa, marcada por las guerras y un periodo de gran inestabilidad y entró en un largo periodo de declive, que no sigue una línea recta. Hay periodos breves de recuperación y tiene sus peculiaridades. El Capitalismo tiene bajo nivel de desarrollo de la producción, una gran burocracia estatal y crisis destructora de las fuerzas productivas. El futuro del Capitalismo es la pobreza, la deuda, el hambre y el analfabetismo, una caída del nivel de vida. Todo esto confirma que el Capitalismo se encuentra en un declive manifiesto de maneras diversas. “La prolongación de la agonía del Capitalismo, amenaza con socavar la cultura y la civilización humana, o incluso el futuro de la humanidad. La tecnología que puede ser una amenaza para la existencia de nuestras especies (la guerra química y biológica, ingeniería genética, energía nuclear…) está en manos de multinacionales irresponsables; la destrucción del planeta por la sed de beneficios de los monopolios; la degradación del medio ambiente —el aire que respiramos, el agua que bebemos, la comida que comemos— se lleva a cabo en nombre del beneficio. Las desenfrenadas actividades del imperialismo provocan una guerra tras otras. Todos estos fenómenos —tomados en su conjunto— ponen un gran signo de interrogación no sólo sobre el futuro de un sistema socioeconómico que ha logrado sobrevivir a sí mismo, sino también sobre el futuro de nuestro planeta 5”. Y muchos filósofos, trabajadores de la filosofía, no se atreven a tomar su lugar al lado de los trabajadores.

Hace falta que los filósofos como trabajadores del pensamiento eleven la calidad de su trabajo y contribuyan a desarrollar el Socialismo. Hace falta que los filósofos entiendan el Socialismo Científico desde, sus propias luchas como trabajadores de la filosofía y contribuyan a expresarlo en el seno de las luchas obreras y campesinas del mundo entero para que se beneficien con las mejores herramientas de la ciencia filosófica. No habrá Socialismo capaz de llegar automáticamente a la victoria. Es necesario un método y su correcta aplicación, será necesaria la orientación marxista a cada momento y una organización, desde abajo, capaz de inspirar y desarrollar la confianza más garantizada entre las masas luego de haber fraguado con la praxis una experiencia y una dirección inteligente, audaz, creativa y no sectaria. Pero un método revolucionario implica, sin oportunismos, muchas cosas, según se den los momentos y las circunstancias… según se presente el correlato de fuerzas en conflicto. No se debe tener miedo a ninguna herramienta consensuada desde abajo y pertinente con un programa revolucionario ni en el parlamento ni en la insurrección. Hay que ser muy dúctiles en la organización y muy rigurosos en los principios científicos del socialismo.

El Socialismo sólo teórico es ridículo y peligroso. El método revolucionario que puede llevar al proletariado a la conquista del poder no puede despreciar ninguna herramienta pero ha de estar atento evitar toda solución que no asegure la construcción concreta del poder en manos de los obreros y los campesinos y la organización del partido revolucionario nuevo.

Es preciso entender y explicarnos entre todos, con la máxima claridad, de qué manera, en qué terrenos, con qué alcances, riesgos y posibilidades se presenta la lucha de clases a cada minuto. Es inexcusable construir la solidaridad revolucionaria de las masas, romper toda esperanza en la supervivencia del Capitalismo, toda ilusión sobre el arrepentimiento de los explotadores "democráticos". Es imprescindible la educación de cuadros de filósofos revolucionarios, es indeclinable la crítica dialéctica y científica contra la “cultura” burguesa, el “arte” burgués, la opinión publicada por el stablishment en sus mass media, el “sentido común” (es decir la moral burguesa), aprovechar lo mejor para superarlos y es absolutamente necesario ser capaces de mostrar, un temple y una disciplina implacables y creativos para encontrar, hombro con hombro, al lado de los trabajadores, una solución razonada para cada problema que se presente a la construcción del Socialismo. Es preciso trabajar al lado de las capas más combativas del proletariado y aprender a mirar críticamente, con su sensibilidad, las condiciones objetivas de la lucha de clases y corregir lo que sea necesario para recuperar el desarrollo de la humanidad. De lo contrario el filósofo será un inútil a la revolución.

Una clave para los filósofos es contribuir con los trabajadores del mundo a dar el “salto cualitativo” hacia la construcción de un partido desde abajo, partido alegre, entusiasta, fresco, renovador que inspire confianza entre personas solidarias y comprometidas, entre compañeros que debaten diferencias y fortalecen fraternalmente sus coincidencias… un partido pleno de futuro con estrategias y tácticas, capaz de plantear perspectivas con firmeza teórica y prueba práctica. Un partido dispuesto a mejorar las condiciones de vida con una economía ideada, planificada y controlada por los trabajadores mismos. Un partido como el que, hasta hoy, no se ha visto.

Si el sistema todo ha de transformarse, así sea con ritmos que aun no conocemos, elijamos que se transforme hacia lo mejor posible. No repitamos los errores. Ni los horrores. Preparémonos eludir todas las ideas y prejuicios que no colaboren a construir la seguridad en nosotros mismos y nuestra independencia del ser y pensar burgués agonizante. La conciencia de las masas, en más de una actividad, puede transformarse en 24 horas si las condiciones nos lo exigen. Pero eso no ocurrirá milagrosamente. Y ningún filósofo comprometido con la humanidad, en serio, puede hacerse el sordo. Nuestro desafío mayor radica en mirar el terremoto con antelación y preparemos, confiando en nuestras propias fuerzas, para sobrevivirlo mientras ideamos la creación de un mundo mejor. Socialista pues. En última instancia, la viabilidad de cualquier sistema socioeconómico que podamos crear, dependerá de que seamos capaces de impulsar los medios de producción. De que estén en manos de los trabajadores. Si logramos controlar eso, con un programa socialista, habremos dado un paso vital.

Filósofos del mundo, no todo se reduce a la economía. Claro que no bastará con transformar los medios y la propiedad privada sobre ellos, habrá que transformar las formas en que nos relacionamos, las relaciones de producción, para desaparecer de nuestras vidas y cabezas la imagen del “patrón”, del “dueño” del sistema que nos exprime, nos inhibe, nos amedrenta, nos silencia y nos frena la creatividad… derrotar toda alienación, desaparecer todo autoritarismo en las aulas, las fábricas, las sobremesas y las sábanas…y junto con el cambio de las relaciones impulsar el cambio de la cultura, los hábitos, los gustos… mejorarlos pues para que mejorándolos nos hagamos mejores personas, mejor especie. No es imposible.

Muchos filósofos han sido capaces de absorber, de manera correcta, es decir en la práctica directa, las ideas y métodos fundamentales del marxismo pero muchos han vivido, demasiados años, asilados en los cubículos y los pasillos, en las aulas y en las bibliotecas, como intelectuales pequeño burgueses incapaces de la critica, o de auto-critica, incapaces de poner la ciencia al servicio de la revolución socialista. Muchos filósofos le temen al marxismo sin saber por qué y muchos lo desconocen inexplicablemente. Pero cada filósofo debe saber que la Filosofía no necesariamente atrajo a todo lo mejor de la intelectualidad científica. No están entre las filas de los filósofos los hombres y mujeres mejor preparados dedicados a servir sinceramente a la causa de la Filosofía para transformar al mundo. Hay burócratas y burros cuya ignorancia e irracionalidad traicionan todo espíritu de “amor al saber”. Hay una cantidad no pequeña de filósofos que carecen de formación científica en materia política y carecen de experiencia en las luchas campesinas y obreras que les permitiera adquirir una verdadera comprensión marxista. Una compresión de la Filosofía para transformar al mundo no sólo para contemplarlo.

Cargamos el lastre burgués de un sistema social que también ha sometido a la explotación a muchos filósofos, como a todos los trabajadores… cargamos un lastre ideológico burgués que impide comprender la dialéctica y el papel del filósofo como un trabajador también alienado. Muchos filósofos esconden su ignorancia, su orfandad de método filosófico socialista, tras la palabrería formalista de la “lógica” más conveniente al quietismo de algunas universidades y no pocos centro de investigación. Muchos filósofos sienten que es impertinente, que no les pertenece, luchar políticamente como filósofos concientes de su fuerza de trabajadores organizados. Son individualistas y desconfían hasta del universo. Han sido educados y sometidos, por ejemplo, a los designios del formalismo lógico para las conductas políticamente correctas, los programas académicos laboralmente correctos, la estética decorativamente correcta, la epistemología sin política, sin economía… sin rebeldía, sin lucha de clases. “Tal formalismo es una característica del pensamiento burgués, y sobre todo de los intelectuales formados en la universidad. Es la base de la lógica formal. Este método consiste en la elaboración de una hipótesis más o menos arbitraria, basada en un puñado de datos seleccionados y después se intenta justificar la hipótesis con una nueva aportación de cualquier dato que pueda corroborarla. Este método es conocido por los estudiantes de posgraduado que tienen que defender una tesis doctoral. El aspecto positivo de este método es que a menudo arroja nuevas e interesantes ideas o iluminan las teorías ya existentes. Pero el aspecto negativo, es que pueden llevar a conclusiones equivocadas y arbitrarias, lo que identificamos como sofistería. Por cada tesis doctoral que lleva a nuevo descubrimiento, hay cien que se pueden arrojar al cubo de basura 6.”

Hay filósofos que ignoran lo que es una lucha por sus derechos y desconocen en la práctica lo que significa la solidaridad con quienes luchan por el Socialismo. No ven que se trata del episodio más importante en las centurias más recientes, no ven la dialéctica de la historia, no ven que se muere un sistema asesino y que nace una humanidad conciente y dueña de sus fuerzas… una humanidad que quiere desarrollarse plenamente. Creen que es una “tendencia” un capricho de sectas, una movida de grupúsculos… y no ven que se trata del ascenso de la humanidad.

Muchos filósofos son incapaces de ver que viene a galope tendido, a lomos de la historia, de un continente a otro, la revolución Socialista. Viene bajo la dirección de los trabajadores, con su dirección objetiva y subjetiva. Muchos no la ven venir por que no pueden o no quieren. Pero este Congreso Mundial de Filosofía está obligado a hacerla visible. O será nada.

Es obligación de un Congreso con esta envergadura poner en su lugar las incertidumbres viejas, demostrar lo ocioso que son muchas de ellas y dar lugar a la urgencia de cuestionar esta sociedad producto dialéctico de la historia humana. Es su obligación ¿Hay quién objete? preparar las energías para esos futuros acontecimientos que irán apareciendo según emerja el Socialismo en todo el mundo. Este congreso debe pensarse como espacio para pensar la transición dialéctica plena de contradicciones acumuladas: pensar críticamente la desigualdad social y la insolencia burguesa que vive entre privilegios injustos e ilegales, pensar el costo brutal de la plusvalía, pensar la desfachatez de las jornadas laborales; pensar la inseguridad laboral; pensar el ataque sistemático a las organizaciones de trabajadores; pensar la concentración obscena del capital y el poder degenerado de los monopolios y las empresas. Pensar el papel de los gobiernos parásitos responsables de endeudamientos delirantes, pensar la reducción del gasto público, la defraudación de los sistemas de bienestar, vivienda y salud; pensar la extorsión y el terrorismo fiscal contra los más pobres y el perdón legalizado a impuestos que no pagan los ricos... Pensar las degeneraciones del gusto, la estética de la miseria, la violencia psicológica contra niños y adultos, la marginación y la persecución, la degradación cultural y la mansedumbre por terror cotidiano. Pensar para no quedarse pensando y pasar a la acción de inmediato, pensar como una acción práctica que transforme al mundo de inmediato. Pensar la praxis, en praxis, para la praxis. O sea, pensar en movimiento. ¿O dirán que nada de esto es asunto de la Filosofía? ¿O dirán que son temas tangenciales? ¿Qué es tendencioso, que abordar esos temas politiza la Filosofía? ¿Qué hay que hablar del Ser en abstracto sin hablar del ser humano en concreto?

Este Congreso ha de tener en claro el momento transicional en que aparece y habrá de poner en claro que el Capitalismo no es eterno, ni divino. Que es imperativo comenzar a pensar en colectivo, y sin exclusiones, cómo vivir, trabajar, pensar y actuar de manera diferente sin el peso demencial del Capitalismo y lo fácil que será vivir, pensar, trabajar y actuar sin miedo a la represión, sin miedo la violencia de los empresarios y sus gobernantes pagados para sofocar la libertad de los pueblos. Qué fácil será organizarnos para nuestro bien colectivo si no estamos amedrentados permanentemente. Este Congreso, en horas de transición, deberá abordar el pensamiento hacia el Socialismo y la cronología de la humanidad hacia sus transformaciones más profundas. La Revolución Permanente.

Para eso será necesario un Congreso con Filósofos que no se escandalicen con la transformación que emprenden los pueblos desde abajo y harán falta filósofos que no sean cómplices de la explotación capitalista de la esclavitud o la servidumbre. Filósofos capaces de entender y enriquecer el pensamiento ante el hecho extraordinario de cambiar las monstruosidades del Capitalismo que ni es eterno, ni es inmutable. Que es preciso el cambio y que ya se gestan en las entrañas de la historia los embriones Socialistas que son testimonio vivo, que cambiará, transformará todo hasta en los aspectos más imperceptibles. El Capitalismo entró en una fase de decadencia terminal, que puede durar cierto pro que mientras dure las consecuencias negativas de su sobre-vivencia pesarán sobre la humanidad de manera amarga. Aun con destellos de vida relativa no mejorarán las contradicciones, a cambio se exacerbará el paisaje de degeneración y barbarie. Ya se ven los signos de las fases que amenazan al mundo con catástrofes terribles.

Como las hambrunas, como las epidemias, como las invasiones para saquear materias primas y mano de obra.

Este congreso que convoca a pensar de manera renovada lo nuevo deberá estar en guardia contra la tribu mediocre de Filósofos profesionales y aduladores a sueldo, que tratará de llenar con salivas reconciliadoras de clase, cualquier perspectiva de cambio profundo. Es preciso prepararse contra la cooptación del Congreso (si no es que ya está cooptado) por parte de sabihondos de biblioteca que no sólo ignoran el ascenso del Socialismo sino que lo combaten y que combaten, como pueden y donde pueden, cualquier preparación de la vanguardia proletaria, luchan contra la creación y formación de cuadros además calumniar a diestra y siniestra el pensamiento más avanzado que se ha puesto al servicio de la revolución de los pueblos: el marxismo.

Este congreso ha de saber que la muerte del Capitalismo conlleva batallas de tipo muy diverso y también momentos de calma relativa. Calma engañosa siempre. Este congreso, que llama a pensar lo nuevo, es, a su modo, preludio de una batalla nueva y ha de saber que los filósofos del Socialismo no se duermen en la calma, que éste llamado a pensar lo nuevo comporta las tareas de entrenarse, limpiar y velar las armas, convocar y organizar a filósofos nuevos, mejorar todas los medios y modos de comunicación y logística… en fin prepararnos para ofrecernos sin reservas y ganar las batallas próximas. Estar al lado de los trabajadores, como trabajadores, acelerando en lo posible el fallecimiento del Capitalismo, para construir junto a los campesinos y los obreros, la victoria del Socialismo.

Presenciamos un periodo de la historia del Capitalismo lleno de crisis convulsivas sin precedentes, en todo el mundo, eso hace sonar el toque de difuntos por este sistema económico y social de opresión y explotación que la inmensa mayoría de los seres humanos no resiste más. Es este un momento de tránsito donde lo viejo no termina de morir y lo nuevo no termina de nacer… Y ya que, con su deceso, el Capitalismo dejará muchos beneficios a la especie humana ¿por qué no le damos a su muerte, organizados y fuertes, una ayudadita? Al fin y al cabo muchos no derramaremos ni una sola lágrima
-
LQSomos. Fernando Buen Abad. Junio de 2009.
-
Rebelión/Fundación Federico Engels/Universidad de la FilosofíaI
-
-
1 The XXII World Congress of Philosophy from July 30 through August 5, 2008 http://www.wcp2008.or.kr/Schedule.htm
2 (El Manifiesto Comunista, Marx y Engels, pág. 50, editado por la Fundación Federico Engels). http://www.engels.org/Frontal/mani.htm
3 “… we hope to have renewed reflections on the nature, scope, and function of philosophy in an increasingly multicultural, globalized, and techno-scientific age”
-
LQSomos/17/06/2009

Locations of visitors to this page